Logo Autobild.es

Maserati Ghibli diésel, ¿mejor que el gasolina?

El Maserati Ghibli diésel podría ser considerado, por precio y potencia, la versión de acceso a gama del modelo. Sin embargo, se ve las caras con otras dos variantes de gasolina con mayor potencia y prestaciones, pero también con un mayor precio y unos consumos más elevados. En este artículo vamos a tratar de averiguar si el Maserati Ghibli Diésel es mejor que su homónimo de gasolina.

No te pierdas: Maserati Ghibli Ermenegildo Zegna Edition, 100 unidades

Maserati y diésel parecen dos términos que no terminan de encajar, pero todo cambia y son bastantes las marcas que finalmente acabaron cayendo en los aparentes, inicialmente, beneficios de los motores de gasóleo. El Maserati Ghibli Diésel es uno de estos coches de alto rendimiento que se ofrecen una variante de gasóleo, frente a dos variantes de gasolina. Pero, ¿es mejor que el gasolina?

El Maserati Ghibli fue introducido en 2013 como el hermano pequeño de la berlina de representación de la marca del tridente, el Maserati Quattroporte. Con unas mecánicas y cotas inferiores, el Ghibli es, al mismo tiempo, el modelo de acceso a gama de Maserati. Esto ha permitido el acercamiento a un público más amplio que han visto en este coche una oportunidad de contar con modelo de una prestigiosa marca de lujo por un precio de partida que arranca en los 76.500 euros.

Aquí tienes todos los detalles del Maserati Ghibli:

Por este precio tienes el Maserati Ghibli Diésel, una berlina de 4.971 mm de longitud, 1.945 mm de anchura y 1.461 mm de altura con una distancia entre ejes que llega a los 2.998 mm. Espacio para hasta cinco pasajeros, un maletero de 500 litros y un peso total de 1.950 kilogramos serían su ficha dimensiones y capacidades, mientras que en el apartado mecánico encontramos un motor V6 de 3.0 litros diésel con 275 CV de potencia y 600 Nm de par desde las 2.000 rpm. Esto le permite pasar de cero a 100 km/h en 6,3 segundos y alcanzar una velocidad punta de 250 km/h.

Sin embargo, por 9.500 euros, un fanático de Maserati puede optar a la versión de acceso a gama del Ghibli en gasolina, el cual cuenta con idénticas cotas y capacidades, pero con 65 kilogramos meso de peso y un motor V6 sobrealimentado de 3.0 litros con 349 CV y 500 Nm de par desde las 1.750 rpm. Esto le permite contar con una velocidad punta de 267 km/h y un paso de cero a 100 km/h en apenas 5,5 segundos gracias a una transmisión automática de ocho velocidades en común para todos los motores.

Por encima de este se sitúa el mismo V6 de 3.0 litros sobrealimentado con 411 CV y 550 Nm de par para el Ghibli S y el Ghibli S Q4 con tracción integral. Los pesos en este último caso se asemejan al del diésel, pero alcanza los 100 km/h en 4,8 segundos con una velocidad punta de 284 km/h. Los consumos medios homologados en todas las motorizaciones de gasolina superan de 3 a 3,8 litros a los 100 kilómetros.

En base a estos datos, ¿es mejor el Maserati Ghibli Diésel que el gasolina? Prestacionalmente, no, ya que es más lento, tanto en aceleración como en velocidad punta, mientras que su peso se ve acusado dado el volumen de las motorizaciones de gasóleo. Sin embargo, en términos de consumo y precio, es más acorde la opción de gasóleo. Si estás pensando en adquirir un Maserati Ghibli 2017 y no te decantas por una motorización concreta, debes tener en cuenta el kilometraje anual, si vas a desplazarte más por vías extraurbanas o por ciudad y las propias sensaciones de conducción.

Conoce cómo trabajamos en Autobild.