Skip to main content

Noticia

Malas noticias: el Audi R8 podría desaparecer en 2020

Audi R8

El Audi R8 desaparecería para dejar paso al futuro Audi RS Q8 como tope de la gama del Audi Sport, la división de altas prestaciones de la marca.

Si alguna vez has pensado en comprar un ejemplar a estrenar del superdeportivo de la firma de los cuatro aros, mejor que no esperes muchos: el Audi R8 podría desaparecer en 2020 según un informe publicado por un conocido medio especializado. El Audi R8, un modelo que ya va por su segunda generación, es un vehículo muy especial dentro de la gama de Audi al tratarse del único coche de producción en serie de la marca equipado con un motor en posición central-trasera.

 

Cara a cara: Porsche 911 Turbo S contra Audi R8 V10

 

Según indica Automobile, el Audi R8 no tendrá sucesor cuando se dé por concluida la producción del actual Audi R8 en el año 2020. En ese momento será introducido el sustituto del Lamborghini Huracán, vehículo que comparte su plataforma y principales elementos mecánicos con el protagonista de la noticia y que, según este medio, en un futuro será de uso exclusivo de Lamborghini.

 

Lo llamativo es que esta fuente señala que además de ‘matar’ el Audi R8 (prueba), la firma de los cuatro aros habría cancelado el desarrollo del Audi R8 e-tron, la esperada versión 100% eléctrica del modelo. Y lo que es más preocupante, también habrían decidido abandonar el prometedor pero difícil proyecto de un futuro superdeportivo híbrido de 1.000 CV, que se rumoreaba que habría equipado un bloque V8 resultado  de la unión de cuatro motores 1.2 de Ducati con sistema de distribución desmodrómico.

 

 

A todo esto hay que sumar que el Audi R8 desaparecería para dejar paso al futuro Audi RS Q8 como tope de la gama del Audi Sport. Sí, has leído bien, según la información compartida por este medio el tope de gama de Audi Sport será un SUV aunque eso sí, no un todocamino cualquiera: compartirá plataforma con el Lamborghini Urus, del que también tomaría prestado su motor 4.0 V8 de 650 CV.

 

Lo que no varían son los planes a corto plazo de la división de altas prestaciones de Audi, que próximamente pondrá en el mercado un total de hasta cinco nuevos vehículos. Entre ellos estará el Audi R8 de acceso con motor V6 (aquí puedes ver las fotos espía del Audi R8 V6 2018), que estará equipado con el mismo motor que encontramos en las variantes más prestacionales de las gamas del Audi A4 y del Audi A5 Coupé.

 

 

Actualmente, los RS 4 Avant y RS 5 Coupé montan un motor 2.9 V6 biturbo con 450 CV de potencia de origen Porsche. Una motorización que según Automobile, no está muy lejos de su máximo potencial a pesar de ser un bloque de nuevo desarrollo, indicando que alcanzaría tan solo 20 CV más hasta sumar un total de 470 CV en su configuración más extrema. Esto quiere decir que no será utilizado por los futuros Audi RS 6 Avant y Audi RS 7 Sportback.

 

Los sucesores de estos dos modelos, que son claves en la gama de Audi Sport, recurrirán al mismo motor 4.0 V8 biturbo que emplean actualmente. Si bien, para la ocasión el bloque aumentará su rendimiento hasta alcanzar una potencia máxima de 650 CV, como ya sucede en el Lamborghini Urus.

 

Fuente: Automobile

 

Lecturas recomendadas