Skip to main content

Reportaje

Motor

Cinco motivos para comprar un coche híbrido en 2022 y dos para no hacerlo

Cinco motivos para comprar un coche híbrido en 2022 y dos para no hacerlo

Muy recomendable para la ciudad

En esta época de transición hacia la electrificación total, los coches híbridos se han convertido en la opción más interesante, porque suponen lo mejor de dos mundos: los vehículos tradicionales y los eléctricos. Hoy queremos mostrarte cinco motivos para comprar un coche híbrido en 2022 y dos para no hacerlo.

La tecnología híbrida ha evolucionado mucho desde que empezó a generalizarse su uso a mediados de la década de los 2000. Primero, fueron los motores híbridos convencionales. Más tarde, llegaron los híbridos enchufables y, más recientemente, han surgido los llamados Mild-Hybrid o microhíbridos.

 7 coches híbridos que llegan en 2022 y son una gran compra

Las ventajas de la tecnología híbrida son numerosas, pero, principalmente, han permitido a los fabricantes reducir significativamente las emisiones de CO2

En esta ocasión, nos vamos a centrar en los coches híbridos convencionales, es decir, los híbridos no enchufables, en los que el motor eléctrico interviene en apoyo del motor de combustión, pero no impulsa el vehículo, salvo en determinados momentos y por poco tiempo.

Cinco motivos para comprar un coche híbrido: etiqueta ECO

Cinco motivos para comprar un coche híbrido en 2022 y dos para no hacerlo

Una de las razones para comprar un coche híbrido en 2022 es lucir la etiqueta ECO. Esto es importante para acceder a algunas zonas de tráfico restringido, como Zonas de Bajas Emisiones, que ya existen en ciudades como Madrid, Barcelona o Bilbao, y que serán obligatorias a partir de 2023 en todos los municipios de más de 50.000 habitantes

De momento, aunque las ZBE estarán reguladas por el ayuntamiento de cada municipio, solo quedarán fuera de ellas los vehículos más contaminantes, aquellos que no entran en la clasificación medioambiental de la DGT y, por tanto, no tienen etiqueta. 

Pero, lo más probable es que, en el futuro, las restricciones se vayan endureciendo, afectando a todo vehículo que no cuente con ninguna electrificación.

Además, la etiqueta ECO tiene numerosas ventajas, como la exención del impuesto de matriculación, descuento en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) en algunas comunidades autónomas y aparcamiento libre en zonas de estacionamiento regulado en todos los protocolos de contaminación, excepto en el escenario 5, además con 50% de descuento en el pago.

Eficientes en ciudad

Cinco motivos para comprar un coche híbrido en 2022 y dos para no hacerlo

Otra ventaja de los coches híbridos y que motivan su compra es que son muy eficientes en ciudad. Gracias al sistema híbrido, el motor eléctrico interviene en muchos momentos cuando más conviene, es decir, cuando hay más tráfico, atasco, numerosas paradas y arranque… 

Eso hace que el motor de gasolina actúe menos y, en consecuencia, gaste menos combustible. Y, lógicamente, las emisiones de partículas nocivas también son inferiores. 

Precisamente, el ahorro de combustible es uno de los argumentos más determinantes en estos momentos en los que el precio de los carburante está por las nubes, superando ya los dos euros por litro. 

Ahorro en mantenimiento

Cinco motivos para comprar un coche híbrido en 2022 y dos para no hacerlo

Relacionado con lo anterior, el menor consumo de combustible conlleva también una reducción de la huella de carbono. Pero, además, supone la minimización de los costes de mantenimiento.

Esto se debe a que los coches híbridos no cuentan con algunos componentes que sí están presentes en los vehículos con motores de combustión y que deben ser reemplazados a su debido tiempo. Por tanto, a mayor simplicidad, más barato es el mantenimiento. 

Gran valor residual

Cinco motivos para comprar un coche híbrido en 2022 y dos para no hacerlo

Otro argumento a favor de los coches híbridos es que tienen un alto valor residual. Los coches pierden rápidamente su valor. La devaluación afecta a la mayoría de vehículos, pero no tanto a los híbridos, los cuales son capaces de conservar su valor de reventa de una forma más efectiva que sus homónimos con motores térmicos tradicionales.

Este tipo de vehículos son casi inmunes a la devaluación, debido a las ventajas y soluciones que aporta en cuanto a movilidad eléctrica. Según Toyota, los híbridos conservan un valor residual, como mínimo, de un 4% superior al de un coche con motor térmico tradicional.

Fáciles de conducir

Cinco motivos para comprar un coche híbrido en 2022 y dos para no hacerlo

El quinto motivo para comprar un coche híbrido en 2022 es su facilidad de conducción y confort acústico. El uso de dos motores, gasolina y eléctrico, de manera casi imperceptible, redunda en un gran confort acústico. 

Pero, lo más interesante es que son coches muy fáciles de conducir, dotados de un cambio automático muy suave, adaptado al vehículo para obtener la mayor eficiencia posible. El conductor solo tiene que pisar el acelerador y el freno y estar pendiente de lo que ocurre alrededor

Dos razones para no comprarlo: consumo en autovía

Cinco motivos para comprar un coche híbrido en 2022 y dos para no hacerlo

Una de las pegas que se pueden hacer a un coche híbrido es su consumo en carretera. Donde se saca el máximo partido a un híbrido es en la ciudad. En los entornos urbanos, los consumos son bajísimos, pero, cuando se sale a carretera o autovía, el consumo puede ser igual que en un coche de gasolina convencional, aunque también intervenga el motor eléctrico.

Si vas a conducir mucho por autovía, el coche híbrido ya no es tan ventajoso. Quizá, sería más recomendable contemplar la opción de un diésel. 

Precio alto

Cinco motivos para comprar un coche híbrido en 2022 y dos para no hacerlo

Un coche híbrido es claramente más caro que otro equivalente con motor de gasolina, aunque son más baratos que los híbridos enchufables. 

Esto te obligará a tirar de calculadora y comprobar si sale rentable la compra de un híbrido en relación con el kilometraje anual que hagas. De todas formas, si conduces a menudo por ciudad, la diferencia de precio se amortiza.  

Y además