Skip to main content

Práctico

Motor

Furgonetas segunda mano. Citroën Berlingo contra Fiat Dobló

berlingo_doblo_apertura
Dos auténticos vehículos ‘para todo’, pero… ¿cuál es más recomendable?

Las furgonetas de segunda mano como la Citroën Berlingo o la Fiat Doblò son muy buscadas en el mercado de segunda mano, aunque claro, deben estar en un buen estado y no acumular cientos de miles de kilómetros a sus espaldas. Porque si a un vehículo de trabajo como estos, le sumas muchos kilómetros, tendrás problemas de todo tipo asegurados.

VÍDEO: Esto es lo que pasa si no sujetas bien la carga en una furgoneta

Lo ideal es que tengan cuatro o cinco años y no pasen mucho de los 100.000 kilómetros, aunque, por supuesto, depende de lo que te quieras gastar. Lo que sí debes tener en cuenta es que la gran polivalencia de estos coches lleva a que muchos propietarios hagan un uso muy descuidado de ellos, por lo que, más que en otros, debes hacer un chequeo a fondo antes de completar la compra.

Además, a esto se le une que ni la Citroën ni la Fiat ocuparon nunca los primeros puestos en fiabilidad de sus coches usados. Y, por lo que te hemos comentado, algo menos estos…

Citroën Berlingo

Es uno de los vehículos comerciales que más matriculaciones han tenido desde que salió al mercado, allá por 1996. La Citroën Berlingo de 2015 mide 4.384 mm de longitud, 1.810 mm de ancho y 1.801 de alto, con un volumen de maletero de 544 litros y un consumo mínimo de 4,2 litros cada 100 km del motor BlueHDi de 100 CV

berlingo_doblo_berlingo_lateral
Citroën Berlingo

Hablando de sus mecánicas, entre los gasolina, contaba con la VTi de 98 o 120 CV, así como el más moderno y resolutivo PureTech de 110 CV (si quieres gasolina busca este último). Entre las mecánicas diésel, las más demandadas, los BlueHDi con 75,100 y 120 CV.

berlingo_doblo_berlingo_maletero
Maletero de la Citroën Berlingo

Su carrocería contaba con dos puertas traseras laterales correderas y un gran portón trasero. Este podía tener una opción muy interesante: una luneta practicable muy útil para meter o sacar del maletero los bultos más pequeños y manejables.

berlingo_doblo_berlingo_cockpit
Cockpit de la Citroën Berlingo

La versión eléctrica de esta furgoneta, inexistente en su competidor, es la Citroën E-Berlingo que, con 67 CV de potencia y una autonomía teórica de 170 km, salió al mercado en 2017 por algo más de 25.000 euros. 

berlingo_doblo_berlingo_interior
Interior de la Citroën Berlingo

Si hablamos de precios, y con las características que te comentábamos al principio, tienes mucho más donde elegir que con la Fiat Doblò. Las tienes, con motor diésel, desde unos 8.000-8.500 euros, pero lo dicho, mejor que te gastes un poco más y el vehículo esté en perfecto estado. El mejor motor es el 1.6 BlueHDi.

Fiat Doblò

Es más nuevo que su contrincante, ya que nació en 2002. Su tamaño, mayor en todas las cotas, aunque sea por unos pocos milímetros que su oponente, ya es toda una declaración de intenciones. De hecho, su maletero tiene una increíble capacidad de 790 litros que pueden llegar a más de 3.000 al abatir los asientos.

berlingo_doblo_doblo_lateral-abierta
Fiat Doblò

La versión que llegó en 2015 de la Fiat Doblò tenía muchos motores disponibles, la mayoría de ellos, al igual que el Berlingo, diésel. Entre los gasolina estaba el 1.4 de 95 CV y el 1.4 T-Jet de 120, mientras que entre los diésel, los Multijet eran legión: desde el 1.3 de 90 CV, hasta el 2.0 de 135 CV pasando por los más recomendables 1.6 de 105 CV.

berlingo_doblo_doblo_interior-cenital
Interior del Fiat Doblò

Su consumo, de media, era más elevado que el del Berlingo, con un mínimo de 4,9 litros cada 100 kilómetros y, al igual que el francés, este italiano adolece de que su extrema practicidad les hace sufrir de lo lindo en el día a día, ya que vale tanto para el ocio, como para el negocio. Y eso castiga mucho a los vehículos, más si han dado con algún dueño desconsiderado.

berlingo_doblo_doblo_cockpit
Cockpit de la Fiat Doblò

Pero en líneas generales y a pesar de que su mayor tamaño permitía transportar más carga, los problemas de fiabilidad acuciaban más al modelo italiano que al francés. Quizá por eso o porque su precio partía sin descuentos sobre los 7.000 euros más caro que su oponente, no se vendió tanto como aquel. Eso sí, casi siempre contaba con unos descuentos que se acercaban a esa cifra y que lo dejaban muy cerca del Berlingo.

¿Cuál es mejor?

Por eso no encontrarás tantos Fiat Dobló en el mercado de segunda mano, así que esto, unido a su mayor precio en general, una fiabilidad también algo comprometida y un consumo superior, hace que la elección pase por mirar mejor entre la legión de Citroën Berlingo que están a la venta. 

berlingo_doblo_berlingo_trasera
Citroën Berlingo
berlingo_doblo_doblo_trasera
Fiat Doblò

Pero en cualquiera de los dos casos, acuérdate de que la revisión tiene que ser exhaustiva, mejor si la hace un profesional, para que luego no te encuentres sorpresas desagradables. El turbo de sus motores diésel y el posible óxido y corrosión, deben centrar tu atención en ambos casos.  

berlingo_doblo_doblo_frontal
Fiat Doblò
berlingo_doblo_berlingo_frontal
Citroën Berlingo

En los motores diésel el fallo típico es el del turbo, lo que lleva a problemas de temperatura, y los inyectores pierden estanqueidad. El resultado de una conducción inadecuada son las válvulas EGR carbonizadas. Un problema típico cuando el motor no llega a su temperatura ideal. Y en los de gasolina muchas veces se ven tan forzados que, directamente, salta alguna junta. En ambos pueden aparecer otros problemas en los motores de la ventilación, pérdidas de aceite, fallos de electrónica y en los sensores y averías en el claxon.

Esto no es solo culpa de la falta de calidad, sino de los conductores que usan este tipo de vehículos como herramienta de trabajo y en los que la palabra 'mantenimiento' es tabú.

 

Y además