Skip to main content

Noticia

El Viper que Dodge nunca se atrevió a lanzar

Dodge Viper
¿Sabías que Dodge valoró un Viper que finalmente no se atrevió a lanzar? Esto ocurrió a mediados de los 90 y tuvo como resultado el resurgir del Ford GT.

Como ya sabrás, los fabricantes no paran de innovar y estudiar diferentes posibilidades que permitan a sus vehículos mejorar de cara al cliente y, así, potenciar aún más las ventas. La historia que traigo hoy, aunque no llegó a materializarse, contribuyó al resurgir de un modelo tan icónico como el Ford GT de 2005. Esta es la historia del Viper que Dodge nunca se atrevió a lanzar.

No te pierdas: La historia del mítico Dodge Viper, contada en vídeo

El Dodge Viper fue oficialmente retirado de producción en 2017 y, desde entonces, la firma americana no ha ofrecido un producto similar con un desempeño y una representación tan grande como la que tenía el Viper. Es uno de los pocos vehículos creados con un motor V10, cambio manual y propulsión trasera, el sucesor espiritual del AC Cobra. Con un vehículo así en su cartera de productos, Dodge estaba dispuesto a innovar, pero no a cualquier precio.

El Dodge Viper que no llegó a materializarse

En 1996, según relata Thom Taylor en Hagerty, un grupo de ingenieros buscaba desarrollar un coche capaz de rivalizar con el Chevrolet Corvette. En el proyecto participaban hombres de la talla de François Castaing, Roy Sjoberg y Chris Theodore, responsable de ingeniería en el proyecto del Viper con motor central, quien relata esta interesante historia a Hagerty.

Vídeo: ¡Así de loco suena un Dodge Viper GTS de Hennessey!:

VIDEO

VÍDEO: ¡Así de loco suena un Dodge Viper GTS de Hennessey!

Tras los estudios pertinentes en ordenador, se materializaron dos maquetas de madera diferentes: la primera ofrecía un motor mirando a la zaga, con una transmisión delante y un árbol de transmisión para reenviar la potencia al eje trasero; mientras que la segunda disponía de un motor mirando hacia delante asociado a una transmisión tranaxle. Sin embargo, el presupuesto era algo limitado, ya que tenía que ser desarrollado el nuevo modelo (tercera generación) por menos de lo que costó crear el Viper de primera generación.

Se realizaron también ajustes en el chasis, la anchura y la posición del asiento del conductor, alargando la carrocería y empleando piezas que adaptaban de la segunda generación del modelo, como la suspensión delantera y la dirección, o el salpicadero y el motor V10. En octubre de 1996 se presentaron ambas maquetas, un dossier de 50 páginas y unos Ferrari como referencia.

Los directivos no parecían muy interesados, por lo que decidieron retirar a Castaing y Sjoberg del proyecto. Tan solo Theodore y el nuevo jefe de ingeniería John Fernandez fueron los que quedaron para el desarrollo del Viper con motor central. Como parte de su insistencia, se presentó un nuevo proyecto denominado GTM (mid-engine GT) que introdujo tres maquetas que permitirían determinar la dirección que debía tomar el diseño. 

Por desgracia, la adquisición de Chrysler por parte de Daimler en 1998 puso fin a este proyecto del Viper con motor central, algo que no fue del gusto de Chris Theodore, quien dejaría la compañía tan solo un año más tarde.

Del Viper con motor central al renacer del Ford GT

Theodore seguía persiguiendo su sueño de construir un coche deportivo de motor central, aunque desde 1999 lo haría en Ford. En mazo de ese año, el ejecutivo se encontraba inmerso en la compra de Volvo por parte del gigante americano y aprovecha el interés del fabricante por rememorar el vehículo deportivo más exitoso de la historia de la marca en competición: el Ford GT.

Ford lleva tiempo queriendo rendir tributo a este coche que en los 60 desbancó a Ferrari de los podios en la mítica carrera de las 24 Horas de Le Mans. Theodore lo sabía y en un viaje junto a Jac Nasser, entonces CEO y presidente de Ford, y toda la directiva de la compañía, aprovechó la oportunidad para presentar su idea. Theodore soltó la idea de crear un Ford GT40 moderno con motor central.

La idea entusiasmó a los ejecutivos de Ford, quienes aceptaron sin dudarlo y, aunque el proyecto se retrasó algunos años, dio como resultado el Ford GT40 de 2005.

Fuente: Hagerty

Ford GT

Versiones populares

Ford GT
Ver todas las versiones

Etiquetas:

Dodge Viper

Y además