Skip to main content

Noticia

Mercedes-AMG GLB 35 4MATIC: la variante más deportiva

Mercedes-AMG GLB 35 4MATIC

La compañía alemana acaba de presentar la variante más deportiva del nuevo GLB, el Mercedes-AMG GLB 35 4MATIC con 306 CV de potencia y siete asientos.

En el marco del Salón de Frankfurt 2019, la firma de la estrella llevará a su stand una larga lista de vehículos, muchos de los cuales serán importantes novedades. Dentro de este último grupo se encuentra el Mercedes-AMG GLB 35 4MATIC, la versión más deportiva y prestacional del nuevo SUV de siete plazas de la compañía, el Mercedes GLB.

No te pierdas: Las novedades de Mercedes en el Salón de Frankfurt 2019

El GLB 35 4MATIC presenta una estética más deportiva, con el paquete AMG Line exterior, un splitter metálico, un difusor deportivo con doble salida de escape, un alerón trasero y llantas de aleación ligera de 19 pulgadas de serie. Se le puede añadir el paquete AMG Night con detalles en negro y los compradores podrán seleccionar entre una amplia variedad de llantas de aleación en medidas desde 19 hasta 21 pulgadas.

Vídeo: Mercedes-AMG GLB 35, el SUV de siete plazas y 306 CV:

El interior sigue estos mismos pasos. Los diseñadores de Mercedes han dispuesto el sistema de información y entretenimiento MBUX como centro de la cabina, con un volante deportivo de cuero Napa y asientos deportivos en microfibra y costuras en rojo. Opcionalmente, los compradores tienen la posibilidad de añadir la tercera fila de asientos para contar con siete plazas, dos paquetes de cuero diferentes y un volante AMG Performance. 

Mercedes-AMG GLB 35 4MATIC

A nivel mecánico, el nuevo Mercedes-AMG GLB 35 4MATIC está equipado con un motor ya conocido, el bloque 2.0 turbo de cuatro cilindros con 306 CV de potencia y 400 Nm de par motor que se asocia a un cambio automático de ocho velocidades y doble embrague que envía la potencia a un sistema de tracción total AMG Performance 4MATIC. Esta configuración le permite pasar de cero a 100 km/h en 5,2 segundos y alcanzar una velocidad máxima limitada a 250 km/h.

Los ingenieros de Mercedes también han dispuesto una serie de ajustes específicos, como una suspensión AMG deportiva que reduce los balanceos de la carrocería y mejora la velocidad de giro, una dirección asistida sensible a la velocidad con relación variable y un sistema de frenos deportivos con discos de hierro fundido de 350 mm en el tren delantero y de 330 mm en el trasero.

Y además

Más de Salón de Frankfurt 2019