Noticia

Coches 4x4

Siete Land Rover Defender eléctricos, en Ginebra

Marcos Diego

28/02/2013 - 11:12

El icóno británico 4x4 prueba nuevas formas de propulsión. Siete Land Rover Defender eléctricos se presentan en el Salón de Ginebra 2013. Cero emisiones y la misma capacidad campera son las características de esta nueva versión.

La marca británica llega al Salón de Ginebra 2013 con siete nuevos modelos muy especiales. Se trata de varios prototipos de Land Rover Defender eléctricos, que se caracterizan por ofrecer un nivel de emisiones cero con el legendario exterior, duro y resistente, del todoterreno más longevo del mercado.

Según John Edwards, director de marca global, "Invertir en innovación ha sido siempre el alma de nuestro negocio y nuestro equipo de ingenieros está trabajando duro para desarrollar una nueva tecnología que ofrezca soluciones sostenibles al automóvil".

El motor diésel del Land Rover Defender ha sido reemplazado por un motor eléctrico de 94 CV y 330 Nm. Este propulsor eléctrico se mueve gracias a una batería ion-litio de 300 voltios con una capacidad de 27 kW, que le otorga 60 km de autonomía. El tiempo de recarga de la batería con un cargador rápido de 7 kW es de cuatro horas, mientras que si se realiza con un cargador portátil de 3 kW el tiempo se incrementa hasta las diez horas.

Land Rover Defender eléctrico

Los Land Rover Defender eléctricos mantienen el sistema de tracción a las cuatros ruedas y bloqueo de diferencial del modelo convencional. Debido a que el motor eléctrico ofrece el par máximo desde el inicio, no hay necesidad de realizar cambio de marchas y la transmisión consta de una sola velocidad. Además, incorpora una versión modificada del conocido sistema de control de tracción Terrain Response, que equipan otros modelos de la marca inglesa.

La capacidad de los Land Rover Defender eléctricos ha sido puesta a prueba en condiciones extremas, demostrando que su comportamiento era equiparable a la de los modelos estándar. Las pruebas incluían tirar de un vehículo de 12 toneladas, superar una pendiente del 13% y vadear hasta una profundidad de 800 mm.

La batería pesa 410 kg y está montada en la parte delantera del vehículo, donde lo hacía el motor diésel. Su peso en vacío es de 100 kg superior al del Land Rover Defender 110. Los pesos totales van desde los 2.055 a los 2.162 kg dependiendo de si el tipo de carrocería es pick-up, techo duro o SW.

Todos los componentes principales del sistema de propulsión eléctrico son enfriados por aire en lugar de refrigeración líquida, ahorrando una cantidad considerable de peso. El frenado regenerativo se ha optimizado de tal manera, que con el control de descenso de pendientes el motor puede generar 30 kW de electricidad. Debido a que la batería se puede cargar a una tasa de 54 kW, el doble de su capacidad, sin reducir la vida de la batería, la casi totalidad de la energía regenerada puede ser recuperada y almacenada. Hasta el 80 por ciento de la energía cinética del Land Rover Defender eléctrico se puede recuperar de esta forma, dependiendo de las condiciones.

"Este proyecto sirve como laboratorio para que Land Rover pueda evaluar los vehículos eléctricos, incluso en las más duras condiciones todoterreno. Esto nos da la oportunidad de desarrollar y poner a prueba algunas de las tecnologías que algún día podrían ser introducidas en los futuros modelos de Land Rover", ha declarado Antony Harper, Jefe de Investigación de Jaguar y Land Rover.

Aunque no existen planes de producción en serie para el Land Rover Defender eléctrico, si entrará en servicio para trabajos especializados a finales de año.

Todas las novedades en el Salón de Ginebra 2013.

Lecturas recomendadas

Todo sobre Land Rover

Land Rover

Versiones de Land Rover Defender

Ver todos los acabados

Buscador de coches

Más de Salón del automóvil de Ginebra 2013