Skip to main content
Imagen de perfil de Jorge Morillo
La opinión de
Jorge Morillo

¿Por qué crecen y crecen las ventas de coches camperizados?

Coches camperizados

Los coches camperizados tienen cada vez más éxito en nuestro país, algo que no se daba hace un tiempo. ¿A qué se debe este 'boom'?

VÍDEO: Todos los detalles de la actual Mercedes Marco Polo

Los coches camperizados cada vez tienen más éxito entre los compradores. De hecho, hay datos que indican que en España la venta de los conocidos como vehículos vivienda se ha disparado nada más y nada menos que un 352% en los últimos tiempos. Atrás quedan esos tiempos en los que este medio de transporte era visto como el típico de los 'hippies' para irse de vacaciones por cuatro duros, como se decía vulgarmente. Y es que no podemos engañarnos, estos vehículos no son aptos para todos los bolsillos.

No te pierdas: Todas las novedades que verás en 2019

Un turista que apueste por este medio de transporte ha de tener un poder adquisitivo bastante algo, porque estamos hablando de una inversión de 50.000 o 60.000 euros. Por ello, apostar por algo así queda lejos de ese concepto arcaico de viajes 'low cost'. Su auge en España es más o menos nuevo, sí, pero otros países europeos como Francia o Alemania ya viven este fenómeno con normalidad.

El principal de los reclamos que ofrecen los coches camperizados es su concepto 'todo en uno'. En el propio vehículo tenemos nuestro medio de transporte y nuestra vivienda. Por un lado es mucho más cómodo, en el sentido de que nuestros viajes ganarán en versatilidad. Ya no estaremos atados a un hotel o un apartamento fijo. Si queremos movernos, bastará con conducir sin tener que hacer y deshacer equipajes en varias ocasiones. Por otro, tenemos que acostumbrarnos a un modo de vida en el que penaliza algo el confort del viaje. No todo el mundo vale para dormir en el interior de un vehículo o para llevar a cabo la higiene diaria en unas condiciones que, reconozcámoslo, no son las ideales.

No te pierdas: Probamos la Volkswagen California

Dicen los que se dedican al negocio de las camperizaciones que el cliente tipo de este tipo de vehículos tiene demandas similares a las de los que compran un barco. Y si lo pensamos, vemos que es cierto. Puede que las embarcaciones tengan algo más de glamour -y una factura a pagar mucho más elevada- pero en el fondo sirven para “lo mismo”. Moverse de un lado a otro en un vehículo propio en el que tenemos que hacer vida.

VÍDEO: Probamos la Volkswagen California

La salida de la crisis económica es otro de los factores que se une al reciente boom de los coches camperizados. Hace unos años no había mucha gente que pudiera permitirse un desembolso a la altura de lo requerido. Eso, por suerte, va cambiando, y cada vez son más personas las que quieren lanzarse a este mundo del turismo itinerante, que permite conocer muchos más lugares en menos tiempo.

Si uno está dispuesto a lidiar con los recortes en comodidad que supone un vehículo de este tipo respecto al típico viaje con pernocta en hotel o apartamento, con los coches camperizados se abre ante él un nuevo horizonte. Libertad, versatilidad y la única preocupación de encontrar una zona habilitada para descansar. Y si no lo tienes claro, siempre puedes optar por alquilar un vehículo de este tipo y probar la experiencia. No serías el primero que cambia totalmente de idea sobre ellos...

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas

Y además