Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Así funciona el sistema de propulsión del Mazda MX-30

Mazda MX-30
Analizamos la mecánica del primer coche eléctrico de Mazda.

Mazda presentó en el pasado Salón de Tokyo el nuevo Mazda MX-30, el primer coche eléctrico de producción de la marca. Se trata de un modelo SUV con aires de coupé que muestra cómo va a ser la evolución del diseño Kodo.

Este primer coche eléctrico de Mazda monta un motor cuyas prestaciones aún no han sido desveladas, si bien lo que sí se conoce es la autonomía que ofrecerá el Mazda MX-30: unos 200 km. Y aunque aún estamos en una fase muy temprana, y la información técnica es escasa, hoy queremos analizar el sistema de propulsión del nuevo MX-30. ¡Allá vamos!

 VÍDEO: PRUEBA A FONDO, Mazda MX-30 | ¿Convence su autonomía de 200 km?

 

Así funciona el sistema de propulsión del Mazda MX-30

Como ya te adelantábamos, el Mazda MX-30 monta una batería de tamaño adecuado que le proporciona una autonomía de aproximadamente 200 km, bastante más que los 48 km que un conductor europeo recorre de media al día. El nuevo MX-30 sigue la estela del innovador motor Skyactiv-X recientemente lanzado.

Coincidiendo con el lanzamiento de la última generación del Mazda3 en 2019, la marca introdujo su Skyactiv-Vehicle Architecture más avanzada, una serie de nuevas tecnologías estructurales que suponían una evolución de su filosofía de desarrollo centrada en el ser humano.

Después del Mazda3 y el Mazda CX-30, el Mazda MX-30 es el tercer modelo de la nueva generación en adoptar esta tecnología de vanguardia. Está concebido para ofrecer una experiencia Jinba Ittai única al volante; eso sí, adaptada al comportamiento suave y fluido de su motorización eléctrica.

La nueva tecnología de propulsión eléctrica e-Skyactiv del Mazda MX-3

La nueva tecnología de propulsión eléctrica e-Skyactiv del Mazda MX-30 combina una batería de iones de litio y un motor eléctrico con tecnologías derivadas de la filosofía de desarrollo centrado en el ser humano de Mazda. Ofrece al conductor una experiencia de conducción suave, fluida y silenciosa, en la que el coche responde manera precisa y directa a las intenciones del conductor.

Esta es la configuración del sistema e-Skyactiv

El sistema e-Skyactiv está formado por varios componentes de alta tensión: el motor, la batería, el inversor y el transformador CC/CC. El inversor convierte la corriente continua de la batería en corriente alterna para alimentar el motor. Por su parte, el transformador CC/CC reduce la tensión de la batería para dar suministro a los equipos auxiliares de 12 V del coche.

El motor, el inversor, el transformador CC/CC y la caja de conexión están integrados en una unidad de alta tensión montada en la parte frontal del vehículo. El tamaño de la batería de alta tensión —que va montada bajo el suelo entre ambos ejes— se ha dimensionado escrupulosamente con el fin de minimizar las emisiones de CO2 durante todo su ciclo de vida, desde la extracción de materias primas hasta la eliminación de la batería.

La caja de la batería

Para rebajar su altura y minimizar la intrusión en el espacio del habitáculo, se utiliza un módulo de batería de alta densidad y un cableado de distribución especialmente delgado, que reduce el tamaño del cableado que une los componentes de alta tensión. El sistema de refrigeración también presenta un perfil bajo.

La caja de la batería está integrada en la carrocería del Mazda MX-30 y contribuye a incrementar la rigidez general del vehículo. Las tomas de carga normal y rápida están agrupadas en un bloque al que se accede desde el paso de rueda derecho trasero. El cable de carga de corriente alterna se almacena en la zona de equipaje.

El esquema de control minimiza las pérdidas de energía en el sistema, es decir, las pérdidas del inversor, del motor y de conversión de la tensión de la batería en potencia de tracción. Por otro lado, existe un control armonizado entre el sistema eléctrico y el vehículo. Su misión consiste en reducir el consumo eléctrico y maximizar la cantidad de energía que se destina directamente a propulsar el vehículo.

La batería del Mazda MX-30

La batería del Mazda MX-30 está equipada con un sistema basado en refrigerante que enfría la batería cuando sube su temperatura. Se trata de un sistema compacto, formado por una serie de delgados tubos de refrigeración unidos al plano inferior del módulo de la batería y en contacto con un intercambiador de calor. Un sensor se encarga de monitorizar en todo momento la temperatura de la batería y controla la circulación de refrigerante en función de las necesidades.

El objetivo es mantener la batería a una temperatura óptima, incluso en días calurosos, para evitar que se degrade por efecto del calor. Se complementa con un control cooperativo que regula los sistemas de aire acondicionado y de refrigeración de la batería, para que el comportamiento de ambos resulte eficiente.

Estructura de protección de los componentes de alta tensión

Como protección de los componentes de alta tensión del Mazda MX-30, se ha adoptado un sistema de control que corta instantáneamente la corriente eléctrica cuando detecta cualquier irregularidad. Una estructura protege la batería frente a las fuerzas externas incluso en caso de colisión. Estas medidas evitan que se produzcan descargas eléctricas si alguno de los componentes de alta tensión sufre daños accidentales.

Métodos de carga del Mazda MX-30

El e-Skyactiv puede cargarse a velocidad normal empleando corriente alterna con una potencia de hasta 6,6 kW o con un cargador rápido de corriente continua. El modelo es compatible con cargadores de corriente continua de los estándares CHAdeMO o COMBO. 

La adopción del estándar más extendido en cada región específica permite recargar el Mazda MX-30 en cualquier estación de carga de la red. 

Todo sobre Mazda

Y además