Skip to main content

Prueba

Coche eléctrico

Prueba Skoda Enyaq Coupé RS iV: el peso de asociar ciertos apellidos a un eléctrico

Prueba Skoda Enyaq Coupe RS iV
Aunque llamativo, este color le queda muy bien al Skoda Enyaq Coupé RS iV
Nota

8,0

A Skoda seguro que le sale bien la posibilidad de reposicionar la marca con el Enyaq. Pero el apellido RS no lo puede llevar cualquiera

Prueba Skoda Enyaq Coupe RS iV. Los cambios de paradigma son un tremendo reto, pero también una enorme fuente de oportunidades. Y buena prueba de ello es lo que le está ocurriendo a Skoda con el lanzamiento de su primer coche eléctrico: el Enyaq.

Y es que, según datos aportados por la marca checa, lo del Skoda Enyaq puede calificarse como una "historia de éxito". Traducido en cifras contantes y sonantes: desde que fuera lanzado el año pasado, se han entregado más de 50.000 unidades a nivel global, han conseguido superar los 115.000 pedidos y en el 70% de ellos el cliente ha optado por la versión de batería de 80 kWh.

Para continuar con esta senda de éxito, la marca checa lanza ahora la variante deportiva Skoda Enyaq Coupé, con un coeficiente aerodinámico Cx optimizado con respecto a la versión normal de tan solo 0,234. Ello le permite, además, ganar entre 10 y 15 km más de autonomía hasta alcanzar un mínimo de 540 km (WLTP).

Prueba Skoda Enyaq Coupé RS iV
Interior del Skoda Enyaq Coupé RS iV

Diseño e interior

Visto de frente, el Skoda Enyaq Coupé RS iV presenta muchas similitudes con el Enyaq normal, hasta el punto de que si no te fijas en destacados detalles, no notarías la diferencia.

Ahora bien, visto de perfil, las diferencias son evidentes, principalmente por la caída del techo que le da ese toque coupé. Un aspecto que se ve reforzado por un diseño del frontal y la zaga más agresivo, a lo que se suma los tiradores de las puertas en el mismo color de la carrocería, el techo de cristal de serie y llantas de 19'', que, por cierto, me gustan mucho.

Prueba Skoda Enyaq Coupé RS iV llanta
Detalle de las llantas del Skoda Enyaq Coupé RS iV.

En el caso de la versión Skoda Enyaq Coupé RS hay que sumar lo que la marca checa denomina Crystal Face (frontal de cristal), esa parrilla con cientos de cristales que se iluminan, todo un guiño al legado del cristal de Bohemia.

Además, el Skoda Enyaq Coupé RS cuenta con un frontal aún más agresivo, la inserción de las siglas RS en el lateral, llantas de 20 o 21 pulgadas, con carenado parcial.

En lo que respecta al interior, el Enyaq Coupé no presenta diferencias estructurales con respecto de la versión normal: pantalla de la instrumentación de 5,3'' y un gran display de 13'' para el sistema de infotainment.

En este vídeo puedes ver el aspecto exterior e interior del Skoda Enyaq Coupé RS iV.

VIDEO

VÍDEO: El Skoda Enyaq Coupe RS iV por fuera y por dentro

Cabe destacar que en el caso del Skoda Enyaq Coupé RS iV, hay dos selecciones de diseño interior exclusivas: RS Lounge: los asientos están tapizados con microfibra Suedia y presentan ribetes de color lima y costuras que contrastan con el negro de los asientos, además de incluir tiras decorativas con efecto de fibra de carbono en el salpicadero y en los revestimientos de las puertas.

El otro acabado exclusivo es RS Suite, en el que las fundas de los asientos son de cuero perforado y presentan ribetes y costuras grises, que también se encuentran en el volante deportivo multifunción, que contrastan con el color negro del cuero.

En cuanto al volumen del maletero, el Skoda Enyaq Coupé RS cubica 570 litros, sin olvidar multitud de huecos portaobjetos repartidos por todo el habitáculo.

Motor y consumos

La gama Skoda Enyaq Coupe cuenta con dos tamaños de batería y cuatro niveles de potencia, que se mueven entre los 132 kW y los 220 kW de la variante RS, y tracción trasera o integral.

En el caso del Enyaq Coupé RS, que es el que he probado, la batería es de 82 kWh, la potencia –como indicaba anteriormente– asciende hasta los 220 kW (295 CV), un par inmediato de 460 Nm que le permite alcanzar una velocidad máxima (autolimitada) de 180 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos. 

Prueba Skoda Enyaq Coupe RS iV silueta
Visto de perfil el Skoda Enyaq Coupé RS tiene un aspecto general muy proporcionado.

En cuanto al consumo oficial homologado del Skoda Enyaq Coupé RS iV es de 16,3 kWh/100 km, con lo que la autonomía queda fijada –según datos de la marca checa– en 478 km.

Como referencia, un modelo casi rival con estilo coupé como es el Mustang Mach-E (337 CV y 565 Nm, y tracción trasera) cuenta con una autonomía de hasta 600 km.

Comportamiento dinámico

Ha llegado del momento de pasar de los números sobre el papel a la práctica real, y lo cierto es el lugar elegido para esta primera toma de contacto, Grosseto, en el norte de Italia y a medio camino de Florencia y Roma, no sé si es el lugar idóneo para ello.

Y es que no es solo por la forma de conducir de nuestros amigos italianos (de rally), sino sobre todo por el pésimo estado de unas carreteras (incluidas las autovías) que, además de estrechas y muy reviradas (esto sí mola) tienen un firme completamente deformado (esto no mola tanto, a mi espalda aún menos).

Pero no nos pongamos la venda antes de la herida. Al fin y al cabo el recorrido comienza por tramos urbanos, en los que el firme es correcto y la chapuzas de diseño infraestructuras –muy parecidas a las de nuestra querida España– se suplen con un sistema de infotainment que, además de estar a la última gracias a las actualizaciones over-the-air, funciona de maravilla y te saca de muchos apuros.

Aunque lo mejor, sin duda, es el head-up display de realidad aumentada: minimiza el estrés cuando no sabes dónde andas y hacia dónde vas, se ve de maravilla y es claro e intuitivo.

Prueba Skoda Enyaq Coupé RS iV dinámica trasera
Imagen dinámica trasera del Skoda Enyaq Coupé RS iV.

Sea como fuere, tras el tramo suave por ciudad nos adentramos por autovía para ver de lo que es capaz el Skoda Enyaq Coupé RS, y lo cierto es que en línea recta, modo Sport activado y dándole zapatazo al acelerador este coche eléctrico responde sin contemplaciones, y te aporta un rayo de luz a pesar del día gris que ha amanecido... y los 2.255 kg de peso total. Una sílfide precisamente no es...

El problema –a ver, problema, lo que se dice problema no es, sino una cuestión de expectativas– es cuando llegan las curvas. Y eso que tenía unas ganas tremendas de meterlo en el que se supone que es su hábitat natural: tramos revirados.

Entre que el firme en algunos tramos no es que esté mal sino que es sumamente peligroso como vayas un poco lanzado y que el Enyaq Coupé no puede obviar las leyes de la física –altura y peso– por muchas siglas RS que lleve, la experiencia dinámica no es el del todo la esperada.

Prueba Skoda Enyaq Coupé RS dinámica cenital
Al Skoda Enyaq Coupé RS iV le gustan las curvas, pero con buen firme.

Por no andarme por las ramas, al tren de rodaje del Skoda Enyaq Coupé RS no le gusta el firme bacheado. Circular con esta mole de más de dos toneladas a cierta velocidad es una mala experiencia para conductor y pasaje, que se moverán como una lavadora vieja.

Esperaba que se agarrara más en los giros, que en los cambios de apoyo no tuviera un tren trasero tan juguetón (sin buscarlo). 

Aun así, hay que tener claro que las dimensiones del conjunto juegan un papel crucial para que las sensaciones dinámicas no sean las mismas que al volante de un Skoda Octavia RS, pero pensaba que sería similar al del Skoda Kodiaq RS, por ejemplo. El apellido RS pesa e implica unas expectativas...

En cuanto al consumo, en la primera parte de la prueba y exprimiendo todo lo que quise y más, el gasto se me disparó hasta los 27,4 kWh; en la segunda parte, mucho más tranquilo, el consumo se me quedó en 17,5 kWh/100 km, un dato más cercano al oficial.

Precio

Aún no se conoce el precio del Skoda Enyaq Coupé ni tampoco de la versión RS, entre otros motivos porque la producción ha quedado detenida debido a la invasión bélica de Ucrania por parte de Rusia. El proveedor de cableado estaba radicado en Ucrania, y a la espera de que se encuentre un reemplazo, no se prevé que el Enyaq Coupé no llegue hasta principios de 2023.

En cualquier caso, se prevé que sea el coche más caro de la gama Skoda.

Factores para decidir la compra

Además de las ventajas que aporta la etiqueta cero de la DGT, lo cierto es que el Skoda Enyaq Coupé RS iV puede colmar las necesidades de aquellos clientes early adopter que quieran tener tranquilidad de cara al futuro y, al mismo tiempo, busquen un toque de deportividad y un diseño coupé.

Eso sí, que preparen billetera y dosis de paciencia hasta que llegue a España.

Conclusión

Lo mejor

Diseño exterior e interior, head-up-display de realidad aumentada, comportamiento dinámico...

Lo peor

... pero no es un RS 'de toda la vida', precio (a falta de conocer la factura para España)

Etiquetas:

SUV

Y además