Skip to main content

Noticia

Detienen a 78 personas por un fraude masivo en el Plan PIVE

Detienen a 78 personas por un fraude masivo en el Plan PIVE

La Guardia Civil ha detenido a 78 personas por un supuesto fraude masivo en las ayudas del Plan PIVE. Al parecer, los acusados usaban la documentación de vehículos entregados en desguaces para la tramitación de las subvenciones, llegando a pagar 400 euros por la compra de los documentos. Investigan además a otras 29 personas.

Te interesa: Detienen a una banda que robaba en autopistas y autovías

En el marco de la denominada ‘Operación Preveo’, agentes de la Guardia Civil han detenido a 78 personas por un supuesto fraude masivo en las ayudas del Plan PIVE, mientras que otros 29 más están siendo investigados por el mismo motivo. El supuesto fraude, que comenzó a ser investigado en diciembre de 2015 tras la denuncia de un vecino de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real), consistía en la compra de la documentación de vehículos entregados en desguaces por la que llegaban a pagar hasta 400 euros y con la que, posteriormente, tramitaban la subvención del Plan PIVE.

Entre los detenidos  por el fraude del Plan PIVE hay 44 personas que obtuvieron ayudas públicas y a quienes se les imputa por estafa; 11 relacionadas con la compraventa de vehículos mediante concesionarios y talleres, que han sido imputados por estafa y falsificación de documentos; y otros 20 titulares, gerentes o trabajadores de gestorías, que han sido acusados de usurpación de identidad y falsedad documental. La mayoría de los detenidos (75) son de Ciudad Real, pero también hay de Madrid, Córdoba, Lugo, Jaén, Guipúzcoa, Guadalajara, Toledo y Almería. Además, otras 29 personas están siendo investigadas por este supuesto fraude.

Operación "Cuerda floja"

La investigación del fraude de las ayudas del PIVE se inició en diciembre de 2015 tras la denuncia puesta por un vecino de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real), que afirmó que le estaban cobrando el impuesto de tracción mecánica de un vehículo que había entregado en un desguace para su baja definitiva. La Guardia Civil se personó en el desguace y acabó detectando anomalías en la tramitación de la baja de este coche, descubriendo que había sido transferido a una tercera persona y dado de baja a los tres días. Todo ello sin el consentimiento del denunciante.

En el transcurso de esa inspección, los agentes intervinieron la documentación de más de 350 vehículos entregados en ese mismo centro para su baja definitiva, sospechando que hubieran sido utilizados para actuaciones similares a la mencionada. El Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Valdepeñas (Ciudad Real) ha sido el encargado de la operación, mientras que las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción número 6 de Ciudad Real.

Fuente: EFE, ElMundo.

Lecturas recomendadas