Noticia

A bordo

7 tecnologías que ayudan pero también molestan al conductor

Mónica Redondo

28/09/2015 - 17:12

Las tecnologías que incorporan los coches actuales ayudan mucho al conductor y aumentan su seguridad, pero en ocasiones también pueden resultar un incordio por diferentes motivos e incluso distraer. Aquí tienes 7 tecnologías que ayudan pero también molestan al conductor.

Los coches actuales están repletos de tecnologías que buscan facilitarnos la tarea de conducir, pero a veces este objetivo se ve truncado y optamos por desactivarlas. Estas tecnologías nos ayudan a ser mejores conductores, sobre todo porque aportan una mayor seguridad y confort a la conducción. Sin ir más lejos, aquí tienes algunas tecnologías que ayudan pero también molestan al conductor. Algunas de estas tecnologías hacen, incluso, que nos acomodemos y nos volvamos más vagos a la hora de conducir. Un estudio realizado por la GHSA (Governors Highway Safety Association) asegura que el uso de gadgets tecnológicos durante la conducción puede ser la causa de entre el 15 y el 25% de los accidentes. Aquí tienes algunas tecnologías que ayudan pero también molestan al conductor

1. Alerta de cambio de carril. Este asistente nos ayuda a prevenir el cambio involuntario de carril y nos avisa cuando nuestro vehículo se aproxima a las líneas viales sin activar el intermitente. Cuando la alerta detecta que el vehículo se desplaza de forma no intencionada fuera del carril, avisa al conductor mediante una señal visual, auditiva o táctil, como la vibración del volante e incluso del asiento. Estas advertencias indican al conductor que el vehículo se está desviando de su trayectoria, permitiéndole cambiar la dirección en consecuencia. Aunque es una tecnología que nos aporta seguridad, existen ocasiones en las que la alerta es demasiado sensible y actúa demasiado pronto y sin que necesariamente estemos abandonando nuestro carril. Consecuencia: con frecuencia, el conductor acaba desactivando este asistente para su mayor confort al volante.

2. Sensores de aparcamiento. Una ayuda mientras se aparca siempre es de agradecer: los otros coches, los temidos bolardos e incluso los peatones que pasan por detrás de nuestro coche son factores que dificultan el estacionamiento y que pueden acabar causando algún que otro arañazo en nuestro vehículo. Y aquí los sensores de aparcamiento resultan de gran ayuda, aunque no siempre... En ocasiones también pueden resultar increiblemente molestos con su ruidito cuando intentas aparcar por tu cuenta o, lo que es peor, cuando circulas por una calle estrecha o con peatones cerca.

3. Función Start-Stop. Vale, ayuda a reducir el nivel de emisiones, pero en ocasiones entra en funcionamiento a la más mínima oportunidad y demasiado pronto para las condiciones reales del tráfico. Sin duda, otra de las tecnologías útiles que en ocasiones se vuelven molestas para el conductor.

4. Navegador. ¿Cuántas veces nos hemos peleado con el sistema de navegación o nos ha acabado dando dolor de cabeza tanta instrucción vocal en tan poco tiempo? Y es que, aunque la mayoría de veces el GPS nos lleva con éxito y rapidez a nuestro destino, algunas veces decide darnos un tour turístico antes de hacerlo. Y si la cartografía no está actualizada..., mucha suerte. Aquí tienes cómo funciona el GPS de tu coche.

5. Control por voz. Gracias a los comandos por voz, cada son más las funciones que pueden realizarse de forma cómoda y segura: manejar el navegador, realizar llamadas desde el teléfono móvil, etc. Pero hay veces que el sistema no nos entiende y nos lleva más tiempo hacernos comprender que hacerlo manualmente.

6. Frenada automática de emergencia. Este asistente frena nuestro vehículo -o incluso lo detiene inmediatamente- si detecta una posible colisión. Sin duda un gran avance, pero también una posible molestia en algunos casos, como cuando nos tenemos que aproximar a un vehículo para adelantarlo y el sistema entra en funcionamiento de forma indeseada. Su único pero.

7. Pantallas táctiles. En teoría están para facilitar las cosas, pero a veces sus complejos menús distraen más que ayudan al conductor. En ese caso, lo mejor es pedir ayuda al copiloto.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de monica.rd

Mónica Redondo

Colaboradora

Periodista por vocación. Mis pasiones: la automoción y la información.

Buscador de coches