Skip to main content

Noticia

Motor

La crisis de los microchips podría llegar a 2023, según Mercedes

Clientes de Mercedes tendrán que esperar más de un año

Desde que, en plena pandemia, se desató la crisis de los semiconductores, tanto compradores como trabajadores de las plantas de automóviles y, sobre todo, fabricantes, han estado preguntándose hasta cuándo puede durar esto. Haciendo un poco de futurólogos para tratar de predecir un devenir incierto en una industria, la de los componentes, extremadamente compleja. Y parece que las malas noticias van ganando a las buenas. El último en tirar un jarro de agua fría sobre la industria ha sido el CEO de Daimler, Ola Kallenius, que ha sugerido que la crisis de los microchips podría llegar a 2023. Un año más tarde de lo que muchos planteaban.

Lo hizo en una mesa redonda en el marco del Salón de Múnich, según recoge el portal Auto News. "Varios proveedores de chips han aludido a problemas estructurales con la demanda. Y eso podría influir en todo el año 2022, y que la situación empiece a relajarse en 2023", pronosticó allí el 'jefe' de Daimler. Y no es solo su opinión cualificada; es que el propio grupo al que pertenece Mercedes ha publicado recientemente unas previsiones de ventas significativamente reducidas para el tercer trimestre de este ejercicio. Debido, claro está, a los semiconductores.

La industria del automóvil pierde 20.000 millones de dólares por la crisis de los semiconductores

A pesar de lo cual, Kallenius asegura que espera que su suministro de microchips empiece a recuperarse ya en el cuarto trimestre. La crisis llega en un momento particularmente delicado para el fabricante alemán, que está inmerso en un rápido cambio de ciclo hacia los coches eléctricos e hiperconectados. Lo que los hace aún más dependientes de los microchips.

Solo en el IAA de Múnich, se han presentado dos modelos de producción dentro de su familia EQ: la berlina EQE y un SUV llamado EQB. Y otros tres prototipos 100% limpios: el smart Concept #1 (aunque la tecnología debería ponerla el gigante chino Geely), el Mercedes-Maybach EQS y el EQG, que sería un Clase G con cuatro motores eléctricos.

chip semiconductor

Muchas de las marcas que cuentan con ellas están inmersas en paros por esta causa o prevén realizarlos. Lo cierto es que la hipótesis del año 2023 como la salida de la crisis comienza a tomar cuerpo. Es la fecha que Tesla se fija para empezar las entregas del nuevo Roadster, como hemos sabido recientemente de boca (o de Twitter) del propio Elon Musk. Y ya en mayo pasado, el presidente de la tecnológica IBM, Jim Whitehurst, se pronunció en este sentido.

Aunque otros son algo más prudentes en sus predicciones. En el propio Salón de Múnich, el CEO de BMW, Oliver Zipse, ha asegurado que los problemas en las cadenas de suministros seguirán "de 6 a 12 meses" más. Y el 'patrón' de Volkswagen, Herbert Diess, se limitó a afirmar que la situación continuará así aún durante "meses o incluso años".

Etiquetas:

producción

Y además