Skip to main content

Noticia

Toyota C-HR o Mazda CX-3, ¿cuál comprar?

Toyota C-HR vs Mazda CX-3
¿Cuál comprar, el Toyota C-HR o el Mazda CX-3? Ahora que los SUV están tan de moda, decantarse por uno u otro se ha vuelto mucho más difícil que antes.

Carrocería, equipamiento, comparar precios, los cotes de mantenimiento y el tipo de motorización. Son muchos los aspectos que tenemos que tener en cuenta a la hora de comprar un coche nuevo, por lo que toda ayuda es bienvenida. Por ello, si no sabes cuál comprar, el Toyota C-HR o el Mazda CX-3, vamos a tratar de ayudarte con esta pequeña comparativa de los puntos que debes tener en consideración a la hora de decantar tu compra.

No te pierdas: Nuevo Mazda CX-3 2019, una cuestión de interesantes detalles

Ambos son SUV, un tipo de vehículo que está muy de moda desde hace unos años y cuyo futuro parece asegurado dada la alta demanda y la dedicación que la mayoría de fabricantes les están aplicando. Sin embargo, a más demanda, más oferta, lo que provoca que el consumidor acabe nadando en un mar de posibilidades que podría acabar siendo incluso toda una odisea.

Dimensiones y maletero

Comencemos por el Toyota C-HR. Además de su diseño claramente atrevido y rompedor, el SUV de Toyota fue lanzado en 2017 como la primera generación de un todocamino híbrido y la próxima generación de modelos de la compañía. Sus formas angulosas lo hacen realmente atractivo para infinidad de compradores que ven también las posibilidades que ofrece un vehículo de estas características en un momento en el que los sistemas de propulsión tradicionales empiezan a perder fuelle.

Vídeo: Vive la C-HR Experience by Toyota - Toyota C-HR 'Launch Edition':

El C-HR de Toyota se encuentra a medio camino entre el segmento de los B-SUV, donde compite el Seat Arona, por ejemplo, y el segmento de los SUV compactos, de donde es el Seat Ateca. Por su parte, presenta una longitud de 4.360 mm, una anchura de 1.795 mm y una altura de 1.555 mm junto a una distancia entre ejes de 2.640 mm. Estas medidas le permiten ofrecer una capacidad volumétrica en el maletero de 377 litros y un peso total de 1.455 kilogramos.

En el caso del Mazda CX-3, en este caso si nos encontramos con un B-SUV en toda regla. Fue uno de los pioneros del segmento, junto al Nissan Juke lanzado unos años antes, y presenta el lenguaje de diseño propio de la firma japonesa que vemos reflejados en todos sus modelos. De esta forma, el CX-3 de Mazda tiene esa presencia elegante, deportiva y muy japonesa que conquista al público europeo.

Pero hablemos de sus cifras, que es lo que aquí realmente más nos importa. El crossover de Mazda tiene 4.275 mm de longitud, 1.765 mm de anchura y 1.535 mm de altura, así como una distancia entre ejes de 2.570 mm, unas medidas que le permiten ofrecer espacio para hasta cinco ocupantes (al igual que el C-HR) y un maletero con una capacidad volumétrica de 350 litros ampliables hasta los 1.260 al abatir los asientos traseras. Los pesos oscilan entre los 1.230 y los 1.340 kilogramos dependiendo de la motorización.

Propulsores

En el caso de que estés interesado en el Toyota C-HR, además de por sus dimensiones, lo que más debería atraerte debiera ser el sistema de propulsión híbrido de Toyota. En este caso, la oferta está limitada a una motorización únicamente, la cual combina un motor de gasolina de 1.8 litros atmosférico con 98 CV y 142 Nm, y un propulsor eléctrico de 72 CV y 163 Nm, un sistema que en combinación ofrecen 122 CV de potencia a 5.200 rpm, un consumo medio de 3,8 litros a los 100 km y unas emisiones de CO2 de solo 86 gr/km.

Vídeo: todos los detalles del Mazda CX-3:

La cosa cambia en el Mazda CX-3. La compañía japonesa, en lugar de apostar por la hibridación, está haciendo grandes avances en las mecánicas de combustión interna tradicionales gracias a su tecnología Skyactiv. De este modo, el CX-3 está disponible con un propulsor diésel de 1.5 litros y 105 CV, y dos propulsores de gasolina, un 2.0 litros con 120 y 150 CV de aspiración natural. 

A diferencia del C-HR, que tan solo está disponible con una transmisión de tipo convertidor de par que canaliza la potencia al tren delantero, el CX-3 ofrece transmisiones manuales y automática de seis relaciones, canalizando la potencia al tren delantero o a un sistema de tracción total. Los consumos, por su parte, oscilan entre los 4 y los 6,4 litros a los 100 kilómetros.

Acabados y equipamiento

El Toyota está disponible en cuatro líneas de acabado diferentes -Active, Advance, Style Plus y Dynamic Plus- en los cuales se incluye de serie el paquete Safety Sense. Este paquete de equipamiento incluye un sistema pre-colisión con detección de peatones, alerta por cambio involuntario de carril, control de velocidad de crucero activo, reconocimiento de señales de tráfico, y luces de carretera automáticas. Entre el equipamiento más destacado encontramos los sensores de lluvia y luces, acceso y arranque sin llave, climatizador bizona, asistente de arranque en pendiente o el sistema Toyota Touch 2 con pantalla de 8 pulgadas.

Por su parte, Mazda ofrece el CX-3 con cuatro acabados diferentes -Style+, Luxury, Luxury Premium y Senses Edition-, ofreciendo tecnologías tan destacadas como el sistema G-Vectoring que mejora la precisión de guiado, alerta por cambio involuntario de carril, control de velocidad de crucero activo, sistema multimedia MZD Connect, navegador, Head-Up Display, asistente de frenada automática, control de ángulo muerto, cambio automático de luces de cruce a largas, faros de LED, acceso y arranque sin llave, cámara de visión trasera, asistente de frenada en ciudad, asistente para el tráfico cruzado y sistema de reconocimiento de señales de tráfico.

Vídeo: probamos a fondo el Toyota C-HR:

Precios y conclusión

En cuanto a precios, el Toyota C-HR parte de los 25.050 euros sin descuentos ni promociones aplicadas, llegando a los 29.900 euros en su versión más equipada, mientras que el Mazda CX-3 hace lo propio desde una cifra algo más ajustada, 19.295 euros y 26.230 euros en la versión más completa y equipada.

Ahora bien, ¿cuál comprar, el Toyota C-HR o el Mazda CX-3? Como habrás podido comprobar a lo largo de esta pequeña comparativa técnica, existen grandes diferencias entre ambos. Si bien es cierto que las medidas no son la principal de ellas, el C-HR ofrece un maletero más grande, pero el CX-3, la posibilidad de abatir los asientos traseros para aumentar la capacidad. El equipamiento es muy completo en ambos modelos, el cual se divide en los diferentes niveles de acabado sin necesidad de recurrir a equipamiento opcional, algo muy común entre fabricantes japoneses.

Sin embargo, la gama de motorizaciones será la clave para que te decantes por uno u otro. Ambos ofrecen un planteamiento totalmente opuesto. Toyota apuesta por la hibridación con un único sistema de propulsión basado en el del Toyota Prius, ideal para desplazamientos urbanos donde sacar el máximo rendimiento a la movilidad eléctrica y ahorrar en combustible. Sin embargo, si buscas prestaciones, el CX-3 ofrece mecánicas de hasta 150 CV que pueden ser ideales para largos desplazamientos. También tienes la opción de un motor diésel, así como la elección entre diferentes transmisiones y sistemas de tracción.

En definitiva, si buscas un vehículo para abusar de una conducción urbana e interurbana sin preocuparte por las restricciones al tráfico fruto de los protocolos anticontaminación de las grandes ciudades, el Toyota C-HR es la elección más apropiada. Pero si por el contrario prefieres el tacto de una transmisión manual o te vas a aventurar a descubrir terrenos off-road y buscas un sistema de tracción total a la altura, el Mazda CX-3 tiene todo lo que necesitas. Además, los precios en este caso se decantan del lado de Mazda, aunque la diferencia es menor cuando escoges los acabados tope de gama.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Todo sobre Toyota

Acabados de Toyota C-HR 2016 más populares:

Todo sobre Toyota C-HR

Todo sobre Mazda

Y además