Logo Autobild.es

Mercedes estrella dos de sus SUV para demostrar que los coches eléctricos son seguros

Prueba de choque frontal SUV Mercedes
Foto del redactor Cristina Pérez Odriozola

Mercedes-Benz ha sido el primer fabricante de automóviles del mundo en realizar una prueba de choque real entre dos vehículos eléctricos. Estos han sido los resultados.

Mercedes-Benz ha llevado a cabo la primera prueba de choque pública del mundo en la que han participado dos coches eléctricos. Dicha prueba ha ido más allá de los requisitos legales, así como de los de la industria de calificación.

Según el programa de seguridad Euro NCAP, para realizar una prueba de impacto frontal se utiliza un vehículo de 1.400 kg, el cual impacta contra una estructura de aluminio que reproduce la parte delantera de otro vehículo. De acuerdo con las especificaciones, el vehículo de ensayo y el objeto colisionan con un solapamiento y a una velocidad de 50km/h. 

Pero, en el caso de la prueba realizada por la firma alemana, se utilizaron dos vehículos reales, un Mercedes EQA y un EQS SUV, cuyo peso era significativamente mayor, en torno a 2,2 y 3 toneladas respectivamente. Además, en cuanto a la velocidad, ambos modelos iban a 56 km/h cada uno, lo que significaba que la energía total del choque fue considerablemente superior a la estipulada por la ley. 

Esto puede parecer una colisión alarmante para aquellas personas que no somos expertas pero, para los ingenieros de Mercedes, esto demostró que los vehículos fueron capaces de absorber la energía de la colisión deformándose. 

verticalImage1697525578499

Como resultado, la zona de seguridad de los pasajeros de ambos modelos eléctricos permaneció intacta, así como las puertas pudieron seguir abriéndose. En caso de emergencia, esto significa que los ocupantes podrían salir del vehículo por su propio pie, o incluso el personal de rescate podría llegar hasta ellos sin problema. Asimismo, el sistema de alto voltaje del EQA y del EQS SUV se desconectó automáticamente durante la colisión. 

Mercedes fija un objetivo para 2050: 0 accidentes

La prueba de choque realizada en el Centro Tecnológico de Seguridad de Vehículos del Grupo en Sindelfingen (Alemania), demuestra la política de seguridad de Mercedes Benz: fabricar automóviles que resistan no sólo en escenarios de pruebas de choque, sino también en accidentes de la vida real. 

El escenario de la prueba, a una velocidad de 56 km/h y un solapamiento frontal del 50% se asemeja a un tipo de accidente habitual en las carreteras de doble sentido, por ejemplo, durante una maniobra de adelantamiento fallida. La velocidad seleccionada para la prueba tuvo en cuenta que, en un accidente real, los conductores seguirían intentando frenar antes de que se produjera la colisión. 

Prueba choque frontal SUV Mercedes Benz

Markus Shäfer, director de Tecnología, Desarrollo y Compras de Mercedes-Benz, ha declarado que la reciente prueba de choque en la que participaron dos vehículos totalmente eléctricos “demuestra que todos nuestros vehículos tienen un nivel de seguridad igual de alto, independientemente de la tecnología que los impulse”. 

“No sólo queremos cero accidentes mortales de tráfico para 2050 y reducir a la mitad el número de víctimas y heridos graves de tráfico para 2030 en comparación con 2020. Nuestro objetivo para 2050 es cero accidentes en los que esté implicado un vehículo Mercedes-Benz", ha añadido. 

Simulador Ford Adapta

Las lecturas del maniquí indican un bajo riesgo de lesiones en los ocupantes

Ambos SUV llevaban dos maniquíes adultos cada uno, un total de tres mujeres y un hombre. El análisis de los hasta 150 puntos de medición por maniquí indicó un bajo riesgo de lesiones graves o mortales. Esto significa que los sistemas de retención de ambos vehículos ofrecen un potencial de protección óptimo para los ocupantes en un choque de esta gravedad. 

Todos los equipos de seguridad, como los airbags y los tensores de cinturón, funcionaron según lo previsto. Asimismo, la prueba de choque confirmó los resultados que los ingenieros habían calculado previamente en numerosas simulaciones por ordenador. 

Paul Dick, responsable de Seguridad de Vehículos de Mercedes-Benz, afirma que los cuatro maniquíes, femenino y masculino, “respetaron los límites biomecánicos en este choque extremadamente grave. Esto demuestra nuestra experiencia en seguridad de vehículos eléctricos”. 

Un nuevo concepto de seguridad de alta tensión 

La firma alemana ha desarrollado un nuevo concepto de protección de alta tensión para sus vehículos eléctricos. Este sistema consta de ocho elementos clave para garantizar la seguridad de la batería, así como del resto de componentes con una tensión superior a los 60 voltios. 

Prueba del Mercedes E 400 e 4Matic

Es el caso del cableado positivo y negativo separado, así como un sistema de autocontrol de alta tensión que se desconecta automáticamente en caso de colisión grave, tal y como sucedió en la prueba. Ante esto, Mercedes ha creado una nueva campaña sobre la seguridad de los vehículos eléctricos, denominada ‘Safety Symphony’ (sinfonía de seguridad), la cual se centra en visualizar artísticamente cómo los diferentes sistemas de seguridad trabajan juntos como uno solo en el momento justo. 

Prueba de choque frontal SUV Mercedes Benz

La película y otros numerosos recursos aparecerán en todos los canales de redes sociales de Mercedes-Benz a finales de este año con el hashtag #allforsafety. Se trata de videoclips y otro tipo de concursos interactivos, así como un documental informativo sobre las pruebas de choque de los SUV EQA Y EQS. 

Conoce cómo trabajamos en Autobild.

Etiquetas: SUV