Skip to main content

Noticia

Diesel o gasolina: 3 coches que son mejores con gasóleo

Nissan Micra

Esta vez, del lado del diésel.

Aunque todo nuestro entorno apunte a que estamos ante el fin del diésel, todavía queda para que lleguemos a su desaparición total (si es que eso llega a ocurrir algún día) y, en el contexto actual, es normal preguntarse todavía si optar por un vehículo diésel o uno de gasolina. De hecho, hay ciertos casos en los que es mejor la variante de gasóleo, aquí te presentamos tres.

VÍDEO: 7 coches diésel que todavía podrás usar en 2020

Los motivos para decantarse por este tipo de mecánicas son de sobra conocidos, principalmente el bajo precio del combustible (aunque dentro de nada se igualará) y el consumo mucho más reducido que el de sus rivales (si excluimos coche electrificados). Esto hace que al menos de momento compense pagar la cantidad extra que cuestan sobre sus pares de gasolina (si se van a hacer muchos kilómetros). Por otro lado, también hay que tener en cuenta que hay fabricantes que han perfeccionado sus bloques diésel hasta el punto de ser muy recomendables.

Aquí tenéis 3 coches que son mejores con gasóleo:

Peugeot 208 1.6 BlueHDI 75 CV

Es, con seguridad, el mejor coche diésel barato que te puedes comprar. Un urbano con un precio de partida de poco más de 13.000 euros que hace de la eficiencia su principal seña de identidad. El propulsor 1.6 BlueHDI de la marca francesa se ofrece a lo largo y ancho de la gama con un variado abanico de potencias, pero en el que caso del urbanita (con el que también está disponible en 100 CV), 75 CV son suficientes para moverlo con soltura y con un gasto mínimo: homologa un consumo mixto de 3,5 l/100 km y unas emisiones de 90 g/km.

No es excesivamente rápido (0-100 en 13,3 segundos) pero tampoco es esa su vocación, pero sí es bastante ‘pintón’, con un diseño atractivo, que llama la atención y con unas proporciones bastante armoniosas.

El mejor diésel barato que puedes comprar

Nissan Micra 1.5 dCi 90 CV

El nuevo Nissan Micra es una mejora completa sobre su predecesor. Estéticamente no hay punto de comparación, es más espacioso y su interior es mucho más moderno. Ahora bien, si se le puede poner una pega es su escasez de motores, apenas tres y de una potencia muy moderada.

Puestos a elegir entre los gasolina de 73 o 90 CV, es mejor opción el diésel de 90 que, aunque es ligeramente más caro (unos 1.500 euros de sobreprecio en versiones equivalentes), es un auténtico mechero. Su consumo medio homologado es de 3,2 l/100 kilóemtros, cifra muy baja que unida a su depósito de 41 litros arroja una autonomía de casi 1.300 kilómetros.

Alfa Romeo Stelvio 2.2 210 CV

Antes que nada: por supuesto que nos quedamos con el Alfa Romeo Stelvio QV de 510 CV, pero soñar es gratis y comprar un coche no. Así que seamos realistas, puesto que lo normal es optar por las versiones “normales” del todocamino italiano. Entre ellas la diferencia de potencia es bastante grande, siendo el gasolina más pequeño el de 280 CV, mientras que el diésel del 210 CV se presenta como una opción de compra mucho más racional. Además, cuenta también con elementos como la tracción a las cuatro ruedas o la caja de cambios automática, por lo que su comportamiento dinámico también es muy bueno.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas