Skip to main content

Noticia

F1

Alonso pide “más rendimiento” para pelear por ganar en Daytona

Alonso en el Circuito de Daytona

Fernando Alonso está contento con su adaptación al prototipo LMP2 del equipo United Autosports, pero no con el rendimiento global de éste.

Fernando Alonso ha participado este pasado fin de semana en su primer test en el Circuito de Daytona con el Ligier de United Autosports. El piloto español se ha adaptado rápidamente al coche y al trazado, pero no ha quedado demasiado contento con el rendimiento real sobre la pista.

Alonso prueba el Ligier JS P217 en Daytona

Alonso pilota un prototipo LMP2, una de las dos especificaciones que competirán por la victoria en Daytona. Frente a ellos, los Daytona Prototype (DPi), quienes por medio de la marca Cadillac se han mostrado como los más fuertes a nivel deportivo en estos tres días de test en el trazado de Florida Beach.

La aventura del español va a ser más difícil que las 500 Millas de Indianápolis, donde sí que tenía un coche y un motor competitivo y estuvo entre los candidatos al triunfo desde el principio. Aún así, estamos hablando de una carrera de 24 horas, en la que todo puede suceder.

Lo que más preocupa es ver en la tabla de tiempos de la clasificación para garajes que los ocho primeros eran prototipos DPi, lo que muestra que estos coches están bastante por delante de los LMP2. El mejor de esta última especificación fue el Oreca DC Racing de Alex Brundle. Alonso, tres puestos por detrás.

Te puede interesar: Fernando Alonso ya es todo un ídolo en Daytona

La lectura de Alonso de los test es positiva en cuanto a sensaciones y a adaptación, pero no en cuanto a rendimiento del coche con el que competirá los próximos días 27 y 28 de enero.

“Ha sido un test positivo, pero necesitamos más rendimiento”, asegura Alonso. “Ha sido una buena experiencia el probar el circuito de Daytona por primera vez. Ahora estoy mejor preparado para la carrera en cuanto a saber lo que es compartir coche. Ha sido bueno trabajar con Lando, Phil y todo el equipo”, explica el asturiano.

“Conducir de noche no supone una gran diferencia, ya que el circuito está bien iluminado. No he tenido grandes problemas con el tráfico y he tenido una gran bienvenida por parte de los aficionados americanos. Estoy deseando volver a verlos durante la carrera”, agrega.

Zak Brown, dueño del equipo y jefe de Alonso en McLaren, coincide con el español: “Ha sido un test duro”, admite Brown. “La carrera será difícil, pero es muy larga, lo que espero que nos permita mostrar las habilidades que tenemos en carreras de resistencia, algo que nos ha permitido conseguir diferentes éxitos en muchas carreras y en el campeonato europeo”, agrega.

El próximo 25 de enero se celebrará la sesión de clasificación y entre los días 27 y 28 del mismo mes, la carrera en la que tantas esperanzas guarda Brown.

Imagen: Sutton Motorsports

Lecturas recomendadas

Más de Fernando Alonso, campeón de Fórmula 1 y mucho futuro por delante