Skip to main content

Noticia

Guía de compra gas o gasolina, ¿qué interesa más?

Guía compra gas o gasolina

¿El gas es solo para ahorradores? Puede, pero no sólo. Con el CNG, hay mucho más. Guía de compra gas o gasolina, ¿qué interesa más?

Echamos un vistazo al precio de los combustibles. El precio del gas natural es mucho más bajo que el precio de la gasolina. La diferencia anual, teniendo en cuenta el consumo, puede llegar hasta los 1.500 euros. Hemos hecho la comparativa, para calcularlo, entre un Audi A4 con motor 2.0 TFSI y su homólogo de gas. Entonces, si se ahorra tanto, ¿por qué no todos los coches se mueven con gas? En esta guía de compra gas o gasolina te mostramos qué interesa más.

N te pierdas: así está subiendo el precio de la gasolina

Incluso son algo más respetuosos con el medio ambiente. El gas combustiona casi sin originar partículas, con poco óxido nítrico y menos CO2 que un diésel. ¿Dónde está entonces el problema? Pues para empezar, la red de surtidores es aún escasa. Muchos de los motores tienen una respuesta más tosca y, en la práctica, el depósito de gas resta espacio. Estas son las desventajas. Pero con estos seis modelos que probamos, te mostramos en qué casos el gas puede darte grandes dosis de satisfacción... Y diversión.

Vídeo: Cómo ahorrar con un coche de gasolina:

Audi A4 Avant G-TRON 2.0 TFSI contra 2.0 TFSI: ahorrar con estilo

Precio base por encima de los 43.000 euros, ¿es por tanto el ahorro en consumo decisivo? Sí, más si tenemos en cuenta que el A4 g-tron es sólo unos 740 euros más caro que el 2.0 TFSI de 190 CV y su convencional motor de gasolina. Además, el modelo de gas tiene un rodar casi igual de refinado que el de combustible, con una ligera desventaja en aceleración en recta, si bien sus tiempos siguen siendo notables.

Guía compra gas o gasolina

Aunque el A4 tiene un depósito de gas relativamente pequeño (dos botellas de fibra de carbono bajo el suelo) le permite circular 390 kilómetros y, en combinación con el tanque de gasolina de 25 litros, llega a los 720 km (exactamente lo mismo que el A4 TFSI con depósito de 54 litros). Por tanto, no se resiente en el uso diario. Otra cosa que llama la atención es que el A4 de gas estéticamente es igual y sólo se distingue por los indicadores específicos, limpiamente integrados, y porque la información de consumo se da en kilos (así se mide la eficiencia en los modelos de gas). 

El pero: la diferencia de consumo no es gigantesca. Según nuestro cálculo, son 25 euros al mes (con 15.000 kilómetros al año). Quien pueda soportarlo y le primen las prestaciones, tendrá su coche en el 2.0 TFSI. 

Seat Ibiza 1.0 TGI contra 1.0 ECO TSI: Seat le da gas, pero bien

Tras el Seat Mii y el Seat León, Seat ofrece ahora también su Seat Ibiza con una variante de gas. Primero te contamos lo positivo: junto al tanque de gas de 13 kilos, lleva también un depósito de gasolina de 40 litros. Esto eleva la autonomía a casi 1.000 kilómetros. Ahora, lo negativo: el sonido recuerda al de una máquina cortacésped y no es un prodigio de prestaciones. Aparte, tanto el 1.0 TSI Eco como el TGI requieren ir altos de vueltas para sacarles algo de brío. Sólo así se nota algo de empuje. 

Guía compra gas o gasolina

En ciudad ambos son ágiles y te gustará lo rápida que es su dirección. Por carreteras de montaña los dos son divertidos, pero debes de tener en cuenta que hay que jugar todo el rato con el cambio y reducir más de lo habitual en los adelantamientos. 

Pero al final, las prestaciones del TGI son peores de lo que esperábamos. Esto tiene que ver, sin duda, con los 120 kilos extra el modelo TGI. En lo que sí puntúa bien el de gas, como es lógico, es en los apartados de medio ambiente y consumo. 

Volkswagen Golf 1.4 TGI contra 1.0 TSI: ¿gas? Una cuestión de dinero

Volkswagen ofrece el 1.4 TGI de cuatro cilindros, mientras que su hermano de gasolina va impulsado por un 1.0 TSI de tres cilindros. Pero hay que decir que el de gas no aprovecha su ventaja mecánica de una forma demasiado óptima. El TGI gira silencioso y sin vibraciones, aunque no se nota más relajado que el más pequeño TSI. Y es que este 1.0 es un motor sorprendentemente redondo y cómodo para ser un tricilíndrico, nunca suena demasiado forzado e incluso acelera antes que el TGI, con el que comparte potencia. 

Guía compra gas o gasolina

Por tanto, decantarse por uno u otro es más bien una cuestión de gustos y, sobre todo, de ahorro inicial. Ya que, si miras los costes, no hay duda: el gasolina, aunque consume más, sale ganando en el balance final. Y es que cuesta casi 3.500 euros menos. 

En pérdida de valor y costes no se diferencian en exceso, por tanto, en este campo no destaca ninguno. En este caso, está claro: lo más lógico es elegir la versión gasolina

Opinión

En lo que respecta a cualidades de conducción y capacidad para el día a día, coches de gas se diferencian de sus hermanos convencionales de gasolina solamente en algunos matices. Visto así, no existe ningún motivo para rechazarlos desde el primer momento. Sin embargo: cuando merece la pena hacer el cambio al gas es cuando da más prestaciones, porque si nos ceñimos a los costes, según nuestra calculadora (15.000 km/año) no siempre compensa y, por lo tanto, hay que analizar muy bien los kilómetros que necesitamos recorrer.

Lecturas recomendadas

Y además