Skip to main content

Reportaje

Cómo proteger tu coche a través de tu smartphone

Cómo proteger tu coche a través de tu smartphone

Quizá no te lo hayas planteado, pero si tienes un coche conectado puedes protegerlo a través de tu smartphone. La era de los vehículos conectados ha entrado de lleno; lo de programar la calefacción un rato antes de iniciar el viaje o abrir o cerrar las puertas desde el smartphone ha dejado de ser ciencia ficción para convertirse en realidad. Pero toda esta tecnología, sino se protege debidamente también puede traer más de un dolor de cabeza.

En Autobild.es hemos indagado para aprender a proteger nuestro coche desde el smartphone; porque tener un coche conectado mola, pero tener un coche conectado y no protegido puede ser un auténtico quebradero de cabeza.

Hemos hablado con IntelSecurity, compañía especializada en seguridad informática, para saber hasta qué punto podemos volvernos vulnerables si tenemos un coche conectado. Su respuesta como expertoses que la conectividad puede convertirnos en presa fácil para los hackers, pero nos recuerdan que tenemos herramientas para hacerles complicado el acceso a nuestros vehículos.

El trabajo de los fabricantes

Intel Security trabaja con fabricantes como BMW, Jaguar y Land Rover para ayudar a mantener la seguridad en los vehículos conectados. Para ello, propone una serie de medidas:

- Unidades de control electrónico (ECUs): para evitar que los hackers controlen funciones críticas, tales como dirección y frenado, a través de un hardware de confianza.

- Sistema de diagnóstico a bordo (OBD-II): ayuda a impedir que los piratas accedan al OBD-II mediante el acceso a la red y su ejecución.

- Sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS): su objetivo es imposibilitar que los piratas informáticos accedan al piloto automático, avisos de salida de carril y asistencia para aparcar.

- Interfaz USB y redes inalámbricas Bluetooth: para evitar que los hackers accedan a funciones críticas del vehículo o a datos personales.

- Llave remota y acceso sin llave: bloquea el acceso no autorizado, ya que protege los terminales inalámbricos.

- Aplicaciones para Smartphone: garantizan un acceso autenticado y adecuado a las funciones no críticas del coche.

Para entner mejor toda esta terminología recurrimos a la explicación de Francisco Sancho, responsable de Consumo de Intel Security.

Francisco nos explica que la clave está en mantener separadas las redes que manejan la información de los sistemas de infoentretenimiento de las redes que gestionan las funciones básicas del coche. "Un coche con wi-fi al que se pueden conectar varios dispositivos, por ejemplo, tiene que tener ese sistema asilado de las unidades del control para que desde ahí nadie pueda, por ejemplo, apagar el motor", explica Francisco.

Cuatro consejos para proteger tu móvil y, de paso, tu coche

Todo lo anterior debe correr por cuenta de los fabricantes que, según el responsable de consumo de Intel Security, deben cuidar más la seguridad de sus coches conectado.

Pero el conductor como propietario también es responsable y también puede hacer para evitar ser víctima de los ladrones.

Una vez que un ciberdelincuente penetra en tus sistemas a través de algunos de los dispositivos conectados, las posibilidades de hackeo son prácticamente infinitas.

Si tienes un coche conectado al móvil, los piratas que accedan de forma ilegal a este dispositivo podrá controlar un montón de funciones del vehículo: alterar el sistema de frenado, bloquear el vehículo, apagar tus dispositivos, e incluso capturar todo tipo de datos personales enviados a través de la red. Es por eso que tú, como usuario, debes garantizar la protección de tu dispositivo móvil, y por ende, tu coche.

En este sentido, Intel Security recomienda una serie de consejos para proteger nuestro dispositivos, y en consecuencia, nuestros vehículos conectados:

1. Utiliza una contraseña o PIN fuertes.

 Si tu dispositivo lo permite, lo ideal es utilizar la autenticación multifactorial (MFA), ya que puede incluir factores como un dispositivo de confianza, cara, huella digital... para que el acceso sea más seguro.

Las contraseñas largas son siempre mejores que las breves.

"Introducir caracteres más complejos en nuestras contraseñas -por lo menos ocho caracteres de longitud con números, símbolos y letras mayúsculas y minúsculas- nos permitirá mejorar nuestro sistema de seguridad", explican.

Además, es recomendable utilizar herramientas de administración de contraseñas como True Key puede ayudarnos a almacenar y crear contraseñas complejas y a habilitar la autenticación multifactor en todos nuestros dispositivos y cuentas online.

2. Cuidado con lo que almacenas en tus dispositivos.

El consejo es eliminar de tus dispositivos la información personal innecesaria que podría comprometer tu seguridad.

Cuánta menos información tengan los cibercriminales para acceder, mejor.

3. Actualiza el software.

Es importante que actualices tu software periódicamente, de este modo tus dispositivos estarán protegidos contra las amenazas más recientes.

4. Utiliza sólo Wi-Fi seguro.

Si conectas tus dispositivos, como las aplicaciones de tu vehículo, a una red de Wi-Fi pública estás descuidando la seguridad de los mismos.

Y además