Noticia

Prueba: Suzuki Celerio

Enrique Trillo

Poco más de tres y medio de largo, espacio interior generoso y un comportamiento aplomado y confortable. El Suzuki Celerio viene a ponerles las cosas difíciles a los Hyundai i10, Volkswagen Up y compañía con un motor tricilíndrico gasolina de 68 CV. Lo probamos.

No te pierdas: Los 10 coches más baratos que puedes comprar en 2017

Estamos de celebración: Suzuki acaba de tener descendencia. Ha alumbrado a un coche urbano de 3,60 metros de largo y 890 kilos de peso. Al pequeño le han llamado Suzuki Celerio (Aquí puedes leer toda la información sobre la presentación del Celerio en el Salón de Ginebra 2014).

Es un vehículo urbano ‘made un Thailand’ que jubila a los Alto y Splash. He estado en su presentación oficial en España y aquí te comento mis primeras impresiones de esta prueba del Suzuki Celerio.

La primera impresión que me transmite es que tiene una estética un poco antigua. De hecho me recuerda al anodino Nissan Tiida, que pasó por nuestro mercado sin pena ni gloria. Pero como eso siempre es algo muy subjetivo, no voy a anotarselo como punto negativo. De hecho, su diseño tiene una parte muy positiva, porque  hace posible que por dentro sea más grande de lo que parece. Con una altura de 1,54 metros y una generosa batalla de 2,43 metros se logra un habitáculo bastante amplio. Eso hace posible que cuatro adultos puedan ir cómodos en el Celerio y gracias a la altura del techo no tengan que encoger la cabeza los que viajan en las plazas traseras. Además, el acceso es muy bueno, ya que cuenta con cinco puertas de serie. Algo que no pueden decir todos sus rivales.

Aquí puedes ver la prueba 'crash test' EuroNCAP del Suzuki Celerio:

 si eso ya es bueno, mejor te va a parecer su amplio maletero, que con 254 litros no solo se puede decir que es una cifra extraordinaria en un coche de su tamaño, sino que verás que en su segmento ninguno le puede hacer sombra. De hecho, el portavoz de Suzuki en Europa, Jörg Machalitzky, incluso se atrevió a decirle a nuestros colegas alemanes: “Entran sin problemas nueve packs de seis botellas de 1,5 litros”. Doy fe de que es bastante amplio, pero eso no quita para que deba criticar que al abatir los asientos traseros no quede una superficie plana. Otros modelos de la competencia lo hacen mejor en este apartado.

Puede que a muchos tampoco les guste ver tanto plástico duro en el interior, ¿pero qué otra cosa cabe esperar de un coche de este rango de precios? A cambio, ofrece una gran visibilidad y sistema de sonido con 'Bluetooth' incorporado y toma USB (no disponible con el acabado básico GA).

Una vez vistos los aspectos prácticos, es hora de ponerse en marcha para comprobar como se comporta este pequeño urbano en su hábitat natural. Monta un motor de un litro de cilindrada con tres cilindros y 68 CV. Se trata de un propulsor que rueda con viveza y es capaz de llegar a los 100 km/h en segunda marcha en 14 segundos, apoyado en una caja de cinco velocidades con recorridos largos pero que no anda falta de precisión. Por el momento esta transmisión es la única disponible en el mercado español, pero a partir del mes de mayo de 2015 se añade a la gama el cambio AGS (Automatic Gear Shift), que es un cambio de arquitectura manual de cinco velocidades, pero con embrague robotizado.

El consumo medio es bastante contenido: 4,3 litros. En esta primera prueba he podido comprobar que, además, no es excesivamente sensible a tu manera de conducir, porque en el recorrido realizado, que incluía tramos por carretera a velocidad elevada, superó por poco los 5,0 litros de media.

Su respuesta dinámica es más confortable que otra cosa. No esperes unas reacciones directas y afinadas. Si realizas giros bruscos o elevas la velocidad en una rotonda, lo único que obtendrás será que el eje delantero pierda tracción y comprometer tu seguridad. Lo mejor con este Suzuki Celerio es tomarse las cosas con calma y viajar relajado de un punto a otro. Eso sí, es un coche que no se muestra demasiado ruidoso y que te permite viajar a velocidades de crucero elevadas sin problemas, así que en carretera también se defiende con solvencia y se muestra asentado gracias a su generosa batalla. Además, el Celerio filtra bien las irregularidades.

¿Y cuánto costará este pequeño urbano japonés’? Suzuki anuncia un precio de partida muy competitivo (incluye Plan PIVE y financiación): 6.795 euros. Pero eso es lo que cuesta la versión menos equipada, GA. Si quieres elementos básicos como el cierre centralizado, los elevalunas eléctricos delanteros, la radio o el aire acondicionado, tendrás que apostar por el acabado GL, que es el íntermedio y el que se llevará la mayor parte de las ventas. Incluyendo todos los descuentos, lo puedes encontrar por 7.595 euros. Por encima se sitúa la versión GLX, que añade faros antiniebla, llantas de aleación de 14 pulgadas, elevalunas traseros... y cuesta 8.595 euros.

Los precios sin descuento son:

- Suzuki Celerio GA: 7.390 euros

- Suzuki Celerio GL: 8.190 euros

- Suzuki Celerio GLX: 9.190 euros

El Suzuli Celerio llega para plantar cara a duros rivales de su segmento como el Kia PicantoHyundai i10Citroën-C1Toyota AygoPeugeot 108 o Volkswagen Up.

En nuestro comparador de seguros hemos calculado lo que costaría asegurar un Suzuki Celerio. Para calcular el precio, tomamos como referencia un hombre casado de 30 años, con 10 de antigüedad de carné y sin siniestros, que vive en Madrid, utiliza el coche a diario, aparca en un garaje colectivo y recorre hasta 20.000 kilómetros al año. Con estos datos, el seguro a todo riesgo más asequible lo ofrece Direct Seguros, por 359 euros.

Este coste podría ser menor si optas por una póliza a todo riesgo con franquicia. En este caso, la más barata sería la de Balumba. Cuesta 228 euros con franquicia de 290 euros.

Imagen de perfil de Enrique Trillo

Dame un coche, un circuito, barra libre y no necesito nada más en la vida.