Noticia

Demanda a Ferrari por no venderle un LaFerrari Aperta

Demanda a Ferrari por no venderle un LaFerrari Aperta

Ignacio de Haro

04/08/2016 - 17:12

Un afamado coleccionista, ex piloto de carreras y empresario estadounidense ha demandado a Ferrari por no venderle un LaFerrari Aperta. Preston Henn, de 85 años de edad, alega que al no haberle ofrecido uno de los 70 ejemplares que se espera sean fabricados, Ferrari habría dañado su reputación, tanto en el ámbito profesional como personal, por lo que reclama 75.000 dólares.

No te pierdas: Porsche 918, LaFerrari y McLaren P1… ¡juntos!

Puede parecer de broma, pero si esta demanda llega a buen puerto, podría cambiar la forma en la que fabricantes como Ferrari escogen a los potenciales compradores de sus automóviles más exclusivos, esos que solo suelen ofrecer a sus mejores clientes. Y es que un anciano de Florida ha decidido demandar a Ferrari por no venderle un LaFerrari Aperta, la edición especial con carrocería descapotable desarrollada sobre la base del Ferrari LaFerrari, el modelo de calle más potente jamás comercializado por la marca.

Pero este señor de 85 años no es cualquier persona, es un reputado coleccionista de coches, ex piloto de carreras (entre otras, ha ganado las 24 Horas de Daytona de 1983 al volante de un Porsche 935) y afamado empresario estadounidense. Preston Henn no comprende cómo es posible que Ferrari no haya querido venderle un Ferrari LaFerrari Aperta, sobretodo sabiendo que con anterioridad se había podido hacer con coches tan exclusivos como el Ferrari FXX.

VÍDEO: el Ferrari LaFerrari en todo su esplendor

Preston Henn ha tenido o tiene coches como un Ferrari 275 GTB Speciale de 1965, un Ferrari 365 GTB/4 Daytona Spyder de 1971, un Ferrari F40 de 1985, un Ferrari F50 de 1995 o un Ferrari Enzo de 2003. Entre los más recientes, encontramos automóviles como la versión coupé del Ferrari LaFerrari Aperta, el Ferrari 458 Speciale o un Ferrari 488 GTB, uno de los últimos lanzamientos de la marca italiana. Pero parece que esta colección no es lo suficientemente importante como para que Ferrari le ofrezca su modelo más exclusivo del momento.

Y eso a pesar de que el mismísimo Sergio Marchionne llegó a decirle a Henn que el Ferrari 275 GTB Speciale de 1965 que posee era su Ferrari favorito de todos los tiempos. Así que cuando Preston Henn se enteró del inminente lanzamiento del Ferrari LaFerrari descapotable, decidió pasarse por su concesionario habitual, donde le dijeron que no podían vendérselo. Sorprendido, Henn decidió dar a conocer su situación, vía carta tradicional, a varios mandamás de la marca y al propio Marchionne, al que supuestamente también envió un cheque por valor de un millón de dólares al que contestaron, según afirma Autoweek, diciendo que no debería mandar sumas tan elevadas de dinero por correo, ya que podría acabar perdiéndose.

Fuente: CarScoops, Jalopnik, Autoweek.

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches