Skip to main content

Lista

F1

5 momentos que han convertido a Kimi Räikkönen en un personaje

Mejores momentos Raikkonen
Kimi Räikkönen es uno de los pilotos más peculiares de la historia de la Fórmula 1 y estos cinco momentos lo demuestran.

Kimi Räikkönen dejará el equipo Ferrari al final de esta temporada, pero no la Fórmula 1. El piloto finlandés competirá en la categoría reina en el equipo Sauber hasta finales de 2020 y seguirá dándonos momentos únicos. Es uno de los pilotos más peculiares de la parrilla y por ello hemos querido reunir los 5 momentos que han convertido a Kimi Räikkönen en un personaje.

Dentro de la pista, fuera, en el paddock, a través de la radio… desde su debut en la F1 en 2001 hasta ahora, a lo largo de 16 temporadas, Kimi nos ha demostrado ser todo un “showman”.

Kimi Räikkönen en el GP Singapur 2018

1. Un hombre sin nervios

Kimi Räikkönen en 2001

No, Kimi Räikkonen no estaba nervioso antes de su debut en el Gran Premio de Australia de Fórmula 1 de 2001. El finlandés llegaba a la F1 con Sauber muy criticado por su inexperiencia. Esto se debía a que solo había corrido en 23 carreras desde que salió del karting hasta dar el salto a la categoría reina, todas ellas en la Fórmula Renault británica.

En aquel momento lo lógico habría sido pasar por Fórmula 3 o Fórmula 3000, pero Peter Sauber quedó maravillado por su talento tras sus primeros test, e incluso hubo trabas para que Räikkönen recibiera luz verde de la FIA en forma de superlicencia. Sin embargo, esto no supuso una preocupación para Kimi, quien casi se duerme antes de su debut en la F1 en el GP de Australia de 2001. Le despertaron media hora antes de la carrera…. ¡¿Quién puede dormir antes de debutar en la F1?!

Por cierto, acabó sexto en su debut, dos puestos por detrás de su compañero de equipo, Nick Heidfeld. Calló muchas voces críticas aquel día.

Kimi Räikkönen en 2001

 

 

2. Nunca le hizo falta buscar buenas (ni malas) excusas

Kimi Räikkönen en 2006

Uno de los dones de Kimi Räikkönen ha sido siempre (sobre todo en sus inicios) la sinceridad, aunque delante estén las cámaras grabando. Si no lo crees, atento a esta escena que dio la vuelta al mundo en los momentos previos al Gran Premio de Brasil de 2006, donde Kimi disputó su última carrera con McLaren.

En aquella carrera, antes de la salida de la misma, Pelé homenajeó a Michael Schumacher, que se retiraba (por primera vez) de la F1 tras aquel Gran Premio. Estuvieron presentes todos los pilotos, salvo Kimi, que tuvo que ir al baño. Cuando le preguntaron por qué no estuvo presente en el acto, no se buscó ninguna excusa barata.

“Estaba c*ga*do”, soltó de golpe a Martin Brundle, que le entrevistaba para la televisión británica ITV. El expiloto británico no supo muy bien cómo seguir después de aquel arrebato de sinceridad.

Te puede interesar: 7 cosas por las que ningún equipo quiso fichar a Alonso para 2019

3. Ante el mal tiempo, un buen helado

Kimi Räikkönen helado

El Gran Premio de Malasia de 2009 no se celebró como estaba previsto. Una tormenta tropical obligó a que fuese cancelado cuando solo se habían completado 33 vueltas. La FIA mantuvo en pausa el gran premio durante más de 50 minutos, esperando que las condiciones meteorológicas mejoraran, algo que no sucedió finalmente, y la prueba fue cancelada definitivamente por la lluvia y falta de luz.

Durante esos 50 minutos, mientras todos los pilotos aguantaban en parrilla o se impacientaban por volver a competir, Kimi Räikkönen sorprendió con una imagen que ha pasado a la historia de la F1. El finlandés se quitó el mono de carreras, se puso ropa de calle, se fue al paddock, abrió la nevera del hospitality de Ferrari ¡y cogió un helado!. Tan tranquilo en plena carrera de F1.

La prueba finalmente se canceló, pero en ese momento aún no estaba decidido. Kimi "acabó" decimocuarto y Jenson Button ganó, aunque solo se llevó el 50% de los puntos.

Te puede interesar: 5 jugarretas y trucos más sucios de la F1

4. No le gusta que le den (demasiadas) órdenes por la radio

Kimi Räikkönen en el podio de Abu Dhabi

A Kimi Räikkönen no le gusta que su ingeniero le hable constantemente por la radio, prefiere centrarse en pilotar y en que las instrucciones que le den sean cortas y claras. Esta famosa conversación por radio de Räikkönen y su ingeniero en el equipo Lotus tuvo lugar en el Gran Premio de Abu Dhabi de 2012, del cual el finlandés debe guardar muy buenos recuerdos, porque ganó.

A Kimi le pidieron que calentara los neumáticos, le informaron del piloto que venía detrás, le dieron instrucciones... muchas más de las que quería oir “¡Déjame tranquilo, sé lo que estoy haciendo!”, espetó a su ingeniero el finlandés, un hombre de pocas palabras, que ganó la carrera por ocho décimas de ventaja sobre Fernando Alonso

5. ¡Se perdió en un circuito!

Raikkonen en el GP Brasil 2012

Es difícil perderse en un circuito, pero Kimi Räikkönen puede decir que lo ha hecho. El campeón del mundo de 2007, durante el Gran Premio de Brasil de 2012, se salió de pista en la última curva del trazado de Interlagos. Tomó una escapatoria, una especie de vía de servicio, pensando que volvería al trazado… ¡pero no!

En realidad, Räikkönen se metió en una parte antigua del circuito y tuvo que dar la vuelta cuando se encontró con una puerta cerrada que le impedía tomar el atajo. Tuvo que girar, pasar de nuevo por la hierba y entre tanto perdió unos valiosos segundos, pero nos dejó uno de los momentos más curiosos de los últimos tiempos en la F1. Aunque ahora se reiría al verlo, aquel día no debió hacerle mucha gracia…

Imagen: Sutton Motorsport
 

Y además