Skip to main content

Noticia

Motor

Todos los coches diésel que se venden con Etiqueta Cero

coches diésel con Etiqueta Cero
Si buscas uno, mira a Mercedes.

En esta época de etiquetas, electrificación y demonización del gasóleo, lo cierto es que los fabricantes se buscan las maneras de conseguir sortear la normativa o de, como poco, encontrar soluciones creativas para ofrecer productos con una combinación de factores que a poca gente se le ocurriría. Por ejemplo, si os decimos que hay coches diésel con Etiqueta Cero, seguramente penséis que estamos locos, pero no, los hay y se pueden comprar en España.

¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

Eso sí, en nuestro país solo hay, por el momento, un fabricante que haya apostado por combinar una mecánica de gasóleo con un sistema híbrido enchufable, único modo de hacerse con la preciada etiqueta al salir de los eléctricos: Mercedes.

Mercedes Clase C 300 de

coches diésel con Etiqueta Cero

El Mercedes Clase C es el modelo más pequeño de la marca que ofrece esta mecánica PHEV con corazón diésel. Su núcleo es un bloque 2.0 turbo tetracilíndrico que entrega 194 CV y 400 Nm de par, al que se suma un motor eléctrico que suma 122 CV (90 kW), consiguiendo una potencia total de 306 CV y un par máximo de 700 Nm.

Se combina con una caja de cambios automática 9G-Tronic de nueve relaciones, lo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos, cuando se trata de la berlina y en 5,7 si es el familiar. En ambos casos la velocidad está limitada a 250 km/h.

Una batería de 13,5 kWh suministra energía al sistema y le otorga una autonomía eléctrica de hasta 57 kilómetros (56 en el familiar). Se recarga en cinco horas con una toma de corriente convencional y en un Wallbox de 7,4 kW en una hora y media.

Mercedes Clase E 300 de

coches diésel con Etiqueta Cero

El Mercedes Clase E también dispone de una variante que utiliza un sistema de propulsión idéntico: 306 CV y 700 Nm gracias a un motor diésel 2.0 y al eléctrico. Su batería también es igual, de 13,5 kWh, pero debido al mayor tamaño y peso del coche su autonomía eléctrica es algo menor, quedándose en 54 kilómetros para el sedán y en 52 para el Estate.

Como es lógico, también sus prestaciones son algo inferiores, necesitando 5,9 segundos para alcanzar los 100 km/h en ambas carrocerías. Homologa un contenido consumo de 1,7 l/100 km (recordemos que dentro de la medición van los más de 50 en modo eléctrico) y unas emisiones que oscilan entre los 41 y 44 g/km de CO2.

Mercedes GLE 350 de

coches diésel con Etiqueta Cero

Y el Mercedes GLE completa el trío alemán, aunque mejora el rendimiento del sistema optando por un motor eléctrico más potente, que llega hasta los 136 CV y 440 Nm, para asociarlo con el ya mencionado bloque diésel 2.0 de 194 CV. Como resultado el conjunto entrega 320 CV y 700 Nm. También emplea la caja de cambios automática 9G-Tronic de nueve marchas y cuenta con sistema de tracción integral 4MATIC.

Su batería también tiene una capacidad considerablemente mayor, de 31,2 kWh, que le otorga casi 100 kilómetros de autonomía (circulando hasta a 160 km/h en dicho modo) y se puede cargar en una toma de corriente alterna en tan solo 30 minutos. Homologa un consumo de 1,1 - 1,3 l/100 km unas emisiones de CO2 de 90 – 99 g/km.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Todo sobre Mercedes

Modelos de Mercedes más populares

Ver todos los modelos

Y además