Skip to main content

Noticia

Prueba del Bentley Bentayga Plug-in-Hybrid. ¿Tiene sentido?

Prueba del Bentley Bentayga Plug-in-Hybrid

El nuevo Bentley Bentayga “de acceso” (si se le puede llamar así a un coche que supera holgadamente los 160.000 euros) tiene bajo el capó un moto híbrido enchufable. Nosotros ya nos hemos puesto al volante para comprobar si, además de ser más respetuoso con el medio ambiente, mantiene el lujo y refinamiento estratosféricos de las variantes W12 y V8 del SUV británico. Esta es la prueba del Bentley Bentayga Plug-in-Hybrid.

VÍDEO: Alucina con el Bentley Bentayga Speed

Este Bentley está propulsado por un motor de gasolina V6 turboalimentado con tres litros de cilindrada, respaldado por un motor eléctrico de 128 CV y 350 Nm directos al túnel de transmisión. El resultado final es, por lo tanto, una potencia total de 449 CV y ​​700 Nm disponibles.Desde el ralentí, el coloso de 2,6 toneladas acelera hasta los 100 km/h en solo 5,5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 254 km/h.

Puede ir en modo eléctrico, pero...

En una conducción normal, experimentamos en esa prueba del Bentley Bentayga Plug-in-Hybrid cómo esta mole de 5,14 metros de largo susurra casi en silencio sobre el asfalto. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de los híbridos enchufables, el Bentayga de doble corazón no puede cargar su batería mientras conduce a través del motor de combustión. Esto significa que el alcance eléctrico de alrededor de 25 kilómetros se consume rápidamente, en vista de la masa del vehículo.

La batería de 17.3 kWh solo se puede recargar en un enchufe, porque la recuperación de la frenada no es suficiente para esto. Si se desea conservar la autonomía eléctrica, por ejemplo, para la ciudad, se debe seleccionar la función de retención de batería y, de este modo, paralizar de facto el motor eléctrico.

En el centro de la ciudad por tanto circulas sin ruido y sin emisiones. Para un sprint intermedio al adelantar o un semáforo rápido, el motor de combustión salta en fracciones de segundo nuevamente y se conduce como un motor de gasolina normal, del cual, tratándose de la casa Bentley, hubiéramos deseado un sonido más refinado. 

Conectado... no solo al enchufe

El Bentayga híbrido puede preacondicionarse a través de la aplicación de teléfono inteligente no solo en términos de carga, sino también de aire acondicionado. Así que te levantas por la mañana o por la noche en un SUV de lujo bien cargado y bien templado, que pertenece a lo más exclusivo de lo que puedes comprar actualmente en el mercado automovilístico. ¿Tiene algún sentido optar por el híbrido enchufable? En nuestra opinión, siempre que vayas a circular por ciudad con cierta frecuencia… Lo cual no es muy habitual en un coche como este. 

Y además