Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

VÍDEO: Un Fiat 126 contra un Chevrolet Corvette C3 en una Drag Race con un final sorprendente

¡Final inesperado!

Una de las carreras de aceleración menos esperadas que habrás visto nunca. En este vídeo se produce una Drag Race entre un Fiat 126 y un Chevrolet Corvette C3. Te recomiendo que te quedes hasta el final. 

No te pierdas: VÍDEO: hacer drift mola, pero con un clásico familiar mola 1.000 veces más

Si te presento a los púgiles antes del combate, sobre el papel, sería un duelo totalmente desnivelado. Hablamos de la tercera generación del Corvette, uno de los deportivos más icónicos y prestacionales de Estados Unidos, y un Fiat 126, el pequeño utilitario de la marca italiana, que fue desarrollado para muchas cosas, menos participar en una Drag Race. Sin embargo, el final es cuanto menos inesperado. 

VÍDEO: Chevrolet Corvette C8, todos los detalles y especificaciones

Fiat 126 vs Chevrolet C3 en una Drag Race

Los dos coches están situados en sus respectivos carriles, preparados para escuchar el pistoletazo de salida y pisar a fondo el acelerador. Es en ese momento, cuando el Fiat 126 se pone a quemar rueda como un loco y te das cuenta que no es un 126 al uso… Es un coche modificado y bastante más potente que el de serie. 

No te pierdas: VÍDEO: ¿Por qué los Volvo clásicos eran irrompibles? Explicación gráfica

Y en el otro lado, un Chevrolet Corvette C3, uno de las generaciones más macarras de la historia del modelo. Basado en un prototipo denominado Mako Shark II, el Corvette C3 estuvo en producción 14 años. Llegó a montar un motor ‘Big Block’ V8 de 7,0 litros con 435 CV de potencia, aunque de base partía con un ‘Small Block’ de 5,4 litros y 300 CV. 

En principio, con cualquiera de estos dos motores tendría de sobra para vencer a un Fiat 126, sin tampoco poner el coche al límite. El126 fue un modelo desarrollado por la marca en 1972 que en su versión más alta llegó a ofrecer 33 CV de potencia de un motor de 704 cc. Un coche accesible, ágil para la ciudad, pero sin el carácter deportivo de un Corvette. Eran categorías y objetivos muy distintos. 

Pero este pequeño Fiat 126 que aparece en el vídeo ha sido modificado y parece ser un pequeño proyectil. Ya sólo como quema goma en el asfalto y la humareda que forma te indica que va a tope. Una vez suelta el freno y acelera demuestra que es más veloz que el Chevrolet Corvette C3 y le adelanta con bastante margen. A veces, las apariencias engañan.

Y además

Más de Coches históricos: todo sobre los clásicos que nos apasionan