Skip to main content

Noticia

Mercedes registra nuevas denominaciones para nuevos motores

Denominaciones Mercedes-Benz
Cuando se han filtrado las nuevas denominaciones que Mercedes ha registrado para sus nuevos motores, hemos sabido que llegarán importantes novedades.

Y no parece tan descabellado, ya que, si atendemos al reciente Salón de Detroit 2018, cita que cerró sus puertas hace apenas unos días, acudimos a la presentación de un nuevo modelo que sentaba las bases de la futura hibridación de la gama AMG de alto rendimiento. Ahora hemos sabido que Mercedes ha registrado nuevas denominaciones para nuevos motores y, aunque es cierto que nunca se pueden tomar en serio estos registros, cobran mucho sentido si nos basamos en sus últimos movimientos.

No te pierdas: Mercedes EQC 2019: ¿cazado el nuevo SUV eléctrico?

En Detroit, como decía, fueron revelados los Mercedes-AMG E53 Coupé y Cabrio, y el Mercedes-AMG CLS53, unas variantes que cuentan con un motor de seis cilindros sobrealimentado de 3.0 litros con un sistema eléctrico de 48 voltios y un pequeño motor denominado EQ Boost. No solo se estrenó un sistema de propulsión híbrido en la gama AMG por primera vez en la historia, sino que Mercedes también eligió una nueva denominación para esta saga de vehículos.

Vídeo: Mercedes Clase G, ¿te atreverías a meterlo por aquí?:

Nuevas denominaciones, más modelos

Daimler, la empresa matriz de Mercedes, solicitó el registro de una serie de denominaciones en Alemania el pasado 24 de septiembre de 2017, y la oficina de patentes y marcas alemanas las publicó el 8 de diciembre de 2017. Han sido los compañeros de Auto Guide los que se han percatado de estos registros una vez la compañía de la estrella presentó la documentación para la mayoría de nombres en Canadá el pasado 22 de enero.

Los rumores indican que la denominación 73 (disponible para el Clase G, el Clase GLS y el Clase S según los registros), irá destinada a una versión híbrida del V8 biturbo de 4.0 litros de Mercedes-AMG con más de 800 CV y 1.000 Nm de par motor. Mientras tanto, las versiones 63 (GLC, GLE y GLS) ofrecerían una versión mejorada del motor V8 de 4.0 litros que desarrolla actualmente 612 CV.

Por otro lado, tenemos a los mencionados 53 (CLA, GLA y GLB, además, de los E Coupé y Cabrio, y CLS ya presentados) que podrían compartir este sistema de propulsión. Sin embargo, para el CLA, GLA y futuro GLB parece poco probable, ya que los modelos de tracción delantera presentan una configuración de motor transversal, aunque no podríamos descartar una posible transmisión híbrida en desarrollo.

Por último, también tenemos las denominaciones 40 y 50 registradas por Mercedes recientemente. En el caso del primero, ésta se reservaría para el Clase A, CLA, GLA, GLB, GLC, GLE y SLC, mientras que en el caso de la denominación 50, iría destinada al CLS, GLC, GLE, GLS, SL y SLC. En estos dos casos, por el momento es un misterio que sistema de propulsión sería el encargado de impulsarlos, aunque puede ser un proyecto demasiado a largo plazo para contemplarlo actualmente.

Fuente: Oficina de Patentes de la UE, Auto Guide

Y además