Skip to main content

Práctico

Tecnología

Así se está integrando Opel dentro del Grupo PSA

Opel PSA
Vicente Cano

Gracias a las sinergias industriales con PSA, el objetivo de Opel es alcanzar un beneficio operativo del 2% en 2020 y del 6% para 2026.

  • Opel fue comprada por PSA en febrero de 2017 y tras ocho meses de trabajo conjunto, el nuevo grupo resultante. 
  • Gracias a las sinergias industriales con PSA, el objetivo de Opel es alcanzar un beneficio operativo del 2% en 2020 y del 6% para 2026.
  • El centro técnico de Opel en Russelsheim seguirá desarrollando motores de gasolina y tecnologías como la pila de combustible para todo el Grupo PSA.

Tras ocho meses de intenso trabajo, Opel se está terminando de integrar en el Grupo PSA. En febrero de 2017, los franceses compraron al fabricante alemán que llevaba desde los años 30 del siglo XX siendo parte de General Motors. A pesar de llevar más de 10 años perdiendo dinero, muchos en Opel vieron aquella adquisición poco menos que como un cataclismo. 

Ahora, sin embargo, tras algo más de un año y con el trabajo en las plantas de Opel asegurado hasta 2023 —las fábricas francesas del grupo son las que están previendo recortes—, en su central de Russelsheim piensan que su asimilación en PSA está siendo más que positiva para la marca. AUTOBILD.ES ha viajado allí para conocer de primera mano cómo se está realizando. 

Opel lleva 100 años desarrollando cajas de cambios y casi el mismo tiempo creando motores, así que ahora su centro técnico cercano a Fráncfort será el lugar en el que se van a evolucionar todas las transmisiones manuales y muchos de los propulsores de gasolina del Grupo PSA. El primero de estos motores en llegar al mercado, en 2022, será el nuevo 1.6 de cuatro cilindros.

La integración de Opel en PSA comenzó, de hecho, mucho antes de la adquisición y tuvo lugar en España, donde ambas marcas han estado colaborando para fabricar de manera conjunta el Crossland X en Figueruelas y con otros proyectos conjuntos en el Centro de Vigo de PSA. Gracias a esta experiencia no solo estas plantas se han adaptado ya a la plataforma EMP2 de Peugeot, sino que han asegurado su trabajo para los próximos años. 

No te pierdas: Así es el coche autónomo del ejército español

En Vigo, de hecho, esta semana PSA ha anunciado la contratación de 900 personas para cubrir el nuevo turno de la noche. Y es que fabricar coches sobre estos plataformas ofrece claras ventajas. El 60% de los materiales de un vehículo se concentran en este conjunto que conforman chasis, ejes y tren de rodaje, así que el potencial ahorro en lo que a economías de escala, dado que estas piezas ahora son compartidas por millones de vehículos, es enorme. 

En concreto, Opel estaba utilizando hasta 9 plataformas —con 12 transmisiones, 10 motores y 47 combinaciones posibles— para todos sus modelos y ahora solo va a emplear dos: EMP2 y CMP, con las que la marca espera ahorrar entre un 20 y un 50% solo en los costes de desarrollo de cada uno de los nuevos modelos que lance al mercado. 

Sobre cada una de estas dos plataformas, que pueden alargarse o estirarse para obtener diferentes arquitecturas de vehículos, se asentarán 13 modelos, con la posibilidad ya que hay espacio para ello, de que integren baterías de tamaño medio para sistemas de tracción híbridos. 

Las sinergias industriales entre Opel y PSA se cifraron hace ya unos meses en algo más de 1.700 millones de euros al año, porque la idea es que al finalizar la integración Opel PSA las cinco marcas puedan producirse en la mayoría de las fábricas del grupo. 

opel psa
Las dos plataformas que utilizará Opel darán lugar a 13 vehículos cada una.

"La nueva configuración es una gran oportunidad para nosotros de aprovecharnos de estas plataformas flexibles, que nos van a dar un gran ahorro y muchas posibilidades. Mantendremos lo mejor de Opel, pero cambiaremos el resto: estamos geográficamente mucho más cerca de París de lo que nunca estuvimos de Detroit", asegura Christian Müller director general de tecnología de Opel. 

En Russelsheim hay hasta 15 centros de competencia diferentes con algo más de 16.000 personas trabajando en I+D. Entre otras cosas, dada la experiencia acumulada en GM, aquí se crearán a partir de ahora los modelos adaptados para el mercado de EE.UU. de todo el Grupo PSA. Y también los asientos, un asunto que General Motors habrá tenido que resolver por su cuenta puesto que de aquí salían el 80% de todos los que tenían sus modelos. 

Ahora PSA obtendrá asientos de mejor calidad para sus coches, puesto que los de Opel están certificados por AGR —Asociación Alemana de Escuelas de la Espalda— y no solo son mejores que los de los franceses, también mucho más ligeros: si el de un GrandlandX pesa 9,4 kg, el de un C4 Picasso son 3,5 kg más. Por su parte, la plataforma EMP2 es hasta 70 kg más ligera que la equivalente usada hasta ahora por Opel, así que parece que la asociación es win-win en este sentido.

Figueruelas y el Opel Corsa, al frente de la integración de Opel

El primer vehículo creado en Opel dentro de PSA será el nuevo Corsa, que se fabricará en Figueruelas (Zaragoza) y dispondrá para 2019 de una variante 100% eléctrica. Con un ahorro de en torno a 700 euros por unidad, producirlo costará la mitad que el actual utilitario, entre otras cosas porque se ha desarrollado en solo dos años, la mitad del tiempo habitual.

En Opel y en PSA, sin embargo, la apuesta por la electromovilidad no va a ser tan decidida como en otras marcas. La visión del grupo —que queda muy bien resumida en el mapa de arriba— es que no tiene sentido equipar y pagar por unas baterías que solo van a hacer falta en casos muy puntuales. Por eso el grupo apuesta más por la combinación de tecnologías eléctrica, híbrida, diésel y gasolina según el usuario y los usos. 

De hecho, la plataforma EMP2 no dispone de un gran espacio para albergar baterías, así que cuando llegue el Corsa eléctrico sería sorprendente que pudiera ofrecer más de 300 km de autonomía, aunque ahora mismo la marca se niega a ofrecer datos concretos sobre este modelo, que será clave en la nueva Opel dentro de PSA. 

 

Imagen de perfil de Vicente Cano

Redactor

Ferrolano de corazón, getafense de adopción, en periodismo desde hace 20 años. "Ser feliz es querer lo que se tiene, no tener lo que se quiere"

Lecturas recomendadas