Imagen de perfil de Gabriel Jiménez
La opinión de
Gabriel Jiménez

Tesla: ¿alguna vez ganarán dinero o habrá cortocircuito?

Gabriel Jiménez

09/11/2017 - 22:13

¿Qué es lo que nos pone de Tesla, el producto o Elon Musk?

He de admitir que lo de Tesla es un verdadero caso de estudio. Si no lo ha hecho ya, tarde o temprano será temario a tratar en las escuelas de negocio internacionales.

Porque es de quitarse el sombrero que una empresa que lleva desde que se fundó, en 2003, perdiendo dinero, pero muchos millones de dólares, esté en la cresta de la ola como una de las empresas más cool del planeta y, para mayor escarnio, tenga una mayor valoración bursátil en Wall Street que General Motors, sobre todo si se tiene en cuenta que GM vendió en 2016 un total de 8,4 millones de vehículos frente a las 80.000 unidades que comercializó Tesla el año pasado. ¿El mundo se ha vuelto loco?

Para ser sincero, el mundo lleva majareta desde hace décadas, lo cual no es óbice para que Tesla lo esté haciendo francamente bien. Para empezar, los modelos de Tesla tienen un diseño atractivo, que enamora al primer instante. ¿Quién no se ha girado al ver pasar por alguna calle de Madrid o Barcelona un silencioso Tesla Model S? Y qué decir del Tesla Model X, uno de los artefactos más espectaculares que he conducido en mi vida, especialmente porque su motor eléctrico contaba con el modo ludicrous con el que catapultaba a esta mole con alas de gaviota de 0 a 100 km/h en tan sólo ¡2,4 segundos! Ahora, eso sí, la broma costaba más de 180.000 euros. Como dicen los expertos, con buena p… bien se f…

Tesla Model X Instagram
Foto de la prueba del Tesla Model X publicada en Instagram.

Pero Tesla, además, le lleva más de una década de ventaja a los grandes constructores mundiales en lo que a electrificación se refiere. Y no sólo eso: es que si no llega ser por Tesla, quizá los grandes constructores de automóviles mundiales aún estarían pensando que el coche eléctrico es una apuesta sin futuro (no olvidemos que si no llega a ser porque General Motors desterró su proyecto de vehículo eléctrico, no existiría Tesla… Elon Musk estuvo trabajando en el proyecto). Sin dejar de lado que con respecto a la carrera por la conducción autónoma, Tesla, con sus más y sus sonados menos, también se ha convertido en la vanguardia con su función Autopilot.

Pero lo más sorprendente es lo logrado con el Model 3, el 'modelo asequible' de Tesla, que logró tal expectación en su presentación en abril de 2016, que incluso cientos de miles de early adopters adelantaron 1.000 dólares como señal de reserva para un coche que se supone les sería entregado más de un año después… y puede que a día de hoy aún no hayan recibido.

Y es que este último punto es quizá lo que más me chirría de Tesla: la estrategia se basa en hacer grandes alardes, anuncios que generan gran expectación a nivel planetario, y que luego se quedan en grandes titulares... con los que animar la bolsa y a los inversores. Porque es precisamente eso lo que ha pasado con el Model 3, un coche eléctrico que se supone iba a llegar en julio de este año, y lo ha hecho, que conste, pero con un volumen de producción muy inferior al anunciado por problemas de distinta índole, de modo que muchos de los incautos early adopters tendrán que seguir esperando. A ello se une que el precio –asequible– de partida 35.000 dólares –el gran gancho marketiniano– es para una versión básica, que no es precisamente la que ahora se está entregando, sino la de mayor autonomía, y por tanto más cara, bastante más cara. Lógico que estas noticias negativas estén lastrando ligeramente su capitalización bursátil… pero no su imagen. Porque lo cierto es que su reputación a nivel opinión pública –que no opinión publicada– cotiza alto, muy alto.

Y es que el gran valor de Tesla es, sin duda ninguna, Elon Musk, su fundador y CEO, un auténtico gurú que incluso ha hecho cameos en una de mis series favoritas, The Big Bang Theory. Musk es un visionario que quiere transformar el mundo –lo está consiguiendo–, una suerte de Steve Jobs, pero mucho más carismático y cuya bandera son la disrupción y, sobre todo, y el anuncio de ideas innovadoras, como el tren supersónico Hyperloop, los viajes al espacio para el común de los mortales –con mucha plata, eso sí– con Space X

Pero en el mundo de los negocios no basta con revolucionar; también tienen que salir las cuentas, y a este humilde juntaletras los números no le salen. Entre enero y septiembre de 2017, Tesla registró pérdidas por valor de ¡1.286 millones de dólares! (1.104,4 millones de euros), más del doble de las registradas en el mismo periodo del pasado año. Y desde el año 2003, como indicaba al principio, llevan perdiendo dinero a espuertas. Que alguien me explique cómo una empresa que pierde tanto dinero, puede seguir cotizando en la bolsa más competitiva del mundo y encima seguir captando fondos en las diferentes rondas de financiación... Una vez más, de quitarse el sombrero.

¿Veremos algún día a Tesla ganando dinero o será un gigante con pies de barro que se desplome el día menos pensado? La respuesta la tienen los accionistas, quienes, por ahora, están apostando por el FUTURO. Un futuro en el que muy probablemente, cuando todos los grandes constructores de automóviles estén en la fase final de su particular hoja de ruta del coche eléctrico, Tesla lleve una vez más una ventaja considerable. 

Pero existe una verdad inmutable: lo que hoy es una ventaja, su valor diferencial –el famoso USP (Unique Selling Proposal) del que se habla en Marketing–, esto es, ser la única marca de automóviles 100% eléctrica, puede que en cinco años sea un estándar normal y corriente. Y si para entonces siguen perdiendo dinero, puede que entonces tengan un gran problema.

Aun así siempre les quedarán las centenares de patentes y las baterías y los supercargadores, materias en las que Elon Musk también es un experto. Quizá Tesla tenga el futuro "atado y bien atado"... 

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Gabriel Jiménez

Gabriel Jiménez

Director del Área de Motor de Axel Springer España

Soy Piscis, sufridor del Atleti y me gusta juntar letras, a poder ser relacionadas con cualquier artefacto que lleve del punto A al punto B

Todo sobre Tesla

Tesla

Modelos de Tesla más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches