Skip to main content

Noticia

Cinco virtudes y un defecto del Hyundai Santa Fe 2018

Prueba Hyundai Santa Fe 2018

Para los que quieren un SUV grande.

El Hyundai Santa Fe se ha estrenado este año como cuarta generación del popular SUV grande, una nueva entrega que mejora a su predecesor prácticamente en todo. Hoy os detallamos las cinco virtudes y un defecto del Hyundai Santa Fe 2018.

VÍDEO: Hyundai Santa Fe 2018, un SUV que mejora en todo

Cinco virtudes

Estética

El Hyundai nunca ha sido un coche feo, pero los modelos anteriores palidecen ante este. El nuevo frontal es realmente llamativo, formando un escudo delantero que aúna una parrilla de grandes dimensiones, con un entramado de rombos y un acabado cromado a juego con el listón superior que la une con los finos grupos ópticos. Además, la segunda aparte de los mismos, separada y en una zona inferior, la custodia, y por debajo el paragolpes cuenta con tres entradas de aire. La zaga también destaca por el difusor de aluminio, con una salida de escape doble a la derecha, y por la pequeña franja cromada que conecta los faros en el portón.

Más espacio

Es un coche más grande: 4.700 mm de longitud, 1.890 mm de anchura y 2.765 mm de distancia entre ejes. Esto repercute en un interior más espacioso, algo clave en un coche de este tipo. La segunda fila de asientos en la más beneficiada, con más distancia libre al techo y para las piernas, aunque la tercera también mejora en este sentido. Tampoco hay que olvidarse de que maletero ha aumentado su capacidad en 40 litros respecto a su predecesor.

Ya hemos conducido el Hyundai Santa Fe 2018

Oferta mecánica

El Hyundai Santa Fe 2018 ha decidido ir a contracorriente en este aspecto: ¿qué la industria poco deja de lado el diésel a favor de los gasolina? Pues el coreano presenta una gama mecánica protagonizada por los bloques de gasóleo, algo que puede ser una buena idea en cuanto a consumos y economía dado que se trata de un vehículo de gran tamaño.

Solo hay un gasolina, el 2.4 GDI de 185 CV, mientras que los diésel son un 2.0 de 150 CV, el mismo bloque pero con 182 CV de potencia, y el tope de la gama, un 2.2 CRDi de 197 CV y 436 Nm de par, que marca un 0-100 en 9,3 segundos.

HTRAC

Aunque puede ser 4x2, lo más interesante es optar por la tracción a las cuatro ruedas potenciada por el sistema HTRAC. Éste distribuye la potencia y el par que se entrega a cada rueda de manera variable en función de la situación en cada momento y del modo de conducción que esté seleccionado.

Tecnología

Llega cargado en este aspecto, solo hay que echar un vistazo a la larga lista de gadgets que incorpora: cuadro digital, HUD, consola central de 8 pulgadas, asistente con frenada de emergencia, mantenimiento de carril, avisador de punto ciego, alerta de tráfico cruzado trasero, avisador de ocupación en las plazas traseras…

Un defecto

Siete plazas en exclusiva

Cierto es que quien se decante por un todocamino de este segmento lo hará buscando amplios espacios y la posibilidad de transportar hasta siete personas de manera simultánea, sin embargo, el hecho de que el Hyundai Santa Fe 2018 solo se comercialice en configuración de siete plazas es un punto en contra. En otros países también está a la venta con solo cinco asientos, lo que abarata el precio. A pesar de ello, se puede subsanar plegando la tercera fila.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas