Noticia

Tecnología

Mercedes prueba la suspensión a través de un simulador

Sara Soria

06/18/2015 - 13:34

Mercedes-Benz está realizando pruebas virtuales de la nueva suspensión adaptativa que montará el Clase A a través de un nuevo simulador de paseo localizado en el centro de desarrollo de Sindelfingen, en Alemania. Gracias a los simuladores virtuales los ingenieros pueden realizar prototipos mucho más rápido y con datos muy detallados.

Mercedes-Benz está experimentando pruebas de conducción virtual del nuevo sistema de suspensión adaptativa del futuro Mercedes Clase A. Este compacto incorporará la suspensión ‘Dynamic Select’ capaz de modificar el sistema de amortiguación con solo pulsar un botón. Los expertos ya están probando esta suspensión desde una fase muy temprana del desarrollo a través del denominado simulador de paseo de su centro de desarrollo situado en Sindelfingen, en Alemania.

Para conseguirlo, los ingenieros incorporan datos de la superficie de los tramos reales con datos de la propia suspensión adaptativa del Clase A. De esta manera se han podido probar su funcionamiento utilizando los dos asientos del banco de pruebas del fabricante. 

No te pierdas: Mercedes Clase A 2016: ¡cazado sin camuflaje!

Una gran variedad de simuladores permiten a los fabricantes realizar pruebas ‘casi reales’ de un modelo en su primera fase del desarrollo, lo que permite obtener resultados de conducción mucho antes de que incluso exista ese modelo en la vida real. Se consiguen pruebas más detalladas y el proceso es más económico, ya que se evita utilizar coches reales.

Los mejores resultados se obtienen cuando se combinan estas pruebas con simuladores y los test de miles y miles de kilómetros. Hay que tener en cuenta que los simuladores nunca sustituyen las pruebas de conducción reales, sino que actúan como un complemento muy valioso para conseguir los mejores resultados.

Como pionero en seguridad, Mercedes-Benz también ha sido de las primeras marcas en utilizar simuladores de conducción. En 1985 inauguró el primer simulador de conducción propio en el centro de investigación de Daimler-Benz en Berlín-Marienfelde. En 2010 fue cuando presentó el simulador de conducción dinámico más potente en toda la industria de la automoción en Sindelfingen, con una pantalla gigante de 360 grados.

Los simuladores permiten experimentar la conducción como si fuera real: cambios de carril, por el tráfico rodado, el funcionamiento de los sistemas de asistencia a la conducción, mediciones de ruido… A estos simuladores se une también los dos túneles de viento que entraron en funcionamiento en 2011 y que simulan situaciones meteorológicas extremas.




Lecturas recomendadas

Sara Soria

Periodista especializada en motor

Todo sobre Mercedes

Mercedes

Buscador de coches