Skip to main content

Práctico

Motor

Segunda mano: ¿Fiat 500X o Mini Countryman?

Segunda mano: Mini Countryman o Fiat 500
Analizamos dos interesantes y prácticos crossover usados con un punto muy 'cool'.

Si piensas que los SUV no son sólo para los que están todo el día conduciendo fuera del asfalto, enhorabuena por romper ese tópico. Y si crees que es el momento de cambiar a un vehículo urbano pero más cómodo y elevado, sin renunciar a la eficiencia y, por qué no, con toques 'cool', también vas por el buen camino. Y en esta ocasión, para que sigas eliminando prejuicios, comparamos dos interesantes modelos de Fiat y Mini que, además, podrías encontrar a buen precio en el mercado de segunda mano: Fiat 500X o Mini Countryman. ¿Cuál es mejor? 

Cómo comprar un coche de segunda mano sin salir de casa

El Fiat 500X y el Mini Countryman son la apuesta del fabricante italiano y la marca inglesa para el segmento de los B-SUV o de los crossover, como prefieras llamarlos, utilitarios/compactos con dotes camperas pero que también se defienden muy bien en el asfalto para trayectos diarios, cortos y medios...y que cumplen perfectamente de cara a un viaje esporádico. ¡También en esto han cambiado mucho las cosas!

El diseño se paga

Antes de continuar, aunque lo que busques en ambos sea un mejor precio que si compraras cualquiera de estos vehículos en el concesionario, recuerda que los dos pretenden ser automóviles prácticos, pero ninguno de ellos ha querido perderse la oportunidad de seducir también a primera vista. Y eso tiene un sobreprecio. 

El Mini Countryman 'moderno' -no el clásico- data de 2010. Desde la nueva era del icónico modelo, en 2001, uno de sus principales aciertos fue el de que todo el mundo supiera que era un Mini desde lejos, aunque poco ya tuviera que ver en cuanto a dimensiones con el original. 

Segunda mano: Mini Countryman o Fiat 500

Un compañero de la edición de AUTO BILD en los Países Bajos llegó a reproducir el pionero en papel y meterlo dentro -literalmente- del Mini moderno. ¡Y cabía! Así que imagina.

Urbanitas creciditos

Que el nuevo Fiat 500 creciera no fue algo tan celebrado, puesto que el 500 L tenía un 'look' bastante discutible. Si lo hubiéramos visto de sopetón, a lo mejor habría colado. Pero eso de que se derivara de otra genialidad neorretro como había sido el Cinquecento de nueva hornada... chocaba y mucho. 

FIAT 500X

Sin embargo, la aparición del Fiat 500x en 2014 fue bastante más acertada. Recogía la tendencia SUV a la perfección, pero con unas proporciones mucho más armonizadas. Su última actualización es de 2018. Así que un punto menos favorable del italiano es que tiene una vida menos longeva, por lo que hay menos unidades disponibles en el mercado de usados entre las que puedas elegir. 

Los 10 compactos de segunda mano que menos se devalúan

En cuanto a los interiores, en todos estos años, los de todos los Mini -el Countryman incluido- han ganado por goleada en diseño, porque recuerdan mucho más al original y han acabado teniendo personalidad propia. Sin embargo, los del Fiat, sin ser tan espectaculares, se han acabado llevando la palma en ajustes y calidades. Y así lo atestigua el paso de los años. 

Versiones potenciadas

Es hora de abrir el capó. En ambos casos, tienes versiones de gasolina y diésel de distintas cilindradas y caballajes. Sin embargo, si pretendes que tu crossover sea prestacional además de pintón, piensa que en los criterios de búsqueda que hagas tienes que filtrar por John Cooper Works (JCW), en el caso de Mini, y... olvidarte de Fiat 500x muy deportivos. 

Esto se debe a que la firma del Grupo BMW potenció tanto motores como la imagen racing del modelo -Carlos Sainz ganó el último Dakar con un coche en el que ponía 'Mini'-, mientras que los italianos del Grupo Fiat Chrysler Automobiles reservaron desde el principio las versiones deportivas del 500 a la marca Abarth, pero en el catálogo del escorpión encontrarás sólo versiones y acabados 'racing' de los Fiat 500 (595, 695) y Fiat 124, no del Fiat 500X.  

Comportamiento

En cuando a sus aptitudes dentro y fuera del asfalto, cabe destacar que ambos cumplen con lo que se le puede pedir a coches así a diario, en una conducción normal, si bien, el Mini Countryman acusa un poco más los motores más pequeños respecto a su rival, a cambio de ser más voluminoso, tener mejor habitabilidad y estar más instalado en el segmento de los compactos por cotas, motores y equipamiento.  

Por contra, el Fiat 500X se desenvuelve muy bien tanto en terrenos virados como en vías rápidas, incluso en sus antiguos motores diésel de 1,2 litros. 

Además, ambos modelos cuentan con versiones 4x4. Ninguna de las dos funciona mal, todo lo contrario, pero de nuevo, por dimensiones, peso y herencia de la marca hermana Jeep y calidad/precio, en este apartado vuelve a ganar el 500X. 

Fiabilidad

Para terminar nuestro repaso al mercado de segunda mano del Fiat 500x y el Mini Countryman, volvemos a invitarte a que rompas también los prejuicios sobre su supuesta mala fiabilidad. 

En el caso del Mini Countryman, en la primera generación de la nueva era (años 2000-2005), los fallos eran tan frecuentes en los Mini a secas como injustificables, aunque sus fans tendían a perdonarle casi todo. Cuando a alguien le gustaba y tú le hablabas de sus problemas de juventud en motores, acabados y electrónica, muchos clientes potenciales respondían con un: "bueno un capricho es un capricho".

5 virtudes y un defecto del Mini Countryman

Y pasaban a contarte cómo les gustaría encargar el vinilo del techo o en qué detalle (parte superior de la carrocería, retrovisores, tiradores de las puertas, tulipas traseras...) su "Mini-es-que-es-tan-mono" llevaría la bandera británica. 

Los 10 mejores compactos usados por 10.000 euros de 2020

Para colmo, las variedades a elegir pasaban también por las motorizaciones -siempre tenías desde una versión One mucho más básica, a las deportivas Cooper y John Cooper Works- y, poco a poco, por distintas carrocerías que aún tenían menos de Mini, pero que se iban haciendo un hueco incluso en el corazón de los más puristas: 3 puertas, 5 p, Clubman, Countryman... 

Afortunadamente, al mismo tiempo que la gama Mini se ampliaba, la calidad aumentaba. Y la última generación del Mini tiene menos problemas que sus predecesores. Sólo el cableado provoca que se oxiden rápido algunas conexiones. Y la válvula EGR de los motores diésel suele ensuciarse demasiado pronto. 

Por parte del Fiat 500X, su fiabilidad ha sido uno de los puntos fuertes en los tests de duración de AUTO BILD. Sólo algunos fallos de electrónica responsable de cuestiones menores y consumibles -no de la gestión del motor- le han restado algunos puntos en este apartado. 

5 virtudes y un defecto del Fiat 500X

Es un modelo que nació a la sombra del 500, sin tanto bombo como su rival de Mini, pero que, quizás por eso, ha sabido sorprender para bien. Y aunque tengas menos unidades disponibles en el mercado, lo normal es que a igualdad de condiciones, como coches nuevos o de segunda mano, un Fiat 500X sea más barato que un Mini Countryman equivalente. 

 

 

 

Y además