Skip to main content

Noticia

Comparativa: Mercedes Clase X y Volkswagen Amarok: pastillas anti-rutina

Mercedes Clase X vs Volkswagen Amarok

¿Quieres salir de la vida cotidiana? Muy bien, vamos allá: El Mercedes Clase X y el Volkswagen Amarok son las llaves perfectas para escapar de la rutina. Estos pick up te pueden llevar a cualquier lugar que te propongas. Y con todo el equipaje que se te pase por la cabeza. Los enfrentamos para demostrártelo. Comparativa: Mercedes Clase X vs Volkswagen Amarok.

No te pierdas: Novedades 2019

Ambos candidatos de prueba son altos, robustos, fuertes. Con chasis de travesaños, cabina doble, mucho espacio en la zona de carga, totalmente plana, donde también da para una rueda de repuesto auténtica. 

VÍDEO: Alucina con este Amarok en acción

Ambos tienen más de cinco metros de largo y casi podrías llevarte a cuestas todo lo que cabe en un piso medio; 1,58 metros de largo y un máximo de 1,56 metros de ancho en la superficie para bártulos del Mercedes (carga útil: 830 kilogramos), 1,52 metros de largo y un máximo de 1,62 metros de ancho en el Volkswagen El Amarok, que puede cargar 580 kilos, y por unos 250 euros extra, monta resortes de hojas más duras, que añaden160 kilos más. Si eso todavía no es suficiente: ambos pueden tirar de 3,5 toneladas con su bola de remolque. 

Los son cómodos, pero...

La gente de Mercedes ha tratado de mitigar el carácter de vehículo comercial del Nissan original (NP300). Pero realmente no necesitamos tanta decoración plateada o las salidas de aire tan pretenciosas Y todavía encontramos los distintos botones de Nissan. Al menos, incluye la atractiva instrumentación de Mercedes y el Comand Navi (8.4 pulgadas, opcional) que permite un manejo sencillo esfuerzo. Los asientos son cómodos, y permiten largas distancias sin fatiga. Incluso en la parte posterior, dos o tres adultos se acomodan con cierto desahogo, siempre que inclinen levemente la cabeza, porque el espacio hacia arriba es escaso.

El Volkswagen ofrece, sorprendentemente, mucho más espacio, se ve mucho más aireado, tanto en la parte posterior como en la delantera. Los maravillosos asientos ErgoComfort son incluso más cómodos que los del Mercedes. Pero, básicamente, es más civilizado en sus maneras, y se aleja más de lo que entendemos por vehículo industrial.

Todo ello, con el estilo familiar y sobrio de Volkswagen, quizás un poco anticuado en algunos aspectos, como el pequeño sistema de navegación de 6,3 pulgadas, si bien, a cambio, tiene un manejo my sencillo.

¡Arrancamos!

Los dos van impulsados ​​por sendos potentes 3.0 litros diésel, y casualmente, los dos rinden 258 CV. Acoplados a un convertidor automático, el Mercedes con siete velocidades, el Volkswagen, con ocho etapas. 

Mercedes Clase X vs Volkswagen Amarok

Ambos modelos tiene poderío para compensar las casi 2,5 toneladas que pesan. En el Mercedes, el rugido de su V6 (258 CV, 550 Nm) es más orgánico, si bien no sube de vueltas con la misma facilidad que su rival. La caja automática parece un poco vacilante, si bien en modo Sport se vuelve más decidida. En 8,1 segundos pasa de 0 a 100 km, y alcanza los 205 km/h. El V6 (285 CV, 580 Nm) del Amarok suena un poco más limpio que el Benz, y solo requiere 7,8 segundos para pasar de 0 a 100, con una punta de 207 km/h.

El Amarok se comporta más como un SUV y no como un pick-up clásico. Así que más bien parece un Touareg con área de carga. Se lleva fácilmente con su agradable y directa dirección, y se siente más manejable que el Mercedes, cuya dirección se siente más pastosa y el chasis, más seco. 

En la frenada, el Mercedes sí que da una lección: solo requiere 34,9 metros para pasar de 100 km/h a 0, mientras que su rival ha necesitado 36,6, lo que tampoco está nada mal teniendo en cuenta su peso y tamaño. 


Puesto 2: Mercedes X 350 d. 
Mercedes tira mucho de la base de Nissan. Buen motor, excelentes frenos. Alta carga útil y practicidad, interior cómodo. 

Puesto 1: Volkswagen Amarok 3.0 TDI V6. 
Con el VW nos dan ganas conducir hasta el fin del mundo. Amplio y sorprendentemente práctico. Buena combinación motor-caja del cambio.

¿Cuál es tu coche ideal?

Y además