Skip to main content

Noticia

Jessi Combs fallece al intentar convertirse en la mujer más rápida del planeta

Jessi Combs
Jessi Combs, que llevaba años preparando el asalto al récord histórico de velocidad femenino, ha fallecido al intentarlo en un accidente del que no se conocen las causas.

El nombre de Jessi Combs no le dirá nada a la mayoría de los aficionados del motor. Lo hubiésemos oído próximamente en las noticias, pero por un motivo muy diferente al real. Esta mujer se había propuesto batir el récord mundial para féminas, en poder desde 1976 de Kitty O'Neil con una marca de 825,122 km/h. Por desgracia, Combs ha sufrido un accidente cuando lo intentaba hace unos días y ha fallecido.

VÍDEO: Dos locos al volante a punto de provocar un accidente

Para lograr superar tal velocidad Jessi Combs contaba con el North American Eagle, un 'engendro' derivado de un Lockheed F-104 Starfighter, un caza de combate que la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, capaz de desarrollar la friolera de 52.000 CV. Le quitaron las alas, pero conservó la parte de la cola para dotar al vehículo de estabilidad lineal, algo nada sencillo a unas velocidades como las que se manejan para estos retos. Además, las tres ruedas, dos en la zona trasera y una en la delantera, eran metálicas para poder soportar las fuerzas generadas. Por desgracia algo salió mal en el desierto de Alvord, en Oregón, y todo acabó en tragedia.

No te pierdas: Espectacular accidente en cadena en Nürburgring

Jessi Combs preparaba el asalto a este récord desde el año 2013 junto a Ed Shadle. De hecho, éste veía posible batir el récord absoluto de velocidad sobre tierra, en posesión de Andy Green, el único humano que ha sido capaz de superar la barrera del sonido en estas condiciones. El objetivo era acercarse a casi 2.500 km/h, es decir, casi el doble de lo logrado por Green.

VÍDEO: Los 7 peores accidentes de rally en los últimos 20 años, ¿los recuerdas?

Antes de este fatal intento, Jessi Combs ya había logrado una marca de acasi 640 km/h en el año 2013. El año pasado, en 2018, realizó un primer intento casi a 775 km/h, pero no pudo ser homologado porque problemas técnicos le impidieron completar una segunda pasada en sentido contrario a la primera, algo necesario para dotar de carácter oficial a estas marcas. Lo hizo precisamente en Alvord, un lugar que desde ahora es un poco más sombrío.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además