Skip to main content

Noticia

Motor

Cómo probar un SUV sin salir de casa

SUVirtual de Citroën

Una de las consecuencias del Estado de Alarma ha sido el cese de la actividad comercial. Todos aquellos establecimientos que no son considerados servicios esenciales se han visto obligados a echar el cierre y entre ellos se encuentran los concesionarios. Ante el panorama generado por la crisis del coronavirus, las marcas se las han tenido que ingeniar para hacer frente a la caída de ventas. Comprar un coche ahora es complicado, pero no imposible gracias a la digitalización y a la realidad aumentada. Citroën es un buen ejemplo de ello: permite probar un SUV sin salir de casa.

No te pierdas: Cómo comprar un coche desde casa ante la crisis del coronavirus

La marca francesa ha puesto en marcha un sistema para facilitar la compra de dos de sus modelos: Citroën C3 Aircross y Citroën C5 Aircross. Todo aquel que quiera incorporar alguno de estos SUV a su garaje podrá reservarlos desde la web habilitada para tal fin y empezar a pagar a partir del mes de septiembre. Sobre el papel es una buena fórmula, pero es la práctica lo que se resiente porque son muchos conductores los que quieren probar el coche, ver de cerca el color de la carrocería o saber cómo quedarían las diferentes opciones de personalización.

La app SUVirtual

Es ahí donde la realidad aumentada entra en acción. La aplicación SUVirtual de Citroën (disponible para Android e iOS) permite saber cómo será tu próximo coche a tamaño real sin salir de casa y sin saltarse el obligado confinamiento: es tan sencillo como seleccionar el modelo, configurarlo y ponerlo en marcha. Literalmente. 

Tras elegir entre el C3 Aircross y el C5 Aircross, podrás escoger el color de la carrocería, el del techo y también tendrás ocasión de personalizarlo con las diferentes posibilidades. Además se puede visualizar en tres tamaños diferentes: a una escala del 25%, del 50% o a tamaño real. Cuando hayas terminado de configurarlo, el modelo se integrará en el entorno que quieras: la calle, una carretera o el salón de tu casa por pequeño que sea. Bastará con enfocar el suelo con el móvil o la tablet para que el coche aparezca, casi, por arte de magia.

SUVirtual de Citroën

Una prueba de conducción

Las interacciones no se limitan a moldear el coche elegido. SUVirtual da la posibilidad al comprador de comprobar las dimensiones del maletero o abrir las puertas para entrar dentro del habitáculo. El objetivo no es otro que reproducir de la forma más fiel posible la visita que haría a un concesionario en condiciones normales.

Incluso Citroën lleva esta experiencia un paso más allá: sus clientes podrán ponerse al volante del C3 Aircross o del C5 Aircross y conducirlos a tres velocidades diferentes como si fueran coches teledirigidos. Y si esto sabe a poco, siempre podrán solicitar una prueba real del vehículo elegido que tendrá lugar cuando todo vuelva a la normalidad. Así es comprar un coche en tiempos del coronavirus.

Y además