Skip to main content

Noticia

Radares

Un conductor bate una dudosa marca: le cazan a una de las velocidades más altas de Cataluña

Conductor cazado

El fin de semana pasado fue un tanto interesante para los Mossos d’Esquadra que vieron como tres vehículos, que circulaban por las carreteras catalanas, ignoraban los límites de velocidad llegando a doblar la velocidad máxima permitida. Sin embargo, uno de ellos batió todos los récords. Literalmente. El joven fue cazado a una de las velocidades más altas registradas en Cataluña.

Radares DGT 2020: estas son las ubicaciones exactas de los 1.320 que multan

A 246 km/h. Esa fue la velocidad a la que, según informa Periodismo del Motor, el radar pilló a un conductor de 25 años de origen marroquí y residente en Francia cuando circulaba por la AP-7. Una dudosa marca que batió cuando circulaba en sentido Barcelona a la altura de la localidad costera de Cambrils.

En este tramo de la autopista el límite de velocidad, como os podéis imaginar, es de 120 km/h: efectivamente, iba al volante de su Volkswagen Golf a más del doble. Una velocidad que se encuentra entre las más altas registradas nunca en Cataluña.

En el momento en el que el radar registró la infracción, los Mossos d’Esquadra avisaron a las patrullas que participaban en el dispositivo de control de la velocidad y consiguieron detenerle en el peaje de Vila-seca… después de verse obligados a circular a una velocidad penal.

Tal y como establece la normativa, cuando un conductor circula a más de 80 km/h en vías interurbanas la infracción se convierte en un delito. El castigo, por lo tanto, será prisión de tres a seis meses o una multa de seis a doce meses o trabajos para la comunidad de 31 a 90 días. A esto hay que añadir la privación del carnet de conducir entre uno y cuatro años.

Conductor cazado

Dos casos más

Las altas velocidades no se quedaron ahí. Los agentes detuvieron a un hombre de 50 años de nacionalidad italiana como presunto autor de un delito contra la seguridad vial: circulaba a 214 km/h con su Mercedes GLC Coupé por el mismo escenario, la AP-7, limitada a 120 km/h. En este casi la infracción tuvo lugar en otra localidad de la provincia de Tarragona: Reus, pero fue interceptado en Tortosa

Y el último caso se lo encontraron los Mossos d’Esquadra en el mismo radar: en sentido sur, un Mercedes Clase G iba a 208 km/h. Los agentes, en este caso, denunciaron administrativamente al conductor.

Más:

Radares 2015

Y además