Skip to main content

Noticia

Acusan a Ferrari de rebajar el kilometraje de sus coches

Acusan a Ferrari de rebajar el kilometraje de sus coches

Un ex empleado de la firma italiana ha acusado formalmente a Ferrari de rebajar el kilometraje de sus coches para aumentar su valor de reventa. En la demanda, afirma haber sido testigo de cómo reducían a cero el cuentakilómetros de un Ferrari LaFerrari, lo que provocó que su dueño ingresara un millón de dólares más con su venta.

Te interesa: Detenidos por manipular cuentakilómetros 'a saco'

Robert Root llevaba trabajando para un concesionario de Ferrari en Palm Beach (Florida, EE.UU.) desde hace 22 años hasta que recientemente fue despedido. Según él, su marcha se debe a cuestiones de edad pero sobre todo, a que ha descubierto que Ferrari supuestamente rebaja el kilometraje de sus coches para que los propietarios y distribuidores obtengan mayores beneficios con la reventa. Una acusación muy grave, desde luego, pues en la demanda indica que Ferrari es la que autoriza esta práctica desde su sede en Maranello.

Lo cierto es que con bastante más frecuencia de la que nos gustaría te traemos noticias sobre bandas que se dedican a manipular el kilometraje de automóviles con la intención de lograr mayores beneficios con su posterior venta en el mercado de ocasión. Pero en este caso, Robert Root dice que es la propia Ferrari la que altera el kilometraje de sus coches mediante el uso de la herramienta de diagnóstico DEIS Tester, autorizando supuestamente desde su central la manipulación llegando incluso, según indica, a entrenar a su personal específicamente para llevar a cabo esta práctica.

Así suena el Ferrari LaFerrari, ¡impresionante!

Alterar el kilometraje en un turismo es ilegal, pero mientras que un coche convencional esto puede traducirse en unos ingresos adicionales de unos pocos miles de euros, la cosa adquiere una dimensión mucho mayor en el caso de los automóviles de Ferrari. En la demanda, Root afirma haber sido testigo de cómo reducían a cero el cuentakilómetros de un Ferrari LaFerrari, lo que permitió que su dueño ingresara un millón de dólares adicionales con su venta. Se trataría de Steven McMillan, que fue quien aparentemente pidió a la marca que ‘afeitaran’ el kilometraje de su LaFerrari reduciéndolo a cero, para lo que pagó una considerable suma a un empleado del concesionario.

McMillan habría tenido conocimiento de las prácticas de Ferrari de manos del propio demandante, Robert Root. Este afirma que advirtió a McMillan sobre la existencia de ejemplares de Ferrari a la venta con menos kilómetros de los que realmente deberían tener con la intención de que prestara atención a lo que compraba. Pero McMillan decidió usar esa información en su beneficio, pidiendo que redujeran la cifra de su Ferrari LaFerrari. De demostrarse finalmente que Ferrari aprueba la manipulación del cuentakilómetros de sus coches, estaríamos ante un nuevo escándalo de dimensiones épicas en la industria del automóvil, una situación que podría traducirse en cientos de demandas de aquellos clientes de la marca que crean estar afectados.

Fuente: CarBuzz, DailyMail.

Lecturas recomendadas