Skip to main content

Patrocinado por:

Práctico

Estilo de vida

Las 10 cosas que haces mal cada día con tu móvil

Las 10 cosas que haces mal cada día con tu móvil

Desde no leer los permisos al instalar apps, a hablar en voz alta en público...

Atento, que allá van 10 cosas que haces mal cada día con tu móvil... ¡Seguro que no te libras! Y no nos referimos a que lo maltrates, lo pises o lo descuides; simplemente, son acciones que todos hacemos sin darnos cuenta, meros despistes, en muchas ocasiones. 

Lo malo es que, con estas malas acciones cometidas peligra la 'salud' de tu 'smartphone', y la privacidad de tus datos. Así que, atento...


1. Usar el 'smartphone' en el baño 

Es un clásico de nuestros días: ir al aseo, y llevarse el móvil para leer. Error: mejor, ve cambiando de hábitos; tanto por salud física, como mental. En todos los baños (incluso los más limpios) hay bacterias, que pueden terminar en la pantalla de tu móvil (una superficie que tocas muchas veces al día).

Además, no es raro que el móvil acabe en el inodoro...

2. Hablar por el móvil en el metro, en el autobús, en el supermercado...

Si no es urgente, hablar por el móvil en voz alta en espacios públicos es de mala educación. Si necesitas comunicarte, chatea.

3. Dejar el móvil al sol

Aunque los móviles nuevos ya son mucho mejores, lo cierto es que el frío y, sobre todo, el calor siguen siendo sus mayores enemigos. Ambos pueden destruir una batería, o hacer que explote. La temperatura ideal para cargar un móvil está entre los 10 y los 30 grados centígrados. Antes de recargar, si vienes de la calle espera un rato y deja que la batería se adapte a la temperatura ambiente de la habitación.

Y recuerda que dejar tu móvil todo el día al sol (o, peor aún, que el sol le dé a través del cristal de un ventana) puede acabar con la vida de tu 'smartphone'. Tampoco es nada recomendable ponerlo a cargar después de haber jugado a un juego potente, que deje la carcasa ardiendo. Si la batería está muy caliente la recarga no va a ser efectiva, sus componentes químicos no reaccionarán bien al excesivo calor cuando se recarga, y eso estresa mucho la batería.

No te pierdas: El nuevo 'smartphone' de Lamborghini costará 2.077 euros

De la misma forma, también es muy mala idea poner el móvil a recargar después de habértelo dejado olvidado toda la noche en el coche, con temperaturas bajo cero... O cuando hay una excesiva humedad en el ambiente. 

Una batería del móvil conservada a 40 grados pierde el 35% de su capacidad en un año, incluso aunque no la uses. Lo mismo ocurre con el frío. A bajas temperaturas reduce su capacidad un 25%.Y no solo afecta a la recarga. Por cada 10 grados centígrados de aumento de temperatura el ratio de autodescarga (se descarga cuando no se usa) se dobla.

4. Dejar el móvil al niño

Aunque a los niños les encanten los móviles, lo cierto es que el 'smartphone' puede acabar estrellado contra el suelo. Además, recuerda que si dejas tu móvil a un menor, el dispositivo ha de tener activado el control parental. 

5. Cargar el móvil cuando no debes

Quizás una de las cosas que más hacemos a menudo es recargar la batería del móvil; y, ojo, porque a veces lo hacemos mal. Hace años, las baterías eran de Niquel Metal Hidruro (Ni-MH) y de Niquel Cadmio (NiCad), y había que descargarlas por completo antes de recargarlas, por el efecto memoria.

No te pierdas: ¿Qué le hacen los 'smartphone' a tu cerebro?

Actualmente, las baterías de los móviles son de iones de Litio (Li-ion), y tienen un número finito de ciclos completos. Es decir, que si significa que si gastas por completo la batería y la cargas completamente, habrás gastado uno de esos ciclos, y en un par de años comenzará a caer drásticamente su rendimiento. Con pequeñas recargas antes de que se agote (sin llegar a su carga mínima ni máxima), ese ciclo completo se retrasa, y la batería dura mucho más tiempo.

6. Descargar ficheros que no debes

Sin lugar a dudas, una de las mayores aberraciones que hacemos con el móvil.

7. Instalar de fuentes desconocidas

Aún más grave es el tema de los APK, los paquetes de instalación de apps de Android que no están en Google Play. Si no están en  la tienda de Google, por algo será... 

8. No revisar los permisos

Otro clásico (y que levante la mano quien no lo haya hecho nunca): no revisar los permisos de las apps que instalamos. Ojo con esto... 

9. Ojo al 'phishing'

No, Mediamarkt no regala cheques de 500 euros, ni una guapa desconocida rusa salida de la nada quiere casarse contigo... El 'phishing', lamentablemente, sigue siendo rentable.

10. El pesado de los emails y las redes sociales

Ay, ese amigo pesado que todos los días envía varios memes, vídeos graciosos, powerpoints ñoños y demás... Resulta cansino, ¿verdad? ¡Pues no lo hagas!

Fuente: Computer Hoy

Lecturas recomendadas