Skip to main content

Prueba

Prueba Hyundai i30 N-Line: con un poco de picante

prueba del Hyundai i30 N-Line
Nota

7

¿Te convence?

Eres de esos a los que siempre le gusta lucir palmito, ¿verdad? Pues esta prueba del Hyundai i30 N-Line te interesa, porque este Hyundai te va a gustar por fuera y sorprender por dentro. Su apellido lo dice todo: N-Line. ¿Qué supone? Unas cuantas mejoras estéticas rescatadas directamente del 'N' de verdad, que incluyen paragolpes delantero y trasero específicos, llantas de aleación de 18 pulgadas (disponibles por vez primera en el i30 de cinco puertas), silenciador doble y nueva insignia en las aletas delanteras.

VÍDEO: Hyundai i30 N Line

Por dentro hay más detalles que te van a molar y de los que vas a poder fardar en tu Instagram: volante deportivo, pedales metálicos y pomo del cambio 'N', sin olvidar los fantásticos asientos deportivos. Además, tienes a tu disposición un equipamiento de serie supercompleto, en el que no faltan tanto asistentes a la conducción, como detalles de conectividad o tecnología de confort.

Comparativa: todos los Hyundai N

Pero esta nueva versión no es solo apariencia, también mejora su dinámica, que ahora es un pelín más deportiva. Y se nota: arranco su 1.4 de gasolina y acelero a fondo. Va asociado a un cambio manual de seis velocidades, aunque si quieres puedes montar un cambio de doble embrague DCT (por 1.675 euros). Enseguida me doy cuenta de su alegría al subir de vueltas (aunque su sonido no es tan estimulante). La suspensión también ha sido modificada ligeramente y ofrece una mejor conexión con la carretera. Y no todo queda ahí: los discos de freno aumentan su diámetro respecto a los que lleva el 1.4 normal, para ofrecer un mayor mordiente. Las ruedas, por su parte, calzan unos neumáticos Michelin Pilot Sport 4 que ofrecen mucho grip.

¿Conclusión? Este Hyundai i30 tan chulo puede cuadrar en tu presupuesto: mola mucho por fuera, también por dentro y no vas a echar en falta nada de equipamiento.

Mi conclusión

Aquellos que quieran un i30 con más chispa y que luzca una estética muy deportiva, que no se lo piensen: el acabado N-Line satisfará todos sus deseos. Está disponible con 120 y 140 CV, pero la más potente es la que te recomiendo.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Conclusión

Lo mejor

No es solo estética, el i30 con acabado N Line también ha visto modificadas sus suspensiones.

Lo peor

Interior discreto, aunque con detalles deportivos como pedales y pomo.

Lecturas recomendadas

Y además