Prueba

Kia Carens 2013, desde 14.740 euros

Emilio Salmoral

09/07/2013 - 08:22

El Kia Carens 2013 no tiene nada que ver con el modelo predecesor. Ahora se ha convertido en un bonito monovolumen compacto con aspecto deportivo y con un diseño muy juvenil. Su precio de lanzamiento está por debajo de los 15.000 euros y el motor 1.7 CRDI es la opción más equilibrada.

El Kia Carens 2013 puede convertirse en unos de los productos más atractivos del segmento de los monovolúmenes compactos. Se trata de un coche que ha dejado de ser un patito feo para convertirse en un producto con un diseño muy dinámico y, sobre todo, juvenil. Este Kia está destinado a las familias jóvenes de 30 a 40 años que necesitan una buena habitabilidad.

El nuevo Kia Carens se va comercializar desde este próximo mes de abril. Sabemos que llegará en dos versiones: una de cinco y otra de siete plazas. Además, tiene un habitáculo muy versátil. Por ejemplo, el respaldo del pasajero delantero se puede abatir hacia delante y permite transportar objetos de hasta 2.150 mm. La segunda fila de asientos presenta tres asientos individuales deslizantes y las butacas de las versiones de 7 plazas se pueden plegar y dejar un maletero con un suelo plano.

Por otro lado, el Kia Carens 2013 estrena varios compartimentos de almacenaje localizados debajo de los asientos, en el suelo del coche, en la consola central y en las puertas. Sin duda, encontrarás un sitio para dejar todo lo que llevas en los bolsillos.

Respecto a la gama de motores, este Kia llegará con una mecánica de gasolina de 1,6 litros y 135 CV. Este propulsor es el mismo que utilizan coches como el Kia Sportage. No obstante, los motores más demandados serán los diésel. Hay dos versiones: de 115 y 136 CV. Este motor se ha puesto a punto para bajar sus emisiones de CO2 hasta los 127 g/km y la versión menos potente lleva el sistema 'Start-Stop' con la que es capaz de reducir el consumo medio en un 17% respecto a su predecesor.

He podido probar durante unos kilómetros el Kia Carens con este propulsor y me ha parecido un coche muy confortable y que el motor resultaba muy suave. Además, el tacto de la dirección es más preciso que el de muchos de sus rivales y la suspensión es muy cómoda. No he podido medir cifras de consumo, pero sí he percibido que el motor diésel está muy bien aislado y que el sistema 'Start-Stop' funciona muy bien: es rápido y suave. 

Los precios del Kia Carens arrancan en los 19.900 euros para el motor 1.6 GDi (gasolina) con el acabado básico 'Concept' y la configuración de cinco plazas. Para disponer de siete asientos hay que desembolsar 700 euros más, excepto en el acabado Emotion, que vienen de serie. Hay una promoción de lanzamiento con un descuento de 4.250 euros, a los que se pueden sumar los 1.000 del Plan PIVE para este tipo de vehículos. Esto deja el precio en 14.740 euros.

Los chicos de Kia han puesto en el segmento un coche que puede restar cierto nivel de ventas al Renualt Scenic o al Volkswagen Touran.

Prueba del Kia Carens 1.7 CRDI 136 CV (por Emilio Salmoral)

El cambio de estética del Kia Carens 1.7 CRDI 136 CV respecto al modelo anterior ha sido espectacular. Sin duda, se nota la mano del señor Peter Schereyer que desde que tomó las riendas del departamento de diseño en 2006 no ha parado de apostar por estéticas más agresivas. Así que, de golpe, el nuevo Carens ha pasado de ser una patito a feo a convertirse en todo en cisne.

Pero, ¿piensas que en materia de comportamiento habrá ocurrido lo mismo? Como sabes, los coches coreanos nunca han sido ejemplo de chasis bien puestos a punto, con una equilibrada proporción de dinamismo y confort (fórmula que marcas como Peugeot aplican con sabiduría). Está claro que respecto a la anterior generación la mejora ha sido evidente, pero todavía no está al nivel de los mejores el segmento.

La suspensión del nuevo Kia Carens absorbe muy bien las irregularidades del terreno, es cómoda y tampoco deja que la carrocería se incline demasiado en los giros más cerrados. No obstante, le falta esa magia para que el eje delantero no sea tan subvirador y, sobre todo, necesita una dirección con un tacto más conseguido. Es cierto que con el nuevo sistema eléctrico que te permite elegir la dureza en tres grados (Confort, Normal y Sport) ha mejorado en muchos enteros, pero no acabo de sentirme cómodo. Por ejemplo, al tomar una curva de radio amplio tengo que realizar pequeñas correcciones en la dirección. Al motor tengo que hacerle muy pocos reproches. El bloque de 1,7 litros es muy suave, apenas vibra y el consumo medio es de 6,2 l/100 km. Sin duda, un dato muy razonable.

Pero lo que más me ha gustado del Kia Carens 1.7 CRDI 136 CV su completo equipamiento de serie. No le faltan elementos como el navegador, el climatizador bizona o el enorme techo solar panorámico. La única opción disponible es la pintura metalizada, que tiene hasta un buen precio: 450 euros. Además, el interior ofrece mucho espacio y las plazas traseras son ideales para viajar, ya que los asientos individuales son muy cómodos. Como ves, a este Kia no le falta nada para que te diviertas con la familia al completo. 

Lecturas recomendadas

Todo sobre KIA

KIA Carens Carens

Acabados de KIA Carens 2013 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre KIA Carens

Buscador de coches