Skip to main content
Imagen de perfil de Adrián Mancebo
La opinión de
Adrián Mancebo

Fernando Alonso no podía perderse la Indy 500 en 2020

Alonso y Zak Brown
Primer objetivo conseguido: Tener un asiento para las 500 Millas de Indianápolis 2020. Ahora toca convertir el Arrow McLaren SP en un coche competitivo.

Fernando Alonso no podía perderse la Indy 500 de 2020, en el año (aparentemente) más tranquilo de su trayectoria deportiva. Después de difíciles negociaciones, el asturiano ya tiene coche para la mítica carrera en el óvalo de Indiana y va a tratar de hacerse con la “Triple Corona” montado en un McLaren. Difícil es, sin duda, pero no imposible.

Te puede interesar: Todos los coches de F1 2020

VÍDEO: Todo lo que debes saber de las 500 Millas de Indianápolis

Si bien hace un par de semanas se daba por hecho que Fernando Alonso competiría en las 500 Millas de Indianápolis con el equipo Andretti Autosport, seis veces campeón de la Indy 500, las cosas han cambiado mucho y este martes se ha confirmado que el bicampeón de F1 correrá la mítica prueba americana, de nuevo, con un coche de McLaren.

El supuesto veto de Honda al acuerdo de Alonso con el equipo Andretti Autosport cayó como un jarro de agua fría. En ese momento se desvanecieron las opciones de que Alonso participase en la Indy 500 de 2020 con un coche de primera fila. Ya fuese por el veto de Honda o por elección de Alonso (difícil de creer, sinceramente, aunque lo dijese Andretti), el acuerdo no llegó a buen puerto.

Pero, a pesar de ello, Alonso estará en las 500 Millas de Indianápolis de 2020: el bicampeón de F1 asturiano correrá con el tercer coche que el equipo Arrow McLaren SP alineará en Indianápolis, con el patrocinio de la empresa Rouff Morgage, que ya apoyó a Takuma Sato en su victoria en 2017. Debes saber, eso sí, que Arrow Mclaren SP no es Andretti: su mejor resultado en la Indy 500 es el séptimo puesto que logró James Hinchcliffe en 2016, en un año en el que hay que destacar que logró la ‘pole position’.

Espectáculo en Indianápolis

Hay que tener en cuenta que Arrow McLaren SP no es una opción ganadora a priori. Y hay que recalcar lo de “a priori” porque las diferencias entre coches en la Indycar son mínimas y “simplemente” unos fichajes acertados, sumados al talento del piloto y al buen hacer del equipo al completo, pueden aportar esas millas por hora que se necesitan. Para empezar, la web Racer.com ya adelanta que Alonso probablemente tendrá como ingeniero a Craig Hampson, quien ha trabajado con Sébastien Bourdais o James Hinchcliffe en Dale Coyne Racing y Andretti, y eso es una buena señal.

¿Ha ido Alonso a McLaren porque era su única opción tras las fallidas negociaciones? Eso es algo que solo él sabe. Al menos era la opción conocida, con motor Chevrolet y con Zak Brown y Gil de Ferran al frente. Y no menos importante: Ahora McLaren está en una posición muy distinta a 2019, con equipo propio; los errores de entonces no se repetirán, pues la estructura que está al frente de la scudería (Sam Peterson Motorsport) está más que consolidada.

¿Tiene Alonso opciones de ganar la Indy 500 en 2020?

Es imposible descartar a alguien que tome la salida en las 500 Millas de Indianápolis en la lucha por la victoria. Es una carrera larga, de 200 vueltas, en las que suele haber numerosos accidentes, problemas mecánicos, fallos en boxes… no se puede descartar a nadie. Dicho esto, siempre es mejor competir con un equipo de primera fila, como pueden ser Andretti, Ganassi, Penske… McLaren, a día de hoy, no lo es.

El fundador de la escudería, el ex piloto Sam Schmidt, ha dicho: “Tenemos coches rápidos en Indy y creo firmemente que él (Alonso) tiene talento para luchar en la parte delantera, no solo para participar”.

Alonso y McLaren en la Indy 2020

La confianza está ahí. Ahora llega momento de ponerse las pilas y preparar el inicio de una aventura importante para Alonso, que arrancará con su primer test con el McLaren el próximo 30 de abril, antes de entrar en el “Month of May”, con más pruebas, clasificaciones, el Gran Premio de Indianápolis (en el circuito rutero, donde corría la F1) y las 500 Millas.

Lo más importante para Alonso en este año ‘tranquilo’ para él, en el que después del Dakar no tiene ningún compromiso firmado, era asegurar el asiento para la Indy 500. No estar no podía ser una opción, porque eso sí que descartaba al 100% estar en la lucha por la victoria y quizás en 2021 haya otros compromisos (véase F1). Ahora es momento de ponerse a trabajar para convertir ese McLaren en un coche ganador… ¿sencillo? No, pero imposible tampoco.

Imagen: Motorsport Images/McLaren
 

Y además

Más de Fernando Alonso, mucho futuro por delante