Skip to main content

Noticia

Competición

La noche de Le Mans no salva la carrera de Fernando Alonso

Noche de Alonso en Le mans

Solo el azar y la fortuna del coche de seguridad o un problema en el coche 7 parecen ser la única esperanza para que Alonso suba a lo más alto de Le Mans. Eso sí, el título mundial de resistencia está bien atado por ahora.

La noche de Le Mans no salva la carrera de Alonso. En una carrera en la que el Toyota número 8 había estado en segunda posición en casi todo momento, se esperaba la llegada de la noche como salvación para el español, que el año pasado brilló en esta parte de la carrera. Aún quedan más de seis horas de carrera, en las que todo puede pasar, pero queda la sensación de que si no hay incidentes ni problemas técnicos en el coche 7, su victoria será cómoda.

Te puede interesar: ¿Cómo ver las 24 Horas de Le Mans 2019?

VÍDEO: La tarde del sábado en Le Mans

Desde las tres de la madrugada tras un gran enfado por subirse al coche más tarde de lo que estaba programado, hasta las 6 y 20 de la mañana. Tres horas de relevo en las que Alonso tuvo que lidiar con un Toyota 8 aproximadamente 10 km/h más lento que su compañero, el número 7, y que no ofrecía las mejores sensaciones.

El coche con dorsal 7 fue – y sigue siendo - superior al 8 desde el inicio de la carrera. Solo la fortuna y el azar por la salida de varios de coches de seguridad el coche número 8 llegó a liderar en algún momento, o a estar realmente cerca de su prototipo ‘hermano’. Por ritmo, nunca pudo plantarle cara. Cuando salían buenos tiempos, éstos no se mantenían y a la siguiente vuelta volvían a caer.

Toyota intentó de todo para que el 8 rindiese al máximo. Cambió los ajustes aerodinámicos del vehículo, sustituyendo la parte delantera y trasera en las paradas en boxes, y también cambiaron una puerta en una parada extra de 30 segundos en medio de la madrugada, para tratar de mejorar las sensaciones y tiempos del #8 en La Sarthe.

Noche de Alonso en Le mans

Enfrentado primero a Kobayashi y luego a ‘Pechito’ López, Alonso no logró reducir la diferencia con el líder. Cayó a un minuto de diferencia y cedió el vehículo a Nakajima a falta de casi nueve horas para el final. El japonés está, en el momento de la redacción de este artículo, a un minuto y veinte segundos del coche 7.

La distancia es amplia, pero la victoria sigue sin ser imposible para el coche de Alonso. La salida de un coche de seguridad podría eliminar esta diferencia y no hay que olvidar que cualquier vehículo puede tener problemas. La carrera todavía es larga, quedan más de seis horas y aunque la noche no haya sido esta vez una aliada, aún habrá otras ‘balas’ que quemar.

Alonso dijo en su cuenta de Twitter tras bajarse del Toyota que el problema era que “la puerta quedaba mal cerrada”, aunque parece que hay algo más, pues los tiempos no terminan de salir y tanto Nakajima como Buemi fueron varios segundos más lentos que Conway en el siguiente relevo.

 

 

No hay que olvidar tampoco que, aunque Alonso no consiguiese la victoria en Le Mans, el acabar segundo le bastaría – de sobra – para hacerse con el título mundial de resistencia.

En directo las 24 Horas de Le Mans 2019: Alonso a por la victoria

Imagen: Toyota
 

Lecturas recomendadas

Y además

Más de Fernando Alonso, mucho futuro por delante