Skip to main content

Noticia

Competición

Nani Roma: "Si el Dakar no fuese difícil, no sería el Dakar"

Nani Roma en la presentación del Dakar 2018

Hablamos con Nani Roma, dos veces campeón del Dakar (2004 en motos y 2014 en coches) que este año quiere volver a aspirar a la victoria. Ha vuelto a Mini y asegura seguir teniendo los mismos nervios que en aquel primer Dakar que disputó, hace más de veinte años.

Nani Roma es uno de los pilotos a seguir en el próximo Dakar 2018. El piloto de Folgueroles (Barcelona) ha vuelto a Mini, marca con la que logró el triunfo en el Dakar 2014, e irá a por todas. Se pondrá a los mandos del Mini John Cooper Works Rally 4X4, que su equipo, X-Raid, ha evoluconado notablemente desde la pasada temporada. El piloto catalán llega bien preparado, habiendo participado recientemente en el Rally de Marruecos y en el Rally de Cuenca y, además, ha hecho numerosos test con la última versión del coche.

Siempre de buen humor, Nani nos atiende desde París, donde esta semana se ha presentado el recorrido del Dakar 2018 y también los nuevos Mini John Cooper Works Rally 4X4 y Mini John Cooper Works Rally Buggy. Nos habla de cómo afronta este nuevo - y que se espera muy duro - reto... pero eso es algo inherente a la competición, porque como él mismo dice, "si el Dakar no fuese difícil, no sería el Dakar".

Se acaba de presentar el nuevo Mini para el Dakar, ¿qué esperas de él?

Yo voy a correr con el 4X4, no con el buggy. Esperamos sacar lo mejor de todo el trabajo que hemos hecho durante los últimos meses. Hemos estado días, semanas y meses haciendo pruebas y esperamos que todo funcione bien. Somos muy optimistas y estamos muy confiados.

Vuelves a Mini después de un año con Toyota. ¿Qué es lo que propició el cambio? ¿Cómo sucedió todo después del último Dakar?

Toyota tiene un súper coche. Toyota España, sobre todo el Presidente y toda la gente que estaba involucrada en el proyecto me ha apoyado mucho y estaban muy motivados. Pero creí que el proyecto de Mini también era muy interesante. En cuanto al coche, es importante que tengan un 4X4 y un buggy, porque en el futuro podré elegir entre ellos. El Buggy va a ir evolucionando.

Creo que Mini era muy buena opción. Han recuperado ingenieros del pasado, se juntaron muchas cosas positivas y tuve que tomar una decisión difícil. Al final, cuando tienes dos buenos proyectos, no hay una razón de peso para elegir a uno o a otro. Es difícil decidir cuando hay muy buenos profesionales en ambas partes. Tuve que cerrar los ojos y pensar en la salida del Dakar, en mí, en el copiloto (Álex Haro) y en el coche. Pensé: "¿Cuándo ponga primera dónde quiero estar?" Y así tomé la decisión.

¿Es un proyecto a largo plazo?

Sí, en principio es así. Estaremos aquí dos años, con opciones a más. Veremos qué depara el futuro, cómo son las sensaciones... Ahora mismo me apetece correr, competir y pelear por ganar carreras. Hasta hoy nunca he mirado más allá de dos años vista y tampoco voy a hacerlo ahora.

¿Cómo se plantea el Dakar de este año?

Se plantea difícil. Seguramente por ser el cuarenta aniversario, porque los aniversarios son siempre difíciles (risas). Será un Dakar con mucha arena, al principio en Perú, y luego Argentina siempre es muy difícil con el calor. Hemos trabajado para tener un coche muy robusto, porque va a ser un Dakar muy duro. Ahora tenemos que seguir entrenando, prepararnos físicamente bien y en nada estaremos dando gas en las dunas de Perú.

En los últimos años han sido señalados como favoritos Peugeot y Toyota, ¿qué necesita Mini para estar entre ellos?

¡Que esté yo allí! (bromea, entre risas). De cara a este año hemos trabajado mucho y el equipo ha hecho una gran inversión. Te pueden cambiar el reglamento, pero si el equipo no tiene el potencial de trabajar y hacer los cambios que se necesitan, no sirve para nada. En el 4X4 ha habido que sacar cien kilos de peso, cambiar la suspensión... han hecho también un buen buggy, pero delante tenemos a tipos que también han trabajado mucho. Peugeot tiene un equipo de fábrica con cuatro pilotos muy buenos, luego Nasser (Al Attiyah) y (Giniel) De Villiers con el Toyota también son muy peligrosos. El resumen de todo es que al final lo importante es estar allí y luchar. Y si nos ganan, les aplaudiremos.

Entrevista a Marc Coma: "Al Dakar le queda mucho por descubrir en Sudamérica"

¿El objetivo es ganar a Peugeot?

Sí, pero el objetivo es hacer las cosas bien uno mismo. Sé que me repito cada año: siempre quieres ganar la carrera y si quieres optar a ello tienes que ganar a todos. Lo principal es trabajar bien y hacer las cosas bien cada día. Y más en un Dakar difícil y donde hay muchos pilotos rápidos y buenos coches. Si tú haces bien las cosas cada día, tienes muchas posibilidades de llegar al final y luchar por la victoria. No es fácil pero lo bueno de las cosas es que no sean fáciles, porque si no el Dakar no sería lo que es. Creo que lo importante es eso: hacer las cosas bien y acabar, no tener ningún reproche personal y poder decir que has dado el máximo.

Entrevista a Nani Roma: "estamos trabajando muy duro"
Entrevista a Nani Roma: "estamos trabajando muy duro"

Desde tu primer Dakar, la carrera ha cambiado mucho. De hecho ahora se corre en América... ¿Sigue intacto su ADN?

Es diferente... pero es que yo ya llevo más de 20 años aquí. No es el mismo Dakar porque el mundo tampoco es el mismo. Hemos cambiado de continente y la carrera es más rápida, es un reto distinto. Y muy competitivo, no puedes perder ni un segundo en cada curva, antes era diferente. Es como un raid de largo recorrido donde vamos al máximo cada día. Es como convertir una maratón en un sprint o una media maratón. El ritmo, los tiempos... son distintos. Me sigue apasionando, gustando mucho, el descubrir no saber qué viene delante. La navegación, las dunas, el perderte, encontrarte... eso es el Dakar.

¿Y cómo ha evolucionado Nani Roma en estos 20 años?

Bueno, tengo un poco más de canas en el pelo, de los sustos (risas). ¡Evidentemente, hemos crecido! Uno crece de muchas formas: a nivel personal y profesional, y sigue aprendiendo. Yo aún no lo sé todo; ni de la vida, ni de las carreras... Estas ganas de seguir aprendiendo cosas te mantiene allí, yendo año a año. Yo creo que a lo mejor si pensara que lo sé todo, me aburriría. Sigo teniendo los nervios y la presión de cuando empecé.

Cada año llegan pilotos nuevos al Dakar, algunos españoles. ¿Cómo ves la cantera de pilotos en nuestro país?

No es fácil, es un disciplina costosa, y es verdad que las marcas también aseguran a pilotos que tienen experiencia. Porque esto es una carrera en la que necesitas experiencia y con los años aprendes a conducirla, a entenderla... Tenemos que pensar en que algún día los que tenemos experiencia nos transformaremos en viejos y no podremos correr. Tendríamos que intentar mantener que los jóvenes aprendieran. Pero, sinceramente, no es fácil. Ahora estará Oscar Fuertes, que viene este año. Ha hecho un proyecto que está muy bien, porque ha animado a una nueva marca (Ssangyong). Esto está muy bien, crear esta motivación es positivo para los rally raid. Le deseo toda la suerte del mundo, porque hará falta. Espero que tengan suerte los jóvenes que empiezan y sobre todo que las marcas los apoyen lo máximo posible.

La pregunta del millón: ¿África o América?

A mí África me tira mucho, sobre todo por el reto que suponía. Allí lo viví en moto y recuerdo que por la mañana podías pasar horas sin ver a nadie, en medio del desierto. Pero Sudamérica nos acoge muy bien. Para mí África es África, sus colores, paisajes, la gente... es un continente genial.

¿Cómo será tu preparación hasta el seis de enero?

Tenemos que seguir entrenando y haremos cosas de promoción. Tienes que tener el trabajo bien hecho, porque si no, te pilla el toro. En diciembre nos centraremos en entrenar en las cámaras de calor para simular las condiciones, también la altitud... Es un entrenamiento más específico porque en pocos días estaremos allí.

 

Imagen: Nani Roma

Lecturas recomendadas