Skip to main content

Prueba

Motor

Prueba Mercedes GLB 200d, práctico y de lujo

Prueba Mercedes GLB 200d delantera
Nota

8

Difícil de clasificar y práctico por cualquier lado

Ni un segmento o subsegmento del mercado sin cubrir. Esa es una de las directrices de Mercedes, que no satisfecho con tener el Clase A para los compactos, el GLA para los SUV más contenidos y  el GLC con primer gran SUV... también completa la gama con el Mercedes GLB 200d que protagoniza esta prueba. ¿Dónde lo colocamos entonces? Es la primera respuesta que vamos a buscar.

Porque es un modelo realmente difícil de clasificar. Se construye sobre la plataforma del GLA y Clase A, pero su longitud se estira hasta los 4,6 metros, mientras la altura llega a los 1,63 metros. De hecho se queda a solo tres centímetros de la longitud del GLC. Sus formas, además, claramente apuestan por la línea recta en detrimento de la curva, algo que le diferencia de sus hermano a nivel estético.

Mercedes GLB cuadro
La pantalla digital multimedia es de 10,2 pulgadas

Así aprovecha el GLB hasta el último centímetro

¿Cuál es la razón para ese diseño? Para mí hay dos. Por un lado esa diferenciación con el resto de la familia Mercedes y, por otro, la búsqueda máxima del componente práctico. Por ejemplo, gracias a una distancia entre ejes de 2,89 metros es capaz de ofrecer tres filas de asientos, con una tercera formada por dos asientos permitidos para personas de máximo 1,68 metros de altura.

Mercedes GLB maletero
Cuenta con tres filas de asientos

Realmente sirven para sacarte de un apuro ante un eventual viaje corto, porque lo mejor es utilizar ese espacio como volumen de maletero. Aquí, pocos coches de 4,6 metros pueden oponer resistencia a un GLB que dispone de 560 litros de maletero y es capaz de alcanzar... ¡los 1.800 litros! Entre otras cosas, porque gracias al respaldo de inclinación ajustable de la segunda fila el volumen del maletero puede aumentar hasta 179 litros.

Las ventajas de una carrocería de formas rectas

La altura de todas las plazas dentro del habitáculo es otra de sus ventajas prácticas y justifica un diseño muy recto que resulta menos atractivo que otros modelos de la gama SUV Mercedes, eso es innegable. En la tercera fila, como te decía, el espacio es tan justo que solo pueden ir personas que no superen el 1,68 metros de altura, pero en la segunda hay hueco de sobra para la cabeza y las piernas. 

Mercedes GLB barrido
Roza los 4,7 metros de longitud

Al frente de las operaciones, al volante, me encuentro un cuadro marcado por dos características: sencillez y digitalización. Los relojes digitales para mostrar todas las informaciones, la prolongación en la pantalla central multimedia (de 10,2 pulgadas) y los controles para manejar en la consola central son los habituales en Mercedes: fáciles de usar y que permiten ver de un vistazo las informaciones principales. Lo que me ha sorprendido es la verticalidad del volante.

Así se mueve el GLB

Desde él gobierno un Mercedes GLB que se mueve gracias al motor 200d, un turbodiésel con 150 caballos de potencia que se asocia al cambio DCT automático de 8 velocidades. Es un propulsor eficaz por la fuerza que transmite bajo el pedal derecho (esa potencia y sus 320 Nm de par máximo mueven bien el conjunto) y porque el consumo se queda en 6,5 litros cada 100 kilómetros de media. Su punto débil es la rumorosidad, excesivos los decibelios que llegan al interior (sobre todo cuando hablamos de un Mercedes).

Mercedes GLB trasera
Es un modelo con pocos rivales

A nivel de comportamiento, el GLB está claramente orientado al confort de marcha, con un tarado de suspensión bondadoso con el pasaje. Nadie se quejará en los baches y todo sin provocar grandes oscilaciones en curvas pronunciadas o cambios de peso, algo que se agradece al volante. La dirección es precisa, un punto dura desde el baja velocidad, algo que yo prefiero con creces. Dotada de tracción 4Matic (encarece el precio unos 2.000 euros y es un plus de seguridad muy recomendable) y con una buena distancia libre al suelo, el Mercedes GLb no huye para nada de las pistas de tierra.

Precio y rivales del Mercedes GLB

Difícil de clasificar y difícil de encontrar rivales. Entre las marcas premium no tiene, entre las generalistas podríamos ir a un Volkswagen Tiguan AllSpace. Eso sí, su precio que supera los 43.000 euros deja claro que el GLB es todo un Mercedes.

Conclusión

Lo mejor

Confort de marcha, tecnología y virtudes prácticas

Lo peor

La rumorosidad del motor diésel que llega al interior

Más:

SUV
  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    1.951 cc

  • Par motor

    320 Nm /1.400 rpm

  • Potencia

    150 cv /3.400 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Integral

  • Capacidad maletero

    1.755 L

  • Aceleración 0-100

    9,3 s

  • Velocidad máxima

    201 km/h

  • Consumo oficial

    0,00/0,00/5,5 l/100km

  • Precio

    45.000

  • Garantía

    -

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de Mercedes GLB Todo sobre Mercedes GLB

Y además