Skip to main content

Prueba

Coches 4x4

Prueba del Skoda Kodiaq RS: corre que ni te enteras

Skoda Kodiaq RS 2018
Nota

8

El Skoda Kodiaq RS es un SUV de carácter deportivo que tiene el honor de ser el todocamino de siete plazas más rápido en Nürburgring con un tiempo de 9 minutos 29,84 segundos (realizado por Sabine Schmitz). Ya está disponible en nuestro mercado por un precio de 50.750 euros.

Es el no va más de la gama Skoda Kodiaq. Si se le podía poner un pero al SUV de la marca checa, quizás era una imagen demasiado conservadora. Pues bien, como he podido comprobar durante una semana de prueba del Skoda Kodiaq RS, eso ha cambiado. La parrilla negra, las llantas de 19 pulgadas, la altura rebajada... le convierten en un SUV que avisa por fuera de la potencia que lleva por dentro. En concreto, 240 CV que se asocian a un cambio DSG para dosificar con dulzura la potencia y, sobre todo, transmitir siempre la sensación de que vas más despacio de lo que marca el contador. Así, la confianza al volante es tremenda.


En su variante más deportiva sucede lo mismo que en el resto de Kodiaq: es tan demandado que la demanda supera a la oferta. Este modelo mide 4,70 metros, de modo que tiene 21 centímetros extra, ya sea para un maletero gigantesco o una tercera fila de asientos. Yo me ahorraría ese dinero, porque las dos plazas traseras son tan justas que ni siquiera los niños irán muy contentos. El RS monta el motor diésel más potente que Skoda jamás ha utilizado en un coche de serie hasta la fecha. Pero, claro, al hablar de potencia y diversión de conducción, también hay que hacerlo de poco peso. Y los 1.773 kilos del Kodiaq no son precisamente escasos...

Equipado con tracción integral

Empiezo por los hechos: el dos litros biturbo diésel con 240 CV va acoplado a un DSG de siete relaciones. Para mantener el conjunto bajo control, la tracción es a las cuatro ruedas, aunque en el 99% de los casos será el eje delantero el que transmita la fuerza al asfalto. Y también muchas dosis de alegría. Y eso que esta unidad de pruebas, con 7,2 segundos en el 0 a 100 km/h, no ha llegado a los 6,9 oficiales. En el caso de la velocidad punta, sucede justo al contrario: el velocímetro ha marcado 238 km/h en el circuito de pruebas, lo que es 17 km/h más que el dato que nos ha dado la marca. Y en cuanto a lo que pasa entre el asfalto y el asiento, teniendo en cuenta el peso de este coche, el comportamiento me ha parecido, sencillamente, genial. El RS es claramente más firme que el normal incluso en el modo Confort. Los neumáticos de 235 sobre llantas de 8x20 pulgadas te transmiten todo lo que sucede en la carretera, pero gracias a la dirección progresiva es muy comunicativo con tu cabeza, tus piernas y tu trasero. En ningún momento es tan duro como para llegar a ser incómodo, porque los ingenieros le han dejado suficientes reservas de confort.

Skoda Kodiaq RS 2018

Sorprende una suspensión firme, pero no incómoda

De hecho, el RS hace desaparecer las ondulaciones prolongadas y solo en pequeños baches y juntas de dilatación responde con sequedad. A cambio, permite rodar muy rápido por carretera, más de lo que uno espera de un coche de este tamaño. Y espera, que aún no he llegado a los frenos. Se ha detenido desde los 100 km/h en 34,4 metros. Esto es una locura. En cuanto al motor, está tan bien aislado que nadie tiene la sensación de ir sentado en un modelo con motor diésel. Pero ahí está el Sound Booster regulable en cuatro niveles. De modo que te sientas en estos asientos de Alcantara tan cool del RS, conectas del programa Sport de los modos de conducción, pisas el pedal del gas con ganas, y se pone a rugir como un oso ante un panal de miel. Es muy bonito para un rato, pero irritante en el día a día. Qué bien que exista el programa individual: regula todo en Sport y desactivar el sonido deportivo. Disfrutarás de un gran coche. La lista de espera es una prueba de ello.  

Prueba del Skoda Kodiaq RS: un motor diésel de alto rendimiento

El corazón del Skoda Kodiaq RS es su motor biturbo 2.0 TDI de 240 CV. Este es el mismo propulsor al que recurren coches como el VW Tiguan Allspace 2.0 TDI 240. El motor tiene un funcionamiento muy enérgico ya que ofrece 500 Nm de par a tan solo 1.750 revoluciones. Pero no solo te gustará por su empuje, también por su suavidad y lo bien aislado que está del habitáculo. 

Skoda Kodiaq RS

Y eso que los ingenieros de Skoda se han empeñado en equipar al nuevo Kodiaq RS con ese dispositivo Dynamic Sound Boost. Se trata de un elemento que modula de forma artificial el sonido del coche en el habitáculo para que ruido sea más sugerente y deportivo. La solución es buena pero incluso en modo Comfort emite un sonido que puede llegar a agobiar después de un tiempo al volante. En el modo de conducción Eco, no funciona y es cómo irás más cómodo: con un silencio total gracias a la buena calidad de construcción de este Skoda.

El Skoda Kodiaq RS viene asociado a la conocida caja de cambios automática de doble embrague de 7 velocidades y el sistema de tracción siempre es total. A través de un embrague multidisco, el Kodiaq RS puede repartir hasta el 85% de par motor en cada rueda. Eso sí, en modo normal de funcionamiento, el RS envía la fuerza al eje delantero para disminuir el rozamiento.

El Kodiaq RS cuenta con un modo de conducción off-road y el Control de Descenso de Pendientes que le permite ciertas alegría como todocamino. Por supuesto, también cuenta con un modo de conducción Sport en el que puedes descubrir el auténtico sentido de este SUV ya que, como has podido leer al principio de este artículo, el Kodiaq RS 2018 es el SUV de siete plazas más rápido en Nürburgring con un tiempo de 9 minutos 29,84 segundos. Esto no quiere decir que el SUV checo sea un devorador de circuitos (no es su terreno ideal). Por que compares: un Porsche Cayenne GTS con 405 CV tiene un tiempo de vuelta de 9 minutos 2 segundos y el récord actual lo tiene el Lamborghini Aventador LP770-4 SVJ con 6:44,97 minutos.

 

Skoda Kodiaq RS

Así es el interior del Kodiaq

Una de las mayores virtudes del Kodiaq RS es su generosa habitabilidad. Este coche viene de serie como cinco plazas y, en esta configuración, el maletero tiene una capacidad de 725 litros que pueden llegar a los 1.960 si abates los respaldos de los asientos traseros. También puedes optar por la versión de 7 plazas, en este caso, la capacidad con todas los asientos operativos es de 230 litros, 715 con la tercera fila escondida y 1.950 l abatiendo todas las plazas.

Otros detalles inteligentes es el puerto USB trasero o el enchufe de 230 V entre los asientos delanteros para que los puedan usar los ocupantes de las plazas traseras. Más llamativo resulta el sistema Virtual Cockpit para mostrar, por ejemplo, en la zona del velocímetro o los faros delanteros con tecnología Full-LED. No tendrás que pagar nada por ninguno de estos elementos. 

Hablando de dinero, el precio oficial de Skoda Kodiaq RS es de 50.750 euros. Eso es casi el doble de lo que te piden por un Kodiaq 125 CV, el modelo de entrada a la gama. ¿Ofrece el doble este RS? La respuesta es un rotundo sí.
 

Conclusión

Lo mejor

Prestaciones y enérgico empuje de su motor, modos de conducción

Lo peor

La suspensión es deportiva, pero puede llegar a resultar demasiado seca

Lecturas recomendadas