Skip to main content

Patrocinado por:

Práctico

¿El seguro declara tu coche siniestro? Ahora tienes estas opciones

Venta Dodge Challenger SRT Hellcat siniestro

Un coche es siniestro total cuando el coste de reparación supera entre el 75% y el 100% del valor venal del mismo (te lo explico todo a continuación)

Momento dramático donde los haya: sufres un accidente de tráfico y la aseguradora lo declara siniestro. Tienes unos días de duelo, pero luego toda afrontar la realidad y decidir los siguientes pasos. ¿Qué hacer con un coche siniestrado? En este práctico te damos algunas opciones. 

Antes de entrar en materia, es importante aclarar qué significa que una compañía aseguradora declare un coche siniestro total. Esta decisión viene determinada por los baremos o las condiciones establecidas por cada aseguradora en función de aspectos tan importantes como el valor venal del coche o la antigüedad del mismo. 

El valor venal de un coche indica el valor de venta del vehículo en el momento de producirse el siniestro. Es decir, es el precio al que se podría vender el vehículo en el momento en el que se produce el accidente. Está íntimamente relacionado con la antigüedad del coche: cuantos más años tenga éste, menor será su valor venal.

En base a esto, se dice que un coche es siniestro total cuando el coste de reparación supera entre el 75% y el 100% del valor venal del mismo. Este porcentaje variará en función de lo que tengamos firmado en la póliza.

¿Qué hacer con un coche siniestrado?

Los abogados de Legalcar explican que, en caso de que el siniestro se haya producido como consecuencia de una imprudencia tuya,  tendrás que hacerte cargo tú de la reparación. Pero si se demuestra que la responsabilidad es de otro conductor involucrado en el accidente, tu compañía de seguros está obligada a asumir la reparación de tu coche. 

Al protagonista de este vídeo la información de este práctico le va a venir genial...

Ahora bien, ¿qué pasa cuando el coste de la reparación justifica la declaración de siniestro total?

Estás son tus opciones:

  1. Aceptar la cuantía que ofrece la compañía. A muchos conductores les parece injusto la cuantía recibida por su vehículo, pues no les permite comprar uno nuevo.
    Si tu vehículo se encontraba en buen estado, con poco kilometraje, entre otras variables, puedes solicitar el valor de afección, este es un plus que se le puede agregar a la indemnización que puede ser del 10 al 30% del valor venal del vehículo.

     
  2. Reparar el coche. Puedes solicitarle a la compañía la cuantía que le corresponde al mismo de valor venal y justificar la reparación del vehículo. Esto es lo que se suele hacer cuando el conductor tiene un mecánico de confianza que le hace un presupuesto más ajustado o que ha visto que puede conseguir piezas de segunda mano a un mejor precio.
     
  3. Vender el vehículo por tu cuenta. Si consideras que vendiendo el coche por tu cuenta vas a obtener más de lo que te ofrece el seguro, estas en todo tu derecho de hacerlo, solo debes comunicárselo a tu compañía de seguros.

 

 

Lecturas recomendadas