Skip to main content

Noticia

F1

Por qué Mick Schumacher no debe obsesionarse con la F1

Mick Schumacher junto a su madre, Corinna

Mick Schumacher acaba de ganar la Fórmula 3 europea y es probable que le hayan llegado ofertas para dar el salto a la Fórmula 1… pero todavía no debe hacerlo.


Mick Schumacher es el joven piloto de moda. El hijo de Michael Schumacher se ha proclamado campeón de la Fórmula 3 esta temporada, el tercer peldaño rumbo hacia la F1, y empieza a acercarse cada vez más a la categoría reina del automovilismo. Con ella no debería obsesionarse: mejor llegar tarde y aprendido que demasiado pronto y con mucho por aprender.

VÍDEO: Mick Schumacher celebra su título de F3

Durante estos días el nombre de Mick Schumacher ha sido titular de medios de todo el mundo. El hijo del siete veces campeón mundial de Fórmula 1 ha ganado la Fórmula 3, una de las categorías de promoción más competitivas del panorama automovilístico mundial, y empieza a acercarse cada vez al campeonato en el que Michael debutó en 1991.

Sin embargo, Mick debería tomarse las cosas con calma e ir poco a poco… Aprender de cada campeonato y de cada coche que pilote antes de sentarse en un cockpit de un Fórmula 1. Solo él puede marcar los tiempos antes de que se cumpla su (a día de hoy inevitable) sueño.

Te puede interesar: Recordamos el debut de Michael Schumacher en la F1

Demasiado pronto para la F1 a pesar de los precedentes

Mick Schumacher solo lleva cuatro años compitiendo en monoplazas. Sabemos que hay precedentes en la actual parrilla de Fórmula 1 de pilotos que llegaron a la categoría reina directamente desde la F3 y con menos experiencia que Mick, como Max Verstappen, Lance Stroll o Kimi Räikkönen, pero su caso fue distinto.

Mick Schumacher

Schumacher ha demostrado que necesita adaptarse a cada campeonato en el que compite antes de conseguir buenos resultados. En 2015 debutó en la Fórmula 4 Alemana y acabó la temporada en una discreta décima posición, con solo una victoria y un podio. Un año después, en su segunda temporada en el campeonato, acabó subcampeón… también de la F4 italiana, que combinó con el certamen alemán.

En 2017 dio el salto a la Fórmula 3 europea y en su primer año, al igual que sucedió en su debut en la F4, decepcionó. Solo logró un podio en las 30 carreras disputadas y finalizó la temporada duodécimo. Nadie lo metía en las quinielas de la pelea por el título en 2018.

Mick Schumacher, como Michael en el GP Austria 2002

Ni el año pasado ni tampoco a principios de esta presente temporada… hasta que ganó en Spa-Francorchamps y comenzó una remontada hasta el primer puesto de la clasificación y hasta el campeonato que logró matemáticamente el pasado fin de semana en Hockenheim.

Necesita seguir aprendiendo

Mick Schumacher logra su primera victoria en monoplazas

Con los resultados en mano, está claro que Mick necesita seguir aprendiendo antes de pensar en algo más grande. El año próximo la GP3 y la Fórmula 3 se fusionarán, por lo que la  nueva GP3/F3 no tiene sentido para el alemán. Si lo tiene la Fórmula 2, la categoría de “plata” rumbo a la F1, y donde debería estar el joven Schumacher en 2019.

Se cree que Nicolas Todt, hijo de Jean Todt (ex jefe de Ferrari en la época de Michael Schumacher), le está asesorando para encontrar el mejor asiento posible en la F2, a la vez que sondea la F1. Los equipos ART, propiedad precisamente de Todt, y Prema (con el que ha ganado la F3) deberían estar entre sus posibles destinos.

Tiene todas las puertas abiertas

Mick Schumacher DTM

Habiendo conseguido los resultados que Mick ha conseguido a sus 19 años y teniendo en cuenta su apellido, está claro que el joven Schumacher tiene muchas puertas abiertas en la Fórmula 1. Ya dijo Maurizio Arrivabene, director del equipo Ferrari, que siempre estarían encantados de recibirle en la formación italiana.

También lo estaría, cuando llegue el momento adecuado y tengan sitios disponibles en algún equipo satélite, Mercedes… o quién sabe si Red Bull, a través de Toro Rosso. De hecho, esta posibilidad se ha rumoreado para el propio 2019, con el alemán como posible compañero de Daniil Kvyat. ¡Qué disparate!

Mick Schumacher en F3

El apellido Schumacher de vuelta a la F1 atraería una gran atención mediática, posibilidad de que lleguen patrocinadores al equipo en el que esté y, cómo no, pondría una enorme presión sobre los hombros de Mick. 

Contando los recursos de los que el joven Schumacher debe disponer y las puertas que va a tener abiertas en la F1 si sus resultados son medianamente buenos… Por eso Mick no debe tener prisa, mejor llegar a la categoría reina con el máximo aprendizaje posible y no con todo por aprender.

Imagen: Fórmula 3

Lecturas recomendadas