Skip to main content

Noticia

Motor

Grandes coches que no triunfaron: Suzuki Kizashi

suzuki kizashi

En esta nueva entrega de la saga de artículos relacionados con grandes coches que no triunfaron vamos a analizar brevemente la historia del Suzuki Kizashi.

Puede que a Suzuki no siempre le hayan salido las cosas bien en el exigente mercado europeo. El fabricante originario de Japón es bien conocido por dos cosas a este lado del planeta: sus motocicletas y sus todoterrenos económicos. El mercado de turismos no le es tan fructífero y una buena muestra de ello es el Suzuki Kizashi, un gran coche que no llegó a triunfar.

El Kizashi fue un sedán de cuatro puertas diseñado para competir en el segmento C de compactos, aunque con unas medidas más propias de una berlina de segmento D. Su estancia en el mercado fue algo efímera, con una vida comercial en España que se redujo a poco más de cuatro años, con unas ventas tan poco representativas que hoy día se deja ver en el mercado de segunda mano.

Grandes coches que no triunfaron: Renault Modus y Grand Modus

Grandes coches que no triunfaron: Suzuki Kizashi

suzuki kizashi

Con el Suzuki Kizashi, denominación que proviene del japonés y cuyo significado hace referencia a un presagio, una señal, a “algo grande está por venir”; la firma japonesa quiso abarcar un amplio número de mercados. Su desarrollo finalizó en la primera mitad de 2009 tras revelar tres concept cars entre 2007 y 2008, y se presentó primero en Estados Unidos, en julio de ese mismo año.

Posteriormente, el sedán de Suzuki llegaría a Japón y América del Norte antes de acabar 2009, a Europa y Australia (donde fue el primer coche de este segmento que Suzuki vendió) en 2010, a la India en 2011 e incluso al mercado iraní en 2012.

Suzuki Kizashi Sport frontal

Suzuki Kizashi 2.4 4x4 CVT Sport

Ensamblado en Japón, el Kizashi tenía líneas redondeadas en el frontal, una carrocería musculosa y un estilo de inspiración deportiva. Con 4,65 metros de largo, 1,82 metros de ancho y 1,47 metros de alto, el modelo era un coche de tamaño medio con 2,7 metros de distancia entre ejes dispuesto a rivalizar por precio a las clásicas berlinas de segmento D.

A Europa llegó únicamente con un solo motor de gasolina. La versión Sport, como se apellidó el modelo, contó con un propulsor de cuatro cilindros y 2.4 litros de aspiración natural que entregaba 178 CV de potencia a 6.500 rpm y 230 Nm de par a 4.000 rpm.

Este bloque estaba ligado tanto a un cambio manual de seis velocidades con tracción delantera como a una transmisión automática de convertidor variable reservada exclusivamente a la versión con tracción a las cuatro ruedas basado en el sistema i-AWD del SX4 (ahora conocido como Suzuki S-Cross). La apuesta de Suzuki por esta configuración mecánica permitía a Kizashi destacar entre la competencia.

En el Salón de Nueva York de 2011, Suzuki presentó un prototipo híbrido denominado Kizashi EcoCharge con un motor de gasolina de 2.0 litros y 144 CV, ligado a un motor eléctrico de 20 CV con el que el fabricante japonés anunciaba un ahorro en el consumo de hasta un 20%.

Ventas limitadas incluso en Japón, donde triunfó como coche de Policía

suzuki kizashi

A España llegó en septiembre de 2010 y permaneció en activo hasta enero de 2015, cuando fue oficialmente descatalogado. Suzuki no consiguió grandes resultados de ventas, ni siquiera en su mercado local, donde vendió menos de 3.400 unidades en cinco años. De todos ellos, una cuarta parte fueron adquiridos como coches de Policía.

En Estados Unidos, el Suzuki Kizashi gozó de algo más de aceptación entre los compradores. Su mejor año de ventas tuvo lugar en 2011, con casi 7.000 unidades matriculadas, mientras que en 2013 (su último año a la venta) tan solo se registrarían 1.600, lo que deja de manifiesto que la vida comercial del sedán japonés fue bastante efímera.

En 2014, Suzuki mandó retirar a través de una llamada a revisión a miles de unidades del Kizashi en el mercado americano debido a que las arañas se colaban en el compartimento del motor, tejían redes en la manguera de ventilación del tanque de gasolina, bloqueándola y creando una presión negativa que provocaba que el depósito se agrietara, aumentando el riesgo de incendio. 

Su escaso éxito se debe a que Suzuki quiso competir en un segmento tradicionalmente dominado por las grandes marcas alemanas. Fuera del segmento premium, en Europa estaba en auge la fiebre de los SUV, algo que ha dañado seriamente a las berlinas durante la última década.

Una muestra de sus bajas ventas y limitada vida comercial es que es bastante complicado encontrar unidades del Suzuki Kizashi a la venta de segunda mano actualmente en España. Hay pocas y, sorprendentemente, tienen precios por encima de los 10.000 euros.

Etiquetas:

Berlinas

Y además