Skip to main content

Noticia

Hyundai Veloster: 5 datos que debes saber

Hyundai Veloster 2019
Concepto peculiar.

En un panorama automovilístico en el que cada vez se apena menos al aspecto emocional y en el que en muchas ocasiones da la sensación de que todos los coches están cortados con el mismo patrón, es de agradecer cuando las marcas llevan a cabo propuestas diferentes que se salen de lo común. Hyundai consiguió sorprender con el Hyundai Veloster original y ahora que acaba de presentar su segunda generación, los cambios le mantienen igual de fresco. Estos son 5 datos que debes saber sobre el vehículo coreano.

VÍDEO: Así es el Veloster de The Walking Dead

Pero antes de empezar hay que aplaudirle por un simple hecho: es un cupé. Parece baladí, pero este tipo de coches está de capa caída, así que es loable que un fabricante lance uno al mercado a pesar de que no suponen un volumen de ventas muy alto. Entendemos los motivos: suelen ser caros en comparación a un compacto equivalente y mucho menos prácticos, pero aportan imagen para la marca y dan opciones a aquellos que ven el coche como algo más que un medio de transporte.

Asimétrico

Es imposible hablar del Hyundai Veloster y empezar por otro punto que no sea el hecho de que es asimétrico. Optar por una única puerta en el lado del conductor y dos en el lado derecho fue una decisión arriesgada por parte de la marca coreana, impactó en el original y ha hecho bien en mantenerlo en su segunda generación, puesto que es la principal seña de identidad del modelo. Además, por pequeña que sea la tercera puerta, facilita el acceso a la fila de asientos trasera sin comprometer el apartado estético el deportivo.

Remozado estético

Y es que su imagen es otro de sus puntos fuertes. Sus dimensiones (4.240 mm de largo, 1.800 mm de ancho y 1.400 mm de alto) le confieren una silueta atlética , pegada al suelo y con carácter muy dinámico; algo que remata el lenguaje de diseño. Es fácilmente identificable como un Hyundai, pero presenta rasgos más agresivos que sus hermanos, como la parrilla hexagonal de mayor tamaño, entradas de aire en el paragolpes, nervios que definen tanto el capó como los pasos de rueda y un difusor trasero de lo más llamativo, sobre todo con las dos salidas de escape centrales. Además, toques como el techo en tono de contraste o los nuevos diseños de las llantas ayudan a redondear el conjunto.

Los nuevos Veloster y Veloster N al desnudo

Salto de calidad interior

El habitáculo presenta un acabado bastante mejor que el de su predecesor, con una sensación de calidad superior a este. La tapicería puede ser de tela o mixta con cuero, el tacto de las superficies de plástico se ha mejorado, los apliques de aluminio está distribuidos por todo el interior, tanto el volante como la palanca de cambios son de cuero, las costuras de contraste a juego con la carrocería aportan un toque de color y tanto el cuadro de instrumentos como la consola central son completamente nuevos. Ésta, de hecho, tiene un tamaño de ocho pulgadas y es compatible tanto con Apple CarPlay como con Android Auto

Normal y Turbo

Decimos normal por referirnos a la versión de acceso, pero Hyundai, consciente del enfoque de su coche, ha puesto el suelo de este en un motor 2.0 tetracilíndrico de 149 CV de potencia y 179 Nm de par máximo, suficiente para moverlo con soltura. El Turbo, por encima, emplea un bloque 2.0 de 204 CV y 264 Nm de par que, además, llega con una dirección más precisa y una puesta a punto específica. Lo que tienen en común ambas versiones es el Torque Vectoring Control y la posibilidad de emplear una transmisión manual o automática, ambas de seis relaciones.

Deportiva versión N

La joya de la corona, segundo modelo de la casa en lucir la ‘N’ en una carrocería adornada con el ya característico color azul claro identificativo. Por una parte luce una imagen bastante más agresiva (dos escapes individuales, llantas de hasta 19 pulgadas, alerón, etc) y por otra mejora muchos de sus componentes mecánicos: suspensión endurecida, diferencial de deslizamiento limitado y frenos de mayor tamaño. La guinda la pone el motor 2.0 turbo, potenciado hasta los 275 CV y los 325 Nm de par, que en este caso se combina en exclusiva con una caja de cambios manual de seis relaciones cuyas marchas han sido acortadas.

Todo sobre el Hyundai Veloster

Y además