Skip to main content

Noticia

VIDEO: 5 deportivos con motores de baja cilindrada

Los motores de baja cilindrada también pueden ofrecer un gran rendimiento. Aquí cinco ejemplos

¿Quién dice que los coches potentes no pueden tener propulsores pequeños? En este vídeo te mostramos 5 deportivos con motores de baja cilindrada.

No te pierdas: VÍDEO: Super ranking, los 5 Porsche de calle más rápidos que te puedes comprar

Sabemos que el sonido de un motor V8 es una delicia para un buen petrolhead, eso no lo vamos a negar. Sin embargo, no todos los deportivos tienen por qué tener un propulsor tan grande y sonoro. Aunque no lo creas, los hay con bloques de 2,0 litros que rinden como verdaderas bestias de circuito. Estos son 5 deportivos con motores de baja cilindrada.

VÍDEO: 5 deportivos que van a ser más caros con el Brexit

Seat León Cupra R

Empezamos con producto nacional. Sí, el Seat León Cupra R, la variante más deportiva de la historia del León, de la que solo se han fabricado 799 unidades. El compacto de Seat monta un propulsor de 2,0 litros que rinde 310 CV de potencia y acelera de 0 a 100 km/h en 5,8 segundos. Ofrece un comportamiento muy divertido, pero su precio de 44.500 euros es demasiado elevado. 

Honda Civic Type R

La actual generación del Honda Civic Type R, el deportivo japonés más prestacional de su historia no podía faltar en esta lista. Bajo el capó, el Honda esconde un bloque de 2,0 litros VTEC que desarrolla 320 CV de potencia y 400 Nm de par máximo. Es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos y coger los 272 km/h de velocidad punta. 

Ford Focus RS

Ford Focus RS

El Ford Focus RS, el compacto del fabricante americano con sistema de tracción a las cuatro ruedas. Lo más destacado es su propulsor de 2,3 litros EcoBoost, si repito EcoBoost, que ofrece 350 CV de potencia y pasa de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos. La palabra Eco y deportividad pueden ir juntas, este Ford es la prueba. Incorpora un modo de conducción Sport, y un modo Drift y su precio es de 41.910 euros. 

Mercedes AMG A45 4Matic

Mercedes AMG A45 4Matic

El Mercedes AMG A45 4Matic, la versión más bestia del compacto alemán con tracción total. Como todo modelo AMG, cuenta con un chasis modificado y una suspensión deportiva. Su motor de 2,0 litros y cuatro cilindros desarrolla 381 CV de potencia y 475 Nm de par máximo. El deportivo de Mercedes puede acelerar de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos y alcanzar los 250 km/h de punta. 

Porsche 718 Cayman

Y pata terminar, el Porsche 718 Cayman. Aunque no sea tan extremo como otros modelos de la marca, no hay que olvidar que es un Porsche. Monta un propulsor de 2,0 litros que desarrolla 300 CV de potencia y 380 Nm de par. Es cierto que echamos un poco de menos su anterior bloque de seis cilindros, sobre todo por su rugido, pero, aun así, nos encanta. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos y coger de velocidad máxima los 275 km/h. Es el más caro, con un precio que arranca en los 61.300 euros o 64.400 euros con cambio automático PDK. 

Y además