Skip to main content

Noticia

Top Gear vuelve a lo grande en su segunda temporada

Top Gear vuelve a lo grande en su segunda temporada

Top Gear vuelve a lo grande en su segunda temporada tras la emisión del primer capítulo esta misma semana. Los tres coprotagonistas han conseguido pegar a la pantalla de nuevo a los fans del programa al ser capaces de reinventarse una vez más tras la salida el año pasado del Chris Evans, el que iba a ser el sustituto a la altura para que no echáramos de menos a Jeremy Clarkson.

No te pierdas: La vuelta de Top Gear, mucho antes de lo que crees

Como lo oyes, Top Gear vuelve a lo grande en su segunda temporada tras le emisión del primer capítulo en Reino Unido esta misma semana. Tras la marcha de Chris Evans, los tres copresentadores han tenido que reinventar el programa para eliminar la multitud de cambios que aplicó Evans y que provocó que la primera temporada fuera un fracaso estrepitoso, más aún dado el éxito cosechado por The Grand Tour.

Es normal mostrarse algo escéptico teniendo en cuenta los resultados de la primera temporada del reinventado Top Gear, pero tanto Matt LeBlanc, como los recién ascendidos Chris Harris y Rory Reid, han conseguido que este primer capítulo recobre algo del auténtico show de la BBC. Y es que empezar con la prueba del Ferrari LaFerrari FXX K de 1.050 CV en circuito con Harris (el más apropiado para conducir un coche así) al volante, es algo que no es fácil de superar.

El último tráiler de Top Gear:

La parte especial del programa recobró un formato que siempre fue un éxito en Top Gear. Los tres protagonistas se pusieron al volante de tres coches baratos con muchos kilómetros para realizar uno de sus carismáticos desafíos que siempre ponen a prueba al hombre y a la máquina. En este caso se encuentran en Kazajstán y deben ser capaces de llegar hasta un lugar de lanzamiento de cohetes al espacio con coches usados que hubieran recorrido, al menos, 770.000 kilómetros (la distancia, ida y vuelta, hasta la luna).

Por otra parte, la sección ‘Estrella en coche de precio razonable’ ha sufrido una renovación muy necesaria. El nuevo nombre ‘Estrella en un coche razonablemente rápido’ nos adelanta que las celebrities que acuden al programa se pondrán a los mandos del nuevo coche de Top Gear, un Toyota GT86, lo que permite añadir algo más de entretenimiento a la sección al contar con un vehículo de propulsión trasera que hará trabajar a todo el que se ponga al volante si quiere ser el más rápido en la pista. 

Sin embargo, pese a los cambios aplicados tras la marcha de Evans, entre los que se incluyen los antes mencionados y la renovación del plató, el cual combina los coches y el humor a la perfección, Harris, Reid y LeBlanc aún tienen que trabajar para sentirse cómodos en el estudio. Vamos a tener que tener algo de paciencia hasta que consigan adaptarse, pero merece la pena la espera si ya han sido capaces de demostrar que pueden hacer un programa a la altura del prestigio perdido por Top Gear, ¿o no?

Lecturas recomendadas